_
_
_
_
_
Tribuna
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Ciao, pajarito de Twitter; hola, X

El cambio de logo puede tener tanto consecuencias negativas como positivas para la plataforma, pero la empresa es consciente de ello

Elon Musk
Un trabajador quita el logo de Twitter de la sede de la empresa, en San Francisco, el 24 de julio.Godofredo A. Vásquez / AP Photo (AP)

Twitter, la popular red social de microblog­­ging, ha decidido cambiar su icónico logo del pajarito por una nueva imagen que representa una letra X. Este cambio ha generado una gran controversia entre los usuarios de la plataforma, quienes se preguntan cuáles serán las consecuencias de esta decisión.

Tras analizar las preguntas de los usuarios de internet, el mayor miedo de la mayoría es a que la empresa no sea capaz de mantener su esencia e identidad por los recientes cambios en las políticas de seguridad y en el logo. El segundo miedo más destacado es a que deje de ser una plataforma de comunicación y de libertad de expresión para todos sus usuarios.

Desde mi punto de vista profesional, este cambio de logo puede tener varias implicaciones para Twitter y su comunidad de usuarios, como que podría sufrir, durante el proceso de cambio o de transición, una pérdida de identidad. El pajarito era el símbolo más reconocido de Twitter y estaba asociado con la idea de libertad, comunicación y rapidez. Al cambiarlo por una letra X, la empresa corre el riesgo de perder su identidad original. Desde la empresa parece que se sobreentiende, se sabe, y se acepta. Este cambio puede confundirse con otras marcas que también utilizan esta letra X en su logo y, por otro lado, también es conocido el uso de memes sobre páginas X .

También puede darse el caso de que haya dificultades para identificar la marca: el nuevo logo de Twitter es más abstracto y menos reconocible que el anterior. Esto puede dificultar la identificación de la marca por parte de los usuarios y hacer que la plataforma pierda visibilidad en el mercado, pero, por otro lado, la plataforma cuenta con conocimiento para hacer frente a ello.

Existe un cambio de percepción: el cambio de logo puede afectar la percepción que los usuarios tienen de la plataforma y hacer que se sientan menos identificados con ella. Esto puede llevar a una disminución en el número de usuarios, y en la actividad en la red social, pero la realidad nos indica que el tráfico de datos desde que ha tenido lugar la redirección al dominio x.com ha aumentado. Desde el 9 de julio, las búsquedas de x.com triplican el volumen de búsquedas que twitter.com. Por tanto, los usuarios de la plataforma ya están asumiendo el cambio de marca.

Por otro lado, el cambio de logo también puede representar una oportunidad de reinventarse y de presentarse como una plataforma más moderna y actualizada. La letra X puede verse como un símbolo de innovación y de cambio, lo que podría atraer a nuevos usuarios y mejorar la imagen de la empresa. Analizando las búsquedas relacionadas con x.com, la mayor parte de usuarios preguntan qué es x.com. En los últimos días, las búsquedas de x.com en España estaban encabezadas por Canarias, Castilla y León, Aragón, Principado de Asturias y Extremadura, mientras que Andalucía, Islas Baleares, Cataluña, País Vasco y Galicia siguen buscando por Twitter.

En conclusión, el cambio de logo puede tener tanto consecuencias negativas como positivas para la plataforma y su comunidad de usuarios, pero en el entorno de x.com nada se escapa a estas implicaciones. Desde hace meses se trabaja en estrategias para minimizar los riesgos y aprovechar las oportunidades que este cambio representa para ellos.

Selva Orejón es profesora de EAE Business School

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Más información

Archivado En

_
_