_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Gamestop se ha convertido en un mal banco

La firma recibe efectivo por encima de lo que exigen los ‘depositantes’ (los inversores), pero es poco probable que estos recuperen su dinero

gamestop
Panel de Gamestop en la Bolsa de Nueva York.Brendan McDermid (REUTERS)

El negocio real de Gamestop –vender videojuegos– no va muy bien. El otro, ganar intereses por el efectivo que le han dado, le está ayudando. Pero eso hace que se parezca más a un banco que a un minorista.

Tras una caída de años que llevó su valor a tan solo 180 millones de dólares en 2020, el valor de su acción se multiplicó por 20 a principios de 2021, hasta 80 dólares. Aunque desde entonces se ha hundido hasta los 25, su capitalización bursátil está en los 9.000 millones. Cotiza a un múltiplo de las ventas futuras de más del doble que Best Buy, un minorista de electrónica más grande cuyos ingresos también están cayendo, aunque más despacio.

La dirección aprovechó hábilmente la euforia emitiendo acciones periódicamente. Los inversores aceptaron de forma irracional, comprando una oferta de 2.000 millones a principios de junio y otra de 1.000 millones a finales de mayo. Si añadimos eso a los 1.000 millones que tenía en su balance a 4 de mayo, su pila de efectivo se ha multiplicado por ocho desde finales de 2019.

Si bien ha tratado de poner sus finanzas en orden, el efectivo no se ha usado para cambiar su negocio de forma significativa. Los costes han bajado, reduciendo las pérdidas operativas. Pero en el trimestre más reciente, las ventas de hardware y accesorios cayeron más de un 30%. Las de software, casi otro tanto. Aun así, se acercó al punto de equilibrio, en parte por los 15 millones de intereses que obtuvo de su efectivo, tras contabilizar los pagos de su propia deuda. Las pérdidas netas fueron de solo 32 millones.

Esta creciente reserva es todo un salvavidas. Suponiendo que mantenga su ritmo de consumo de efectivo operativo del último trimestre, no se agotará hasta dentro de 10 años. Mejor aún: si aparca sus nuevos 3.000 millones en bonos de EE UU con un retorno del 5%, debería de ganar otros 40 millones en intereses por trimestre. No está nada mal para una firma cuya actividad clave está muriendo.

Así, actúa como un banco, que recibe efectivo y obtiene ingresos por encima de lo que exigen los depositantes (los inversores). Los traders de acciones meme podrían estar convencidos de que lo que obtienen, en vez de un interés constante, es un billete para la próxima subida meteórica. Pero, a diferencia de con un banco real, es poco probable que recuperen su dinero.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_