Suelo

Madrid logra plusvalías del 40% tras recalificar el suelo de Xanadú

La Comunidad de Madrid ha obtenido unas plusvalías del 40% -unos 1,2 millones de euros- por la compra, recalificación y posterior venta de los terrenos en los que se está construyendo el complejo comercial y de ocio Madrid Xanadú, en Arroyomolinos.

Según fuentes de la empresa promotora del proyecto, Arpegio compró por 500 pesetas (tres euros) el metro cuadrado los terrenos destinados al proyecto, para tres años más tarde revenderlos a 700 pesetas (4,2 euros) una vez recalificados. Los terrenos ya eran propiedad de la empresa que va a construir y que ha tenido que pagar una plusvalía del 40% por su propio suelo.

Según Luis Eduardo Cortés, consejero de Obras Públicas de la Comunidad de Madrid y presidente de Arpegio, el motivo de semejante operación era garantizar que realmente los terrenos se emplearían en construir un complejo de ocio ligado a una gran pista de nieve artificial y no simplemente un nuevo parque comercial que albergará además un El Corte Inglés y un Hipercor. 'Compramos el suelo y se recalificó, con lo cual varió el precio. Igualmente, dimos la opción de recomprar a Madrid Xanadú, que ha ejecutado hace unos meses', asegura Cortés.

La plusvalía no ha sido la única rentabilidad económica que la comunidad ha obtenido en la operación. La empresa Madrid Xanadú 2000, que está construyendo el complejo comercial y de ocio, ha tenido que satisfacer a Arpegio 3.005 euros mensuales durante los tres años que han transcurrido entre la venta de los terrenos a Arpegio y la compra. En total, 108.182 euros satisfechos para poder mantener el derecho de recompra de los terrenos.

La idea de construir un gran parque de ocio ligado a una pista de esquí artificial fue de Al-Jalabi Jaafar Jawad, un empresario de origen iraquí. Jawad compró la empresa Parcelatoria de Gonzalo Chacón (PGC), propietaria de una finca de 400 hectáreas en Arroyomolinos, un pueblo al sur de Madrid. El empresario, conocedor de otras pistas de esquí artificiales, pensó que sería un buen negocio construir una en esos terrenos.

Encuentro en Cannes

A su vez, The Mills Corporation, empresa estadounidense dedicada a gestionar parques comerciales en EE UU y Canadá, donde posee 13 centros, llevaba varios años buscando terrenos y negocios en Europa. Según Erick Collazo, director general de The Mills Corporation en España, entraron en contacto con Jawad en una convención en Cannes (Francia) de promotores de dueños e inquilinos de terrenos de Europa. La idea de Jawad de realizar la pista de esquí se vio completada con la de The Mills de sumarle un gran centro comercial.

Con el plan cerrado y los terrenos en propiedad acudieron a Luis Eduardo Cortés para plantearle el proyecto, que desde el primer momento despertó su interés. Pero la comunidad exigió antes de recalificar los terrenos que fuesen vendidos a Arpegio.

Fuentes de PGC declaran que la Comunidad de Madrid pagó en 1998 a 500 pesetas (tres euros) el metro cuadrado de su finca de 400 hectáreas. Junto a ésta Arpegio obtuvo otras dos. En las cuentas del Registro Mercantil de PGC de 1998, aparece una inscripción por valor de 329 millones de pesetas (1,97 millones de euros) como 'beneficios en enajenación de inmovilizado inmaterial, material y cartera de control', es decir, el valor de la venta descontado el valor de los terrenos por lo que el pago fue algo mayor. Según Jawad, el total abonado por Arpegio fue de tres millones de euros.

En nota simple del Registro de la Propiedad de Navalcarnero 1 consta que la parcela, ya de 95 hectáreas, se compró el 4 de diciembre de 2001 por parte de Madrid Xanadú, cuyo administrador es Al-Jalabi Jaafar Jawad, de Parcelatoria de Gonzalo Chacón, y el director general es Erick Collazó, de The Mills.

Según Jawad, Madrid Xanadú compró 95 hectáreas, no las 400 que vendieron en un principio, y por ellas pagó el metro cuadrado a 4,2 euros. El resto de la finca y las otras dos adyacentes que fueron compradas por Arpegio van a ser utilizados para construir 12.500 viviendas. El centro comercial, además de la pista de esquí, albergará 200 comercios, un Hipercor y un El Corte Inglés, que han comprado sus terrenos y construyen su propio edificio, cines y pista de patinaje.

Un negocio habitual en Arpegio

Según Luis Eduardo Cortes, presidente de Arpegio y consejero de Obras Públicas de la Comunidad de Madrid, en todos los casos de parques de ocio en construcción o construidos recientemente en la comunidad han obtenido plusvalías con el suelo. En el futuro Casino de Aranjuez, donde además la inmobiliaria Fadesa va a construir 3.050 viviendas, las ganancias han sido de 17,13 millones. Arpegio compró los terrenos antes de darse a conocer el proyecto y posteriormente lo sacó a concurso. El suelo le costó 18,93 millones y lo vendió, una vez recalificado, por 36,06. El caso del parque de la Warner es similar. Los terrenos se compraron a dos vecinos de San Martín de la Vega y se contabilizaron como la aportación de la comunidad al capital del Parque Temático de Madrid, en cuyo accionariado participa en un 42%. Según el Registro Mercantil, el capital desembolsado es de 124 millones, por lo que la participación de la comunidad en la Warner se eleva a 52 millones de euros.