Entrevista a Silvia Carpitella, directora financiera de Citi en España e Italia
“La banca necesita más mujeres directivas”

“La banca necesita más mujeres directivas”

Es una mujer directa, que se mueve bien en un sector dirigido mayoritariamente por hombres

Entre sus objetivos está incrementar la presencia femenina en los puestos de decisión

Es la responsable en España de Citi Women, una red que tiene como prioridad promover el trabajo en equipo de todos los profesionales, así como compartir experiencia y conocimiento y contribuir a que la organización sea rentable y sostenible. No es su única responsabilidad. Silvia Carpitella, nacida en Florencia (Italia) hace 52 años, es la directora financiera para España e Italia del citado grupo financiero. Una de sus prioridades ahora mismo es promover la igualdad de oportunidades dentro de la entidad, utilizando herramientas con la red de contactos, formación y liderazgo, para que las mujeres tengan una mayor visibilidad, tanto en los puestos intermedios como en el acceso a la cúpula directiva.

De las 1.800 personas que componen la plantilla en España, 130 forman parte de esta red, que desea contribuir a que Citi tenga un toque más femenino. La iniciativa no se circunscribe solamente al territorio nacional, tiene una dimensión internacional, y ya se han creado 44 redes locales en las que participan más de 9.300 empleados, además de en España, de Citi Women. Por ejemplo, en India, Reino Unido, Irlanda, República de Camerún, China, Corea, Australia, Hong Kong, Indonesia, Singapur, Argentina, Brasil, Colombia, Francia, Alemania, Hungría o Estados Unidos, entre otros.

Pregunta. ¿En qué consiste el programa de diversidad de Citi?
Respuesta. El programa nace porque a nivel corporativo, al tener presencia en 160 países, existe una gran diversidad cultural, y lo que se pretende es que el servicio que ofrecemos a nuestros clientes obedezca a un lenguaje en común con el que entendernos. Además, el 50%de nuestra población son mujeres, aunque en los niveles más altos de la compañía hay mayoría de hombres.

P. ¿Y por ello han creado la red de mujeres Citi Women?
R. El objetivo de crear una red de mujeres no es otro que contar con un foro donde intercambiar ideas, experiencias profesionales y de desarrollo, de manera que podamos contribuir a la consecución de objetivos de la compañía, que no son otros que la sostenibilidad y la rentabilidad. Es importante que se valore el capital humano de las mujeres y, sobre todo, que tengan las mismas posibilidades de desarrollarse profesionalmente.

P. ¿Por qué no hay más mujeres en puestos de alta dirección?
R. Se trata de un tema cultural, principalmente por la familia, pero también es una cuestión de actitud. Cuando tenemos la posibilidad de acceder a un puesto directivo, siempre es más fácil que los hombres levanten la mano. Esa actitud no es una cuestión de falta de talento. Las mujeres no tenemos que tener miedo a levantar la mano cuando se ofrecen este tipo de oportunidades. Es importante que las empresas sepan que cuentan con el talento femenino.

P. ¿Se trata de tejer relaciones sociales dentro de la empresa, hacer networking?
R. Yestá teniendo mucha aceptación. De 1.800 personas tenemos adscritas a la red a 130 personas en Madrid y Barcelona, casi el 10% de la plantilla. El objetivo es contribuir al desarrollo profesional de las mujeres dentro de la oficina, compartir experiencias. Para ello realizamos talleres formativos de liderazgo, de coaching, reuniones con portavoces internos o de otras empresas que nos ofrecen su visión. Por ejemplo, hemos tenido recientemente a Carina Szpilka, directora de ING en España.

P. ¿Cuántas mujeres forman parte del comité de dirección de Citi?
R. En España hay 5 de un total de 12 personas, el 40% del comité de dirección. No nos hemos fijado un objetivo de incremento, sino cómo progresar para ver cómo se puede elevar esa cifra. De todas formas, en Citi Group el porcentaje de mujeres es más alto que en otros bancos.

P. ¿Cuáles son los principales motivos para que una mujer rechace un cargo de responsabilidad?
R. Lo que más preocupa es cómo conciliar la vida personal, la familia, con las horas de trabajo, más que la responsabilidad que se vaya a asumir. Existen medidas para ayudar a la conciliación, como conectarse en remoto desde casa, para todos los empleados. De hecho, parte de la semana podemos trabajar desde casa. El banco empuja a que se tomen este tipo de medidas para que una persona pueda atender desafíos familiares y personales.

P. La banca es un sector extremadamente masculino, ¿cambiará esto algún día?
R. Es muy masculino, pero poco a poco va a cambiar. No es cuestión de que desaparezcan los hombres de las empresas, pero la banca necesita más mujeres directivas. Es importante para añadir valor, y eso se consigue con diversidad, con la suma de distintas perspectivas, de distintas voces.

"Sentía que me veían como una secretaria”

P. Usted ocupa un puesto de alta dirección. ¿Ha tenido algún impedimento para poder desarrollar su carrera profesional?

R. Lo importante es fijarse un objetivo claro, tanto de vida personal como de desarrollo profesional, e intentar cumplirlo. Yo no he encontrado obstáculos para poder ascender en mi carrera, he encontrado muchos apoyos. Y sobre todo esos apoyos han considerado que yo tenía el talento que se requería para atender un determinado puesto.

P. ¿En alguna ocasión se ha sentido extraña por compartir mesa de decisiones con hombres?
R. En alguna reunión con hombres he pensado que miraban como si yo fuera la secretaria, pero esto fue hace tiempo. Todo ha cambiado, afortunadamente. Creo firmemente, y eso es lo primordial, que las personas deben ocupar una determinada posición sobre la base del talento. La meritocracia es importante, y en Citi creo que esto se respeta y se tiene en cuenta.

P. ¿Si hubiera más mujeres en puestos de alta dirección, esta crisis económica se estaría viviendo de manera diferente?
R. Lo relevante es valorar las distintas opiniones y perspectivas. Las mujeres somos mucho más prácticas, pero debemos encontrar la solución de que todo esto sume, de que las aportaciones de todos nos lleven a tener mayores probabilidades de encontrar el éxito. Las mujeres todavía tenemos muchas cosas que cambiar.

P. ¿Hay que tener un mayor atrevimiento a la hora de asumir retos?
R. Hay que cambiar la actitud, ya que los hombres son mucho más fuertes haciendo networking, tejiendo esas redes sociales. Ylas mujeres tienen que vencer esa timidez que les impide llegar a un puesto directivo.

Normas
Entra en EL PAÍS