Vivendi vende el 9% de la filial medioambiental para crecer en ocio

Vivendi Universal, la multinacional de ocio y medios de comunicación, ha vendido el 9,3% de su filial Vivendi Environment por un montante de 199.663 millones de pesetas (1.200 millones de euros). La colocación manejada por Société Générale y Deutsche Bank se ha hecho a un precio inferior en un 5,5% al de cotización.

Tras esta operación, el grupo que preside Jean Marie Messier diluye su participación en la filial que agrupa sus actividades de agua y residuos hasta el 63%.

Vivendi Environment es la propietaria del 27% del grupo español FCC. La desinversión permite a Vivendi Universal obtener una plusvalía antes de impuestos de 21.643 millones de pesetas (129 millones de euros) en sus cuentas de 2001. Estos fondos permitirán al grupo continuar desarrollando su estrategia de crecer en ocio y medios de comunicación.

En total, Vivendi ha vendido 32,4 millones de acciones de su filial a 38 euros cada una, un precio inferior en el 5,5% al del cierre del lunes. Las acciones proceden de una emisión de bonos convertibles suscrita a comienzos de este año. El 9% era el objetivo de conversión que se había marcado el grupo cuando realizó esa emisión de deuda a plazo, según Vivendi.

Como paso previo a la venta de acciones, Vivendi Environment ha aprobado una emisión de warrants (derechos de suscripción de acciones) liberada, por la que una acción de esta filial dará derecho a un warrant. Siete derechos permitirán la suscripción de una acción nueva de Vivendi Environment antes de marzo de 2006, a un precio de 55 euros por titulo, afirma el grupo.

"El momento para vender no es el mejor, afirma Frederic Sauvegran, director asociado de Dexia Securities. O bien Vivendi Universal necesita liquidez o las cosas están peor de lo que suponíamos en su negocio de agua", añade. La filial acaba de revisar a la baja sus previsiones de beneficio para este año por la coyuntura de su negocio en EE UU.