_
_
_
_

La NASA ha dado con el fallo de la Voyager 1, y el problema es de lo más curioso

Ya hay explicación para los datos sin sentido que se están recibiendo

Espacio Voyager 1
Diseño en el espacio de la sonda Voyager 1NASA
Iván Martín Barbero

La Voyager 1, una de las sondas espaciales más antiguas que mantiene todavía en funcionamiento la NASA, ha estado enviando datos incoherentes a la Tierra -por primera vez en mayo de 2022 y, nuevamente, en diciembre de 2023-. Después de meses de investigación, los ingenieros del JPL, responsable de las misiones espaciales de la NASA, creen que han descubierto la causa de que esto se produzca… y que es de lo más llamativa por simple.

Estos creen que parte del hardware de almacenamiento en el sistema de datos de vuelo (FDS) de la sonda espacial está dañado. El problema en concreto parece ser un defecto en un chip individual que afecta la comunicación de datos. La NASA informó en una actualización que el equipo sospecha que “un solo chip responsable del almacenamiento de una parte del FDS no está funcionando”. Dado que se trata de un problema relativamente sencillo de corregir, la agencia espacial espera poder restablecer la comunicación comprensible con la sonda interestelar.

Detalles de lo que ocurre con la Voyager 1

El FDS que está fallando es el encargado de recopilar los datos de los instrumentos científicos de la Voyager, así como los técnicos sobre el estado de la sonda espacial. Luego, esta información en un solo paquete y se transmiten a la Tierra en código binario a través de la unidad de modulación de telemetría (TMU), un subsistema de la sonda. El reciente análisis del JPL reveló problemas de comunicación entre el FDS y el TMU, lo que provoca que este último envíe datos incoherentes a la misión de control en un patrón repetitivo de unos y ceros.

Voyager 1 NASA
Sonda Voyager 1Wikipedia

La causa del daño en el hardware de almacenamiento del FDS aún no está clara, eso sí. Los ingenieros creen que el chip puede haber sido golpeado por partículas energéticas del espacio o, simplemente, haberse desgastado después de 46 años en funcionamiento. A pesar del problema, solo parece afectar al tres por ciento del almacenamiento disponible y, por lo tanto, el JPL confía en que encontrará una manera de desactivar la parte dañada para restaurar la funcionalidad normal de la sonda.

Una sonda esencial para la NASA

La Voyager 1 ha sido una pieza emblemática de la exploración espacial desde su lanzamiento en 1977. En agosto de 2012, la sonda ingresó al espacio interestelar, convirtiéndose en la primera nave espacial en abandonar la heliosfera. La resiliencia de la Voyager 1 y el buen hacer de los ingenieros de la NASA para resolver problemas son un testimonio del espíritu de exploración y descubrimiento que impulsa la exploración del espacio.

Voyager 1 espacio
Voyager 1 en el espacioNASA

El descubrimiento de estos problemas de comunicación en una sonda espacial tan antigua resalta los desafíos únicos que enfrentan las misiones espaciales de larga duración. A pesar de los avances en tecnología y diseño, el entorno hostil del espacio sigue siendo un obstáculo para el funcionamiento confiable de los equipos electrónicos a largo plazo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_