Crisis

El FMI sólo quiere un acuerdo transitorio con el Gobierno argentino

El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció ayer que negocia con Argentina un 'acuerdo transitorio hasta finales de 2003', según afirmó en rueda de prensa la subdirectora general del FMI, Anne Krueger.

'El nuevo Gobierno será elegido en marzo y el nuevo presidente, investido en mayo; en el tiempo que el nuevo Ejecutivo organice las cosas, estamos ya mirando a 2004', señaló Krueger.

La número dos del FMI advirtió a la Administración de Eduardo Duhalde de que una suspensión de pagos a los organismos multilaterales acarrearía sanciones.

Argentina tendrá que hacer frente en octubre a un pago de 800 millones de dólares (825 millones de euros) de los vencimientos correspondientes al FMI, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

El Ejecutivo austral tendrá que recurrir a sus exiguas reservas internacionales para hacer frente al pago. 'Si usan las reservas, continuarán al día con los organismos multilaterales y no habrá castigos económicos', declaró Krueger. La ejecutiva del FMI no cree probable un acuerdo próximo con Argentina, ya que 'hasta ahora no tienen políticas económicas que ofrezcan una forma prometedora de avanzar'.

El FMI suspendió en diciembre pasado un crédito de 22.000 millones de dólares del que aún están pendientes por desembolsar 9.000 millones.

La economía mundial

Por otra parte, Krueger afirmó que la economía global está creciendo a un ritmo más lento de lo previsto y señaló la existencia de riesgos futuros. 'Obviamente se está expandiendo, posiblemente con un poco más de lentitud de lo previsto anteriormente', dijo Krueger en la rueda de prensa. 'Obviamente hay fragilidad', reconoció ante una pregunta de los periodistas.

Si bien Krueger no dio información sobre las previsiones del Panorama económico mundial del Fondo, que se conocerá oficialmente la semana próxima, una fuente dijo que el FMI mantendrá sus predicciones de un crecimiento mundial del 2,8% para este año, aunque reducirá los de 2003, que pasarán del 4% previsto en abril al 3,7% en el nuevo informe

Por otra parte, Krueger señaló que el aumento de los créditos del FMI es mayor ahora que en el momento de la crisis asiática de 1997 a 1999, algo que ocurre a pesar de la política del presidente George W. Bush, que se opone a los rescates financieros y patrocina un menor uso de los préstamos del organismo. Una política respaldada por los máximos dirigentes del Fondo, incluida Krueger.