_
_
_
_
Análisis
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Perspectivas del salario mínimo en España y Europa

Se ha puesto fin al nivel anormalmente bajo que tenía en España hasta hace tan solo unos pocos años

SMI
Mesa de negociación del SMI con presencia de los agentes sociales y el ministerio de Trabajo.

El gran crecimiento del SMI español en los últimos años le ha permitido recortar distancias con los países más ricos de la Unión Europea y llegar a los niveles recomendados por la nueva legislación europea.

Este artículo ofrece una visión panorámica de la política de salarios mínimos en España y las implicaciones de la nueva Directiva europea en la materia, a partir de un reciente estudio publicado por la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo, Eurofound.

¿Cómo han evolucionado los salarios mínimos? ¿Qué ha pasado en 2023? El salario mínimo interprofesional (SMI) español creció un 8% y quedó fijado en los 1.080 euros en 14 pagas anuales, o 1.260 prorrateados en 12 pagas.

Es un aumento por debajo de la media de los países de la UE (12%). Estos grandes avances tienen pocos precedentes y se explican por el intento de los Gobiernos europeos de proteger el poder adquisitivo de los salarios mínimos frente a la súbita irrupción de la inflación. España es los pocos países del continente que ha conseguido avances en su SMI en términos reales durante el último año, pues ha tenido una de las menores tasas de inflación.

Gran progreso desde 2019

Entre los 22 países de la UE que tienen un SMI, el de España está claramente por encima del de otros países del Mediterráneo y sobre todo del de los países del este. Sin embargo, sigue aún alejado de los seis países que tiene por encima, con un SMI que va de los 1.709 euros de Francia a los 2.387 de Luxemburgo.

El gran progreso del SMI español en los últimos años le ha permitido recortar las distancias con los países europeos más ricos: creció un 44% entre 2001 y 2009 (de 506 a 728 euros), sobre todo a partir de 2004; permaneció casi estancado hasta los 764 euros en 2016; y ha progresado un 65% entre 2016 y 2023, el mayor avance en Europa occidental. Si bien el SMI ya empezó a mejorar significativamente a partir de 2016, es la gran actualización en 2019 (de más del 22%) la que lleva al SMI a un aumento de casi el 50% entre 2018 y 2023.

Como consecuencia de dicha subida, los ingresos de los trabajadores más desfavorecidos crecieron mucho en 2019, y no solo los de aquellos que ganaban salarios alrededor del SMI, sino también los de muchos trabajadores por encima de él. España registró ese año la mayor caída de la desigualdad salarial en toda la UE. Por otra parte, según los estudios empíricos disponibles, esta política no tuvo un impacto muy importante en el empleo: el número de asalariados continuó creciendo en 2019 y se estima que, o bien la subida del SMI no tuvo efectos negativos significativos, o bien causó una desaceleración en la creación de empleo neto de entre 28.000 y 173.000 trabajadores, según diferentes estudios.

La Directiva europea

La nueva Directiva europea sobre salarios mínimos adecuados fue aprobada a finales de 2022 y debe ser ahora transpuesta a legislación nacional por todos los países de la UE27. La UE no puede determinar los salarios mínimos, que son de competencia estrictamente nacional, pero sí refuerza la importancia política de este instrumento y pretende que los salarios mínimos se fijen de forma más transparente y objetiva.

Se pide a los Estados miembros que evalúen la idoneidad de los SMI cuando decidan sobre sus actualizaciones anuales de acuerdo con un conjunto de criterios estables y claros. Entre ellos: el poder adquisitivo de los salarios mínimos; el nivel general de los salarios y su distribución; la tasa de crecimiento de los salarios; y los niveles y evolución de la productividad nacional a largo plazo.

Se pide que los salarios mínimos se actualicen de manera regular y oportuna, aunque para hacer frente a la inflación el ajuste será también competencia de cada país. Como la mayoría de ellos, España no dispone de una indexación automática que revalorice su SMI en función de la inflación (como Bélgica o Francia). Con la entrada en vigor de la Directiva, tal vez más países decidan utilizar ciertas fórmulas o indexaciones automáticas para decidir los niveles del SMI.

Idoneidad

Entre los posibles criterios para valorar si el SMI tiene un nivel relativo adecuado, se sugiere compararlo con el nivel general de los salarios y su distribución en cada país mediante el uso de valores de referencia indicativos. Los más usados a nivel internacional establecen que los salarios mínimos en cada uno de los países de la UE deberían alcanzar al menos el 60% del salario mediano, o el 50% del salario medio.

La evolución de la relación entre el SMI y el salario medio (índice de Kaitz) refleja claramente el progreso del SMI español en los últimos años y su adecuación a los estándares de nuestros vecinos europeos. En 2008, el SMI representaba solo el 35% del salario medio, muy alejado de los niveles relativos en otros países europeos. Este nivel relativo tan bajo no comenzó a mejorar hasta 2016 y, sobre todo gracias al gran aumento en 2019, el SMI alcanzó casi el 50% del salario medio en 2020.

Según fuentes estadísticas nacionales, el SMI ha alcanzado un nivel del 60% del salario neto medio en 2023, que era precisamente el mandato que recibió la comisión asesora para el análisis del salario mínimo creada en 2020 y que ha guiado las propuestas del Gobierno para las actualizaciones del SMI hasta este año.

Se trata de un nivel incluso superior al sugerido en la Directiva europea. Esto significa que el nivel actual del SMI es aproximadamente el que le corresponde en función del salario medio en España, pues la relación entre ambas variables es ahora más comparable a la que existe en los países europeos de nuestro entorno. Se ha puesto fin al nivel anormalmente bajo que tenía el SMI español hasta hace tan solo unos pocos años.

Carlos Vacas Soriano es investigador en Eurofound y colaborador de Agenda Pública

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Más información

Archivado En

_
_