La compañía se ve superada por Apple, Google, Microsoft y Palm

Nokia sigue en caída libre en el negocio de los 'smartphones' en Estados Unidos

Nuevo revés para Nokia. La compañía no ha figurado en el top 5 del ranking de sistemas operativos para smartphones en EE UU durante el último trimestre de 2010. Según ComScore, RIM, Google, Apple, Microsoft y Palm superaron en este negocio al fabricante finlandés, que en el mercado global de móviles sigue anclado en el quinto puesto y perdiendo cuota.

Los números de Nokia, primer fabricante mundial de móviles, siguen sin ser positivos en EE UU, el mayor mercado del mundo. La firma ComScore reveló ayer que la compañía finlandesa se situó en quinta posición del ranking de fabricantes de móviles en este país con una cuota de mercado del 7% en diciembre, ligeramente por debajo del 7,4% alcanzado en septiembre. Nokia quedó por detrás de Samsung, líder con un 24,8% (un 23,5% en septiembre); LG con un 20,9%; Motorola con un 16,7% y RIM con un 8,5%.

Pero, lo que es peor para Nokia es que Symbian, su sistema operativo para smartphones, no aparece en el top 5 de plataformas para estos dispositivos. El ranking sitúa como líder a RIM con su Blackberry con una cuota del 31,6% en diciembre, eso sí, lejos del 37,3% de septiembre. Google con su Android es el triunfador al escalar a la segunda posición con una cuota del 28,7% frente al 21,4% de septiembre. Apple fue tercera con un 25% por delante de Microsoft con un 8,4% y Palm (HP) con un 3,7%.

Nueva reorganización

Las malas noticias al otro lado del Atlántico no hacen más que echar leña al fuego. Los comentarios sobre otra reestructuración en Nokia este viernes se han extendido. La mayoría apuntan a que su consejero delegado, Stephen Elop, va a prescindir de directivos ligados a su antecesor, Olli-Pekka Kallasvuo. La prensa alemana y The Wall Street Journal señalaban este lunes que entre los directivos que podrían dejar Nokia figuran Mary McDowell y Niklas Savander, responsables de las divisiones de Móviles y de Mercados, respectivamente. Con sus movimientos, Elop pretende cortar la sangría que Nokia está sufriendo en el área de smartphones, donde su cuota de mercado ha pasado en un año del 40% al 31%. Pese a mantenerse como líder mundial, Nokia está sufriendo la presión de grupos como Apple, Google y RIM.

En este contexto, los mercados no descartan movimientos drásticos. Como recogía CincoDías el viernes, una de las opciones que se está contemplando es una alianza entre Nokia y Microsoft, que llevaría a la compañía nórdica a apostar por Windows Phone y descartar Symbian y MeeGo (sistema creado con Intel). Según Barron's, Brian Blair, analista de Wedge Partners, afirmó ayer que Nokia ya ha estado trabajando en desarrollar móviles con WP7 en sus centros de Palo Alto y Berkeley. Pero hay más opciones. Otros rumores apuntan la idea de que Nokia empieza a usar Android, si bien la firma lo ha descartado hasta ahora.

En cualquier caso, Elop debe por recuperar credibilidad ante los inversores. Las acciones de Nokia acumulan una bajada del 62% desde 2008, que han dejado su capitalización por debajo de 31.000 millones. La empresa está siendo presionada por Moody's y Standard & Poor's, que han puesto en revisión su calificación para una posible rebaja. Esta última ha basado su decisión en la mala evolución de Nokia en smartphones.

Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft, quiere proceder a una reorganización de la cúpula directiva. Según Bloomberg, el ejecutivo pretende incluir a más especialistas en tecnología en los principales puestos directivos. Y es que en el pasado fue criticado por haber dejado los principales negocios en manos de expertos en ventas y marketing. No obstante, el grupo ya habría empezado con estos cambios puesto que tanto Robbie Bach como Stephen Elop, ex responsables de las divisiones de Entretenimiento y Empresas, respectivamente, tenían mayor conocimiento del negocio que del área tecnológica. Otra de las opciones que contemplaría Ballmer ahora es volver a nombrar un responsable de arquitectura de software, puesto que quedó vacante con la marcha de Ray Ozzie.

La duda es saber cuando podría tener lugar la reorganización. Microsoft tiene por costumbre anunciar los cambios en primavera, una vez que se han establecido los planes de nuevos productos para el ejercicio fiscal siguiente (comienza el 1 de julio).