Laboral

Fujitsu elimina otros 2.100 empleos para reducir sus costes

El mayor fabricante de ordenadores de Japón, Fujitsu, recortará 2.100 empleos en cuatro de sus fábricas en su país de origen como parte del plan de reorganización que la compañía ha puesto en marcha para reducir costes y adaptarse al nuevo entorno de competencia.

Una portavoz de la empresa explicó que 2.100 trabajadores se han adherido al programa de prejubilaciones que Fujitsu propuso a 4.600 trabajadores y añadió que nuevos recortes de plantilla siguen siendo posibles. En marzo, los responsables de la sociedad anunciaron su intención de recortar 4.000 empleos este año, más 2.000 bajas naturales.

No es la primera vez que Fujitsu acomete un plan de reducción de plantilla, pero sí lo es que el programa afecte a Japón. Después de los recortes de empleo en Estados Unidos y en otros países de Asia realizados el año pasado, la compañía se ha visto en la necesidad de extender la medida a su mercado doméstico.

Recortar empleos en Japón sigue siendo una decisión drástica para las compañías locales y, sólo de manera muy reciente y acuciadas por la necesidad, algunas han empezado a romper la tradición de los trabajos de por vida. La caída de los precios de los chips -las ventas de la industria se recortaron un tercio el año pasado-, sin embargo, ha provocado unas pérdidas récord de 3.335 millones de euros en Fujitsu y los 22.000 despidos realizados hasta el momento por la compañía se han tornado insuficientes.