Inversión colectiva

Grandes fondos suspenden la venta a crédito

Dos de los principales fondos de pensiones mundiales han decidido terminar con la práctica de prestar acciones a los fondos de inversión de alto riesgo y han solicitado a otros rivales que sigan su ejemplo para tratar de frenar las altas dosis de volatilidad que azotan a los mercados, según declaraciones del portavoz fondo de pensiones holandés PGGM a Reuters.

ABP y PGGM, dos fondos holandeses encargados de gestionar un total de 200.000 millones de euros, esperan que esta medida, recogida por el diario británico Sunday Times, acabe con las ventas a corto. Una técnica utilizada por muchos operadores para beneficiarse con la caída de los mercados. La práctica consiste en pedir acciones prestadas, generalmente a los fondos de pensiones, con la esperanza de que éstas bajen para poder comprarlas a precios más atractivos. Es decir, la técnica consistiría en vender títulos que no tienes a 100 euros, por ejemplo, con la esperanza de comprarlos cuando caigan a 80 euros y así sacar un beneficio de 20 euros.

'Pensamos que la volatilidad debería ser erradicada del mercado. No pensamos que esta medida la eliminará totalmente, pero sí pondrá freno a la especulación', señala el portavoz de PGGM en declaraciones a Reuters. 'No hay nada malo en la especulación como tal, pero los fondos de pensiones no deberían apoyar estas prácticas' añadió.

La medida adoptada por estos dos fondos de pensiones pone de manifiesto la preocupación entre los participantes del mercado. La noticia se produce además días después de que la Comisión de Valores británica (FSA) anunciara que desea mejorar la normativa sobre las ventas a corto para fomentar la transparencia de estas operaciones. El regulador, no obstante, aseguró que estas prácticas no están detrás de las fuertes caídas que azotaron a los mercados mundiales a finales de julio.