Ecología

La UE aumentará los fondos para conservar la diversidad biológica

El último consejo europeo de ministros de Medio Ambiente bajo presidencia española se saldó ayer en Luxemburgo con la aprobación de diversas medidas relacionadas con la conservación y la seguridad biológica.

Los fondos para financiar los trabajos de conservación de la biodiversidad de la Unión Europea se canalizan a través del programa Life Nature, que atiende las necesidades de conservación de los hábitats incluidos en la Red Natura 2000. La Comisión Europea dotó el año pasado este programa con un presupuesto de 78,4 millones de euros. Aunque este año se le ha asignado un aumento considerable, puesto que tendrá casi la mitad de los 640 millones de euros presupuestados para el conjunto de los programas Life, aún parece insuficiente.

De hecho, ayer todos los países suscribieron la llamada Declaración del Teide, por la que pretende impulsar la Red Natura 2000 y se reconoce explícitamente la necesidad de dotarla de un presupuesto 'más acorde con la importancia que tiene la conservación en la UE'. El ministro español de Medio Ambiente, Jaume Matas, y la comisaria europea Margot Wallström firmaron esta declaración el pasado mayo en Tenerife.

Actualmente, el 16,5% del territorio nacional español está incluido en la Red Natura. Pero la lista de espacios naturales que el ministerio ha presentado ante la CE eleva la superficie protegida hasta un 23,5% del total en el horizonte de 2010. El retraso en los trabajos de las autoridades nacionales hace que, dos años después de su aprobación, la red sólo esté compuesta por los espacios naturales de la región macaronésica, en la que se incluyen 174 parajes de las islas Canarias. La Declaración del Teide urge la selección de las zonas de otras cinco regiones (alpina, continental, mediterránea, boreal y atlántica).

Comercio de transgénicos

Los Quince ratificaron también ayer el protocolo de Cartagena sobre bioseguridad, que establece las directrices para regular las exportaciones de productos transgénicos y su etiquetado, a fin de evitar los posibles riesgos de contaminación biológica. Así, el Consejo ha aprobado la propuesta que realizó la Comisión Europea para ratificar este protocolo, que parte del Convenio internacional de Diversidad Biológica, firmado en Montreal (Canadá) en enero de 2000.

La Unión Europea consideraba prioritario ratificar este protocolo antes de acudir a la cumbre de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, que se celebrará en agosto en Johannesburgo (Suráfrica). Hasta el momento, 110 países han firmado el protocolo de Cartagena y 20 lo han ratificado. De la UE sólo figuran España y Países Bajos. Se requiere que lo ratifiquen 50 países para que entre vigor.

Los Quince decidieron también aprobar las conclusiones que servirán de base de la futura política comunitaria para la protección integrada de la calidad de los suelos. Prospera, pues, la iniciativa que presentó sobre esta materia el ministerio español en la cumbre informal de ministros en Palma de Mallorca el pasado mes de mayo.