_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Rolex coloca una bomba de relojería para los minoristas

Su compra de la cadena Bucherer hace caer en Bolsa a Watches of Switzerland, que puede ser otra presa futura

Puesto de Rolex en una feria de relojes celebrada en Ginebra, en marzo.
Puesto de Rolex en una feria de relojes celebrada en Ginebra, en marzo.FABRICE COFFRINI (AFP)

Watches of Switzerland (WoS) está pasando un mal momento. Las acciones del minorista británico de lujo se desplomaron el viernes después de que Rolex, uno de sus principales proveedores, comprara la cadena de tiendas suizas Bucherer por una suma no revelada. Los inversores temen que Rolex empiece a vender a través de sus propias tiendas. A corto plazo, esta preocupación parece exagerada, pero el movimiento puede haber puesto fin al modelo de negocio de WoS.

Un reloj roto tiene razón dos veces al día. Pero en esta relojera intriga, Rolex y los mercados no pueden tener razón a la vez. La firma suiza insiste en que Bucherer –una cadena de más de 100 tiendas de joyería y relojería– seguirá siendo independiente. El mercado, por su parte, parece creer que Bucherer es un trampolín para la entrada de Rolex en la venta directa al consumidor. Los inversores en Watches of Switzerland, para la que los productos Rolex representan más del 50% de las ventas, son un buen ejemplo. La acción llegó a perder un 28% el viernes. Eso llevó a WoS a emitir un extraño comunicado que contenía un desmentido más contundente de la supuesta estrategia de venta directa de Rolex que el propio anuncio del grupo suizo.

El fabricante tiene buenas razones para plantearse la venta al por menor. Depender de tiendas de terceros implica un menor control sobre la ejecución de la marca y aumenta la presión de las promociones y los descuentos. Hacerlo, hay que reconocerlo, llevará tiempo. Bucherer posee poco más de 100 tiendas en todo el mundo, frente a las cerca de 200 de WoS. Además, Rolex subraya que no participará directamente en la actividad de Bucherer. En ese contexto, el desplome de WoS parece excesivo.

A la larga, empero, esas ambiciones son una amenaza para WoS y otros minoristas relojeros. Rolex podría adquirir WoS fácilmente. Tras la caída, está valorada en unos 1.400 millones de libras, o 5,3 veces el ebitda en el año hasta abril de 2025, según datos de Refinitiv. Los analistas de RBC estiman que una compra podría hacerse a un múltiplo de 9 veces, lo que implica un valor de 2.500 millones. Es una suma modesta en comparación con los 4.000 millones de francos suizos que los analistas de Vontobel creen que vale Bucherer. Los analistas de RBC estiman que Rolex generó 8.800 millones de francos suizos de ingresos en 2022. Poniendo eso en el múltiplo de 3 veces de Richemont, su par cotizado más cercano, daría a Rolex un valor de 26.000 millones de francos suizos.

Si WoS sigue cayendo, sus accionistas podrían descubrir que ser absorbidos por una Rolex dedicada a la venta directa es su mejor, y única, idea de un buen momento.

Comercios de EE UU

Mientras, los minoristas de EE UU se preparan para una dura batalla. La acción de Foot Locker se desplomó el día 23 después de que el proveedor de zapatillas recortara sus previsiones anuales de beneficios y ventas, mientras que el dueño de los grandes almacenes Nordstrom citó el día 24 un “consumidor cauteloso” y advirtió de mayores pérdidas crediticias. Los clientes preocupados por los costes tienen parte de la culpa. También los robos, y ninguno de los dos problemas mejorará.

Foot Locker culpó en parte de sus malos resultados a una “mayor pérdida desconocida”, una forma de referirse en el sector a la pérdida de inventario debida a robos y otros tipos de fraude. Dick’s Sporting Goods, que cayó 25% tras sus resultados, lo calificó de “problema cada vez más grave”. Target señaló que las pérdidas relacionadas con el hurto habían empezado a estabilizarse, tras afirmar en mayo que los bienes robados y la delincuencia organizada en el comercio minorista podrían reducir la rentabilidad de este año en más de 500 millones de dólares en comparación con un año antes.

La pérdida desconocida en el comercio minorista de EE UU, como porcentaje de las ventas totales al por menor en 2021, supuso 94.500 millones en pérdidas, un aumento con respecto a los 90.800 millones de 2020, según una Encuesta Nacional de Seguridad en el Comercio Minorista de 2022. El problema no es solo el clásico hurto por sorpresa. Las operaciones se han vuelto muy sofisticadas. Redes formadas por empleados de las empresas de logística y hasta de los propios minoristas se están organizando para robar mercancías y venderlas online, en eBay o Facebook Marketplace.

Es solo un síntoma de un mal general. Macy’s dice que la morosidad está afectando a los ingresos por tarjetas de crédito. Nordstrom declara que la morosidad, ya por encima de los niveles prepandemia, podría traducirse en mayores pérdidas crediticias de cara a 2024. Las reservas de ahorro acumuladas en la pandemia se han agotado en gran medida, según Capital Economics, y JP Morgan estima que el exceso de ahorro de los hogares, una vez ajustado a la inflación, se ha agotado, desde el pico de 2,1 billones en 2021. Los minoristas tienen múltiples frentes.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_