Tabletas
Esta tableta con Windows 10 escanea nuestras venas para identificarnos

Esta tableta con Windows 10 escanea nuestras venas para identificarnos

Es la primera en llegar al mercado con esta tecnología

La identificación mediante sensores biométricos cada vez está más presente en la tecnología, si durante muchos años el PIN y los patrones habían sido la principal forma de impedir que alguien accediera a nuestros dispositivos, la identificación mediante sensores biométricos comienza a ofrecer cada vez más alternativas en dispositivos de serie.

Mientras que el lector de huellas se ha convertido prácticamente en un elemento imprescindible de cualquier móvil nuevo, independientemente de su gama, los lectores de iris o el reconocimiento facial están aumentando también su presencia en el mercado. Pero una cuarta tecnología acaba de llegar a las tiendas mediante una nueva tableta con Windows 10, hablamos de la identificación mediante el escaneo de nuestras venas, sí, como lo estás leyendo, y Fujitsu ha sido la primera en fabricarlo en un dispositivo de serie.

Esta tecnología ya está lista para integrarse en más dispositivos móviles

Uno de los grandes retos para integrar esta tecnología en la tableta de Fujitsu ha sido poder reducir hasta los 8 milímetros de grosor es sensor que lee nuestras venas, y que a partir de ahora podrá ser integrado en otros dispositivos móviles más pequeños. Esta tableta de Fujitsu es la Arrows Tab Q507 / P-SP, y con ella este tipo de identificación llega a un producto de serie.

tableta escáner de venas Fujitsu

El modo de funcionamiento de esta tecnología de identificación es sencillo, porque para haceerlo sólo debemos pasar nuestra palma de la mano sobre la superficie de la pantalla para que el sensor identifique el patrón de las venas de nuestra mano y nos permita desbloquear la tableta. Una vez que hemos guardado el patrón de las venas de la mano la identificación se hace de forma instantánea al pasar nuestra mano por delante, cual Jedi para usar la fuerza.

Sin duda es una alternativa muy interesante a los escáneres de iris o al reconocimiento facial, porque pasar la mano por delante de la tableta puede ser un gesto incluso más natural que ponerla delante de nuestro rostro para que nos identifique. Esta tableta de momento se comercializará en Japón, a un precio de alrededor de 700 euros.

Su hardware no es para tirar cohetes, y ofrece un procesador Intel Atom x5-Z8550 a 1.44GHz. La memoria RAM es de 2GB o 4GB y su pantalla de 10,1 pulgadas tiene una resolución Full HD de 1920 x 1200 píxeles. Incluso es resistente al agua y al polvo, aunque sin duda su principal atractivo es el escáner de venas, que seguro veremos en más dispositivos en un futuro inmediato.

Normas
Entra en EL PAÍS