_
_
_
_
_

Los neobancos y las gestoras presionan a la banca en la cuenta atrás para ofrecer criptos de manera masiva

Los otros jugadores del sector financiero deciden adelantarse a las grandes entidades en el lanzamiento de oportunidades de inversión en bitcoin y otros activos digitales

criptomonedas
El mural "Niña con bitcoin" en una calle del centro de Palma de Mallorca, a mediados de abril de este año.John Keeble (Getty Images)
Leandro Hernández

Poco más de siete meses para tomar ventaja. Este parece ser el margen de tiempo previsto por una multitud de actores del sistema financiero, especialmente bancos digitales y gestoras, para hacerse su espacio en el criptomundo y convencer a sus clientes de apostar por el bitcoin. El tiempo corre para el sector, que ve estos meses como una ventana de oportunidad antes de que la gran banca lance su oferta, algo que se espera suceda inmediatamente tras la entrada a vigor del reglamento europeo MiCA, el próximo 30 de diciembre.

“Hemos pasado del miedo y la apatía al interés. Todas las entidades, desde los gigantes hasta las más pequeñas, ya están analizando cómo ofrecer servicios, especialmente de inversión, a sus clientes”, apunta Rubén Ayuso, uno de los responsables del fondo de criptomonedas de la gestora A&G. “Fuimos el primer banco del mundo en lanzar un fondo cripto, pero sin duda habrá más”, agrega Román González, el otro manager del vehículo de inversión presentado en julio del año pasado y que invierte en productos cotizados en Bolsas europeas que replican los rendimientos de monedas como bitcoin y ethereum. Con un patrimonio gestionado de 8,5 millones de euros, ambos responsables del fondo — limitado solo a inversores profesionales — creen que el “genio ya ha salido de la lámpara”. Por lo pronto, en abril de este año, Renta 4 decidió competir con un ‘hedge fund’ especializado en activos digitales, que además incorpora a los clientes de gestión discrecional de carteras.

En particular, desde A&G apuntan a lo que ya están haciendo colosos del sector como BlackRock, que están presionando a los fondos de pensiones a colocar pequeños porcentajes de su patrimonio en criptoactivos. “Para el constructor de cartera este es el activo soñado, con un potencial de revalorización muy alto y con una correlación prácticamente cero con el resto de activos”, resalta Ayuso. Para Ayuso, la clave para el criptofuturo pasa por el desarrollo de nuevas opciones sencillas de inversión: “La apertura de fondos como el nuestro o los ETF en Estados Unidos lo que hacen es abrir canales de distribución, que funcionan como autopistas. Los coches aún son pocos, pero van a venir”, comenta de forma decidida.

Román González y Ruben Ayuso, gestores de A&G al frente del fondo Criptomonedas FIL,
Román González y Ruben Ayuso, gestores de A&G al frente del fondo Criptomonedas FIL,Pablo Monge

Sin embargo, la masificación de la criptoinversión también pasa por la oferta de productos a través de los canales que los usuarios ya utilizan de forma diaria. En este sentido, los bancos digitales, con más de nueve millones de clientes en España han sido los primeros en ofrecer servicios de compra y venta de monedas digitales en sus plataformas, demostrando la “curiosidad” por este tipo de activos. Revolut y N26, que en total superan la barrera de los cuatro millones de cuentas locales, ofrecen servicios de compra y venta de monedas para sus usuarios, en un esfuerzo por mantenerlos dentro de su propio ecosistema y se vuelquen a otras plataformas de inversión distintas.

Por su lado, Openbank se posiciona como el banco digital español que ofrece las alternativas más sencillas de criptoinversión. La alternativa del Grupo Santander ofrece en su plataforma de inversión 13 productos negociados (ETP) que cotizan en la Bolsa alemana. Algunos de estos productos ofrecen exposición a empresas relacionadas con el mundo cripto, como Coinbase o Nvidia, mientras que otras como el 21ShareS Bitcoin invierten directamente en criptoactivos si necesidad de registrarse en un exchange. Además, los clientes de la entidad pueden acceder a otras alternativas que van más allá de bitcoin, como el 21Shares Cardano, que replica los cambios de ADA, la décima moneda digital en términos de capitalización. Antes de proceder con la inversión, la entidad igual envía una alerta de complejidad que alerta al usuario que se trata de un “Producto financiero que no es sencillo y puede ser difícil de comprender”.

A esto se suman otros jugadores que operan en el ecosistema local, en general con autorizaciones de otros países del espacio comunitario, como Nebeus, Vivid Money, BNext o Monzo. Estas entidades suelen ofrecer, junto con su caja de ahorros y su tarjeta de débito, la posibilidad de adquirir las principales criptomonedas.

Otros jugadores del ecosistema digital aún se muestran cautos, alineados con la banca tradicional. Algunas fuentes del sector destacan que, si bien tienen la capacidad técnica de ofrecer el producto, no consideran que haya una fuerte demanda general por parte del público español. Y, al igual que las grandes entidades financieras, están preocupadas por la consecuencia que ofrecer este tipo de activos de inversión puede tener para su reputación. “Si contratas un producto clásico de inversión, sabes cuáles son los roles específicos: quien lo comercializa, quien lo gestiona... En el mundo cripto, el marco regulatorio y la pedagogía no dejan en claro quién hace cada parte, lo que hace posible que, ante una mala experiencia, el cliente eche la culpa a su banco”, comentan desde una fintech a CincoDías.

Movimientos de la banca

Todos los actores, desde los bancos tradicionales hasta las empresas ‘fintechs’ repiten la misma explicación: la clave está en no perder al cliente y que no traslade sus ahorros a su entidad. Aunque nadie prevé que un éxodo masivo de consumidores, para las entidades más pequeñas cualquier fuga de depósitos puede suponer un fuerte golpe en un contexto de competencia al alza. “Cuando la regulación llega, no hay excusa para seguir mirando a otro lado”, sostiene Aurora Cuadros, directora corporativa de Security Services de Cecabank.

En este sentido, el banco mayorista Cecabank anunció esta semana su alianza estratégica con la firma Bit2Me. Además de hacer pública su entrada como accionista de la firma cripto, aunque sin dar demasiadas precisiones sobre esta participación, el trabajo en conjunto busca simplificar la solución tecnológica para que las entidades que deseen puedan adoptar soluciones de compra y venta de monedas digitales. “Con nuestra API (un código intermediario entre diferentes sistemas), estamos facilitando el acceso seguro y eficiente al ecosistema cripto para bancos”, subraya Leif Ferreira, consejero delegado de Bit2Me.

Desde Cecabank apuntan, a diferencia de otras firmas del sector, que la demanda existe, por lo que es necesario dar una respuesta proactiva basada en la seguridad y la confianza. En ese sentido, MiCA agrega un nuevo marco de seguridad jurídica que deja a los grupos financieros en una situación de mayor fortaleza para agregar este servicio a su oferta.

Un punto en común entre todas las partes del mercado está en que, más allá del perfil de cliente al que apunte, las criptomonedas siempre son consideradas como una forma de ahorro y no como un método de pago. En ese sentido, parece fortalecer el consenso de los analistas alrededor de los altos costes para reemplazar las monedas tradicionales por bitcoin o ether, lo que hace imposible una adopción masiva.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Leandro Hernández
Periodista económico. Interesado en entender más de criptoactivos, transformación digital y energía. Se incorporó a este periódico en 2022 después de haber trabajado en diferentes países de América Latina y en Estados Unidos. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella (Argentina), y el Máster de Periodismo UAM-El País.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_