_
_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El repunte de Unicredit es una quimera para Barclays

El banco italiano cotiza al 60% de su valor contable, frente al 40% del británico, al que le costará subir ese porcentaje

Unicredit
Sede de Unicredit, en Milán.Emanuele Cremaschi (Getty Images)

Unicredit y Barclays tienen muy poco en común, aparte de una historia compartida como dos de los bancos europeos peor valorados. Junto con Deutsche Bank y Société Générale, a menudo han cotizado a la mitad o menos del valor neto tangible de sus activos.

Este año, sin embargo, el grupo italiano dirigido por Andrea Orcel ha salido de ese ignominioso cubo de valoración, dejando atrás a Barclays. Unicredit cotiza a aproximadamente el 60% del valor contable tangible previsto, frente al 40% del banco británico. Para el jefe de Barclays, C.S. Venkatakrishnan, solo hay un pequeño resquicio de esperanza en el camino trazado por su par en alza.

El factor decisivo de la subida de Unicredit es que los inversores esperan ahora que sea mucho más rentable que hace un año. En octubre de 2022, la previsión media de los analistas implicaba que Orcel no alcanzaría una rentabilidad del 7% sobre los fondos propios tangibles en los 12 meses siguientes, según nuestros cálculos, hechos a partir de las cifras de LSEG Datastream. Ahora, proyectan una rentabilidad del 12% para los próximos 12 meses. Las cifras equivalentes para Barclays han pasado de implicar una rentabilidad de aproximadamente el 9% hace un año a algo menos del 10% ahora, un aumento mucho menor.

Hay algunos aspectos potencialmente copiables en el rendimiento de Unicredit, que podrían sugerir que Venkat también podría elevar la valoración de su banco con los movimientos adecuados. Los costes de explotación trimestrales de Orcel se han mantenido relativamente estables, a pesar de que los ingresos de su banco se han disparado debido a la subida de los tipos. Los inversores de Barclays, sin embargo, han visto a veces cómo aumentaban los gastos mientras los ingresos subían y bajaban.

Por lo tanto, tomar medidas drásticas sobre los costes parece la decisión correcta. Venkat lo entiende: hace una semana, junto con los resultados del tercer trimestre, anunció que Barclays evaluaría cómo “reducir los costes estructurales”.

Pero recortar gastos no resolverá los problemas de ingresos del banco. El grupo dijo que su margen de interés neto en el negocio doméstico del Reino Unido será este año más bajo de lo que esperaba anteriormente, del 3,05%-3,1% frente al 3,15%, en parte debido a un mercado de ahorro cada vez más competitivo, que obliga a los bancos a pagar más intereses a los depositantes. El margen de interés neto, o NIM, mide los ingresos procedentes de los préstamos una vez deducido el coste de los depósitos y otros pasivos, dividido por el total de activos que generan intereses.

Unicredit no tiene ese problema. Orcel elevó hace siete días su previsión de ingresos netos por intereses para este año, de 13.200 millones de euros a 13.700 millones. Según una fuente cercana, el banco está teniendo que trasladar a los clientes una parte menor de la subida de tipos de lo que pensaba.

Una explicación de la diferencia es que los tipos de ahorro italianos han sido históricamente más altos que en Gran Bretaña, lo que significa que los depositantes del país mediterráneo mantuvieron más de su exceso de efectivo en bonos del Estado, incluso antes de que los tipos comenzaran a subir. En el Reino Unido, sin embargo, la persistencia de tipos bajos hizo que se acumulara un exceso de depósitos en cuentas bancarias normales, dinero que ahora se mueve en busca de mayores rendimientos.

Otro problema para Venkat es que sus gigantescos negocios de trading y banca de inversión son más volátiles que los –más estables– de banca minorista y corporativa, lo que significa que los inversores tienden a asignar a Barclays un múltiplo de valoración más bajo. Unicredit demuestra que es posible que un banco europeo poco querido convenza a los inversores. Pero Barclays puede tener dificultades para hacer lo mismo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_