_
_
_
_
_

Sanpaolo y Cardine arrebatarán a Unicredito el liderazgo de la banca

El renovado interés del Santander Central Hispano por una gran alianza con el italiano Sanpaolo-IMI se produce en el momento más oportuno. Y es que la prevista fusión por absorción de Sanpaolo-IMI y Banca Cardine dará lugar a un nuevo coloso europeo de 211.000 millones de euros (35 billones de pesetas) de activos que arrebata a Unicredito el primer puesto en la clasificación de la banca italiana. El mercado acogió ayer favorablemente esta operación, ya que el Sanpaolo subió en Bolsa el 4%, hasta los 10,9 euros.

El renovado interés del Santander por una gran alianza en Italia con Sanpaolo-IMI, del que ya controla un 6,48%, llega en el momento más oportuno. Y es que la recién anunciada fusión por absorción del banco regional Banca Cardine con el tercer banco de Italia, Sanpaolo-IMI, dará origen a un coloso de 211.000 millones de euros (35 billones de pesetas) de activos, que arrebata el primer puesto de la banca en Italia a Unicredito, con 202.656 millones de euros de activos (33,7 billones de pesetas).

Esta posición aumenta, sin duda, el atractivo de Sanpaolo para el banco presidido por Emilio Botín, que se ha marcado como objetivo prioritario para Europa el complicado mercado italiano. De prosperar la alianza, la banca española rompería esa especie de maleficio que impide que avancen acuerdos de calado con bancos italianas. Puede poner fin, por tanto, al mal sabor de boca que dejó en la banca española el fracaso del pacto del BBVA con Unicredito el año pasado.

Pues bien, parece que al Santander se le pueden poner mejor las cosas en Italia que al BBVA. Curiosamente, este último es uno de los principales accionistas de la Banco Nazionale del Lavoro (BNL), entidad que compitió con Sanpaolo-IMI para hacerse con el control de la regional Banca Cardine.

Además, el Sanpaolo y Cardine tienen presencia en Europa del Este, región que, a su vez, tiene una especial relevancia en los planes europeos del Santander.

Con la absorción de Cardine, Sanpaolo-IMI consigue una implantación en el noreste de Italia de la que carecía hasta el momento. Se crea, por tanto, "un grupo bancario nacional con una implantación territorial, en términos de canales de distribución y de mercados único en Italia y con un gran potencial para aprovechar las ventajas de las economías de escala tanto en el ámbito nacional como internacional", según los portavoces de Sanpaolo.

Complementariedad

Entre los dos bancos emplean a más de 46.200 personas, cuentan con 7,6 millones de clientes y tienen 2.854 sucursales. El beneficio conjunto es de 1.595 millones de euros (265.385 millones de pesetas), según cifras de 2000. El nuevo grupo bancario italiano tendrá una cuota de mercado del 54% sobre el total nacional en la zona norte, del 23% en la zona centro y del 23% en el sur del país. Precisamente, la complementariedad geográfica es uno de los elementos que más ha pesado entre los argumentos que han animado a esta fusión.

Dicha complementariedad proviene tanto de las redes del grupo Sanpaolo-IMI (Sanpaolo y Banca di Napoli) como de las redes de los bancos participados o con los que existen acuerdos comerciales, como CR Firenze y CR Forlí.

Además de la complementariedad geográfica, el nuevo matrimonio permite también una fuerte complementariedad en el área de los negocios. Así, Sanpaolo tiene una destacada actividad en el segmento de gestión de patrimonios, donde Cardine tiene poca presencia y cuenta con cerca de 5.500 promotores financieros de Banca Fideuram y Sanpaolo Invest.

Cardine se beneficiará también de la red de alianzas y socios internacionales del banco turinés, como el Santander Central Hispano, que le permite aprovechar las oportunidades en mercados fuera de Europa, como Latinoamérica.

Para Sanpaolo, Cardine le aporta, sobre todo, su fuerte presencia en el noreste italiano y su especialización en negocios como el leasing y el crédito al consumo, que le colocan en una buena posición en el mercado de las pequeñas y medianas empresas que complementa el negocio del tercer banco italiano.

Además, entre ambos grupos tienen en marcha un programa de desarrollo en los países de Europa cen-tro-oriental, partiendo de una presencia ya consolidada en Hungría y Polonia. El Sanpaolo subió ayer en Bolsa el 4%.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_