_
_
_
_
La tribuna de los fondos
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Renovables renovadas sobre las cenizas del ciclo anterior

Se puede ir a la contra del mercado e invertir en compañías líderes como Acciona Energía u Orsted a precios de saldo

Turbinas de Orsted, cerca de Nysted (Dinamarca).
Turbinas de Orsted, cerca de Nysted (Dinamarca).TOM LITTLE (REUTERS)

Acaba 2023, y todas las casas de inversión se afanan en predecir lo que viene a continuación. Algunos gestores podemos enfocarnos en temas más concretos, en negocios individuales. Siempre hay algo a tiro en renta variable, y a día de hoy el menú parece especialmente amplio.

Realmente comienza un nuevo ciclo en muchos campos, y surge de las cenizas del viejo. Los tipos habían bajado hasta el cero e incluso tocaron niveles negativos. Y cuando el dinero era gratis, y hasta se quemaba en las cuentas, parecía que valía la pena poner fichas en cualquier proyecto. Invertir se transformó en un juego de la patata caliente, y lo que importaba era moverse más rápido que el de al lado para dar el pase cuanto antes, o atreverse con más deuda/apalancamiento que el anterior, etc.

Durante los últimos años, también cundió en exceso la corrección política, que fue acorralando al sentido común en muchos foros. Toda exageración comienza con alguna gran verdad. En el caso de la protección del medioambiente, el caldo de cultivo era inmejorable: todos queremos un campo más limpio, un océano cristalino y un aire más puro. Este planeta virgen que aprendimos a amar caminando por sus montañas, nadando en sus mares… para ver en primera persona lo que nos contaron Rodríguez de la Fuente, Cousteau o Attenborough era la zanahoria. Pero al mismo tiempo, la corrección política creaba el palo para el que no cumplía con lo que se propusiera desde foros científicos u otros dominados por tertulianos mucho menos rigurosos. Así surgieron regulaciones y obligaciones corporativas de todo tipo, aunque no todas realistas o adecuadas para lograr nuestros objetivos medioambientales.

La burbuja comenzó y creció en tamaño. Tantos años de estímulo político-monetario, con la zanahoria del planeta virgen y el palo de la corrección política, se combinaron en un caldo de cultivo perfecto. Los excesos por los incentivos mal diseñados dieron lugar a multitud de proyectos en desarrollo, tecnologías futuras, acuerdos marco, etc. que se vendían a precios irrisorios (elevados) a menudo sin sentido económico o industrial. Aunque, eso sí, funcionaban bien como patatas calientes en esos locos años 2010.

Ese ciclo ya es historia. Cuando la inflación se aceleró, a la salida del Covid, las políticas monetarias de tipos tan bajos se tornaron insostenibles. El péndulo de los excesos alcanzó su clímax en las industrias y proyectos renovables, entre otras áreas. Y, a continuación, ese péndulo trazó el camino de vuelta, más rápido que el de ida, y sin detenerse en el centro. Muchas compañías extremadamente sólidas se vieron arrastradas junto a las que eran poco más que humo. Las que tienen poca deuda cayeron tanto como las que morirán aplastadas por su balance. Las que tienen proyectos en marcha han sufrido como las que solo enseñan presentaciones de PowerPoint sobre tecnologías futuras.

A menudo, las compañías cotizadas han caído más que las que no lo están, por culpa de su liquidez, que cada día permite al mercado ofrecernos un punto de entrada o de salida, si lo queremos. En los últimos meses, muchos han elegido tomar la salida. Justo eso nos brinda la gran oportunidad de ir a la contra, y convertirnos en socios de compañías líderes como Acciona Energía, Orsted y algunas otras, a precios de saldo: apenas pagamos el valor de sus activos operativos, y de regalo nos llevamos también sus planes estratégicos, que el péndulo del mercado consideraba antes tan valiosos.

El nuevo ciclo es muy real y ofrece multitud de catalizadores y referencias tangibles. La disciplina en esta industria nunca había sido tan elevada. Lo evidencian las cancelaciones de licencias de proyectos fotovoltaicos especulativos en España por el atasco administrativo, los reajustes operativos de los fabricantes de turbinas, o las cancelaciones de proyectos eólicos marinos en Reino Unido y EE UU por Iberdrola/Orsted/Vattenfall, por no ser suficientes sus precios para absorber la inflación. A su vez, el cambio de tono del fondo soberano de Noruega frente a los planes de inversión renovable de BP es muy significativo, como también lo es el reajuste en renovables de Shell para asegurar la viabilidad económica.

Por otro lado, el apoyo a la energía renovable nunca ha sido tan sólido. El reciente compromiso del foro COP28 quiere triplicar la capacidad mundial en 2030 –un crecimiento dos veces más rápido que los semiconductores, con su inteligencia artificial y todo. Recientemente, unos pocos proyectos eólicos marinos en Nueva York y Reino Unido han visto drásticos ajustes al alza en sus precios para cubrir la inflación. Y unos y otros aprueban aumentos de capacidad en cables y cimientos, avanzan en la construcción de barcos instaladores, simplifican proyectos y recuperan la confianza en su capacidad de ejecución. El apetito inversor permanece, y jugadores como Pontegadea o KKR se siguen posicionando en lo que son activos reales con rentabilidades de elevada visibilidad. Finalmente, hasta la macro podría ayudar como viento de cola, si se cesan las fuertes subidas de tipos de interés.

Con la disciplina y el potencial del mercado a día de hoy, los proyectos de algunas de estas compañías de renovables vuelven a ser muy buenas inversiones. Y esas mismas compañías son incluso más interesantes que sus proyectos, por cotizar a descuento: algunas ya están en nuestro fondo.

El nuevo ciclo en renovables empieza ahora, cuando parece que solo quedan las cenizas del anterior. Ahora ya se puede. Las renovables se han renovado.

Andrés Allende es gestor del fondo DIP Value Catalyst de A&G

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_