_
_
_
_
_

La NASA da otro importante paso para el futuro de las misiones tripuladas

Se ha probado con éxito el rover CADRE para la carga útil

NASA rover CADRE
Imagen de los CADRE de la NASANASA
Iván Martín Barbero

Después de décadas de ignorar la superficie lunar por parte de la mayoría de las agencias espaciales, esto ha cambiado de forma radical. Ahora la NASA y algunas otras están intentando nuevamente aterrizar en el satélite natural de la Tierra. El programa Artemis, por ejemplo, tiene como objetivo el regreso a dicho lugar en los próximos años, pero en principio no será una visita rápida como la de Apolo. Por ello, se están desarrollando diferentes proyectos para conseguirlo y, uno de ellos, va por muy buen camino.

La agencia norteamericana espera sentar las bases para una presencia humana a largo plazo esta vez, y eso significa que se necesita recopilar datos sobre las condiciones lunares con tecnología moderna. Como parte de esa iniciativa, la NASA está diseñando una serie de rovers lunares semiautónomos llamados CADRE (Cooperative Autonomous Distributed Robotic Exploration). Después de construir los primeros prototipos el año pasado, ya se dispone de modelos a escala real con los que se están realizando pruebas en el Mars Yard del JPL.

Un desarrollo exitoso para la NASA

Estos equipos, alimentados por energía solar, están diseñados para ser compactos y relativamente económicos. Entre otras opciones cuentan con dos cámaras, sensores de navegación y un módulo de radar de penetración en el suelo. Con un tamaño similar al de un monopatín, estos rovers CADRE están siendo diseñados con una red de malla de corto alcance, lo que les permite cooperar para completar una tarea sin mucha supervisión humana. Y, este, es el aspecto que el JPL está evaluando actualmente.

El caso es que la NASA ha indicado que dos modelos de prueba han estado rodando por el Mars Yard durante las últimas semanas (este es el lugar para replicar la superficie de Marte, donde se han probado modelos como Curiosity, Perseverance y otros robots destinados al planeta rojo). Evidentemente, no es la Luna, pero el pozo arenoso sembrado de rocas puntiagudas también es una buena manera de probar cualquier robot que necesite atravesar la dura superficie de otro mundo.

Dado que no necesitan controladores humanos para tomar cada decisión, el equipo dejó en las pruebas que los rovers trabajasen de forma independiente. Y, por lo que se ha conocido, mantuvieron con éxito la comunicación mientras se movían en tándem. Además, pudieron dividir las tareas entre ellos y ajustar sus planes cuando se enfrentaban a obstáculos inesperados. Por lo tanto, un rotundo éxito.

Un buen avance en la exploración espacial

Llevar los rovers a la Luna puede ser uno de los mejores desafíos que ahora mismo tiene activos la NADA. Dado que estos robots están diseñados para ser exploradores avanzados, la falta de control directo es un problema que parece que está cerca de ser resuelto. CADRE apunta a que viajará a la Luna a bordo de una misión de Carga Útil Lunar Comercial (CLPS). El plan actual es enviar los rovers con Intuitive Machines 3 (IM-3) en 2025.

NASA rover CADRE
rover CADRE de la NASANASA

La mayoría de los intentos recientes de aterrizar suavemente en la Luna han fallado de una manera u otra. Intuitive Machines recientemente falló en el aterrizaje de IM-1, con problemas en el posado directo. SLIM, el desarrollo de Japón, tampoco logró un éxito debido a un fallo importante en el momento del posado en la superficie lunar. Y, adicionalmente, hay que hablar de Peregrine de CLPS, que sufrió una fuga de combustible y ni siquiera pudo llegar a la Luna. Por lo tanto, CADRE es la siguiente esperanza de la NASA que espera que operen durante al menos un día lunar -que equivale a unos 14 días terrestres-.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_