_
_
_
_
_
Las claves
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El milagro que busca la UE, y la última frontera del arte

La inversión verde a la que aspira Bruselas necesita algún truco

Instalaciones de energía solar y eólica
Instalaciones de energía solar y eólicaGETTY

Occidente en general, y Europa en particular, quieren conseguir el más difícil todavía: aumentar la inversión ecológica para satisfacer sus objetivos autoimpuestos (aunque también, en buena medida, poco evitables por la mengua de los combustibles fósiles) sin incrementar aún más la deuda soberana, ese pozo sin fondo al que los países van lanzando todo el gasto que necesitan para mantener el nivel de vida nominal de los ciudadanos, y, de paso, mantenerse en el poder (aunque acaben perdiéndolo igualmente, quizás un poco más tarde). El truco sería un poco el de siempre: que el dinero público ponga las bases de los proyectos y el que acabe haciendo el esfuerzo sea el capital privado.

El desarrollo y la innovación tecnológicas ayudarán a que el cambio de paradigma energético sea algo menos traumático, pero, a falta de algún milagro, el problema fiscal de países como España o Francia solo podrá solucionarse si se afronta el embarazoso hecho de que las condiciones actuales del Estado del bienestar y la pirámide de población son incompatibles entre sí.

Las letras del Tesoro empiezan a conquistar la ‘reventa’ entre los particulares

El de las letras del Tesoro era hasta hace poco un mercado más bien aburrido, funcionarial, de inversores conservadores que las mantienen hasta el vencimiento y no se complican la vida. Pero ante la falta de alternativas fiables en la Bolsa, y la resistencia de los bancos a subir los intereses de los depósitos, ha adquirido un atractivo inusitado entre los particulares, que se están apuntando al mercado de reventa, es decir, el secundario. De los 35 millones en letras que poseían en agosto, han pasado a 7.613 millones. Definitivamente, las canciones de Hernández Cos y los gobernadores se han vuelto comerciales, y ahora también llenan conciertos.

Los fondos de infraestructuras se expanden a las aulas

La educación concertada explotó en los años ochenta como un parche para la falta de escuelas públicas ante el boom de niños, pero se ha vuelto algo estructural. Algo parecido sucede con la sanidad concertada, ante los problemas de la pública. La familia Abarca Cidón tiene negocio en ambos sectores, aunque podría vender su participación en la cadena de colegios concertados Educare al fondo Asterion, especializado en infraestructuras. Sí, infraestructuras: aunque la definición de ese concepto empieza a ser líquida, con Brookfield Infraestructure Partners, por ejemplo, comprando el arrendador de contenedores Titon. Parece, al menos, que la educación –concertada, es decir, con apoyo del Estado– resiste al declive de la economía.

La frase del día

“Mientras Ucrania mantenga OTP [el mayor banco húngaro] en su lista negra de mecenas de la guerra, no podemos apoyar nuevos sacrificios económicos por parte de la UE y sus miembros. Lo mismo vale para las sanciones. Hemos tenido bastante”

Peter Szijjarto, ministro de Exteriores de Hungría

El arte supera la última frontera del mercado: la Bolsa

A los puristas del arte puede parecerles digno de anatema, pero quizá a Salvador Dalí (André Breton le dedicó el anagrama Avida Dollars) o a Pablo Picasso no les parecería especialmente escandaloso, más bien lo contrario, que sus obras salieran a Bolsa y cualquier inversor pudiera comprar participaciones de 100 euros. Para el accionista, no deja de ser una opción más, quizá incluso con algo más de implicación emocional que el típico fondo de inversión del que se desentiende habitualmente. Desde el momento en el que el arte se compra y se vende en la plaza pública, resulta un ejercicio inú­til extrañarse de su mercantilización; pero también produce cierta melancolía asumir que pocas cosas quedan ya, quizá solo el cariño verdadero, fuera de las transacciones utilitaristas.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Más información

Archivado En

_
_