_
_
_
_

El tramo minorista desaparece de las salidas a Bolsa europeas

Francia, el único país que obligaba a las OPV a dedicar acciones a los pequeños inversores, acaba de eliminar el requisito. Los estrenos de Puig y CVC han sido exclusivos para institucionales

Laura Salces
MADRID, 22/04/2024.- Varios paneles y monitores muestran en el parqué madrileño la evolución de la Bolsa española este lunes. EFE/ Ana Bornay
MADRID, 22/04/2024.- Varios paneles y monitores muestran en el parqué madrileño la evolución de la Bolsa española este lunes. EFE/ Ana Bornay Ana Bornay (EFE)

Los tiempos en los que José Luis López Vázquez gritaba ¡Matilde, ya tienes tus telefónicas! para animar a los pequeños ahorradores españoles a participar en la ampliación de capital de Telefónica en 1967 ya pasaron y tras ellos, el tiempo del inversor minorista en las salidas a Bolsa.

La participación del inversor retail en los debuts bursátiles pasó a la historia impulsado motivado por capítulos de la historia financiera reciente como las preferentes, la salida a Bolsa de Bankia o el escándalo de Gowex. Los debuts en Bolsa han dejado de ser, en puridad, ofertas públicas de venta (OPV), dado que para ello deben de contar con un tramo específico para inversores cualificados y otro para los minoristas, dentro del que puede haber un apartado específico para la plantilla de la empresa.

Poco a poco las salidas a Bolsa fueron reduciendo el apartado dedicado a los pequeños inversores, al que tiempo atrás se llegó a destinar hasta un 30% de la colocación, tal y como sucedió en 1999 con la primera incursión en el parqué de Parques Reunidos. El último gran debut en Bolsa que contó con la participación de los pequeños inversores fue el de Aena, en 2015. La privatización parcial del gestor de aeropuertos español contó con un tramo específico para el inversor retail que supuso el 5,7% de toda la colocación. Los pequeños inversores se tuvieron que repartir un paquete de 3,8 millones de acciones y logró una fuerte demanda: se superaron las 140.000 peticiones. Desde entonces, solo el estreno de OPDE ha tenido un capítulo específico para el pequeño inversor: a él se destinó el 4% de los 200 millones que colocó la empresa de energías limpias en el mercado en julio de 2022.

La escasez de oferta de papel para el pequeño inversor va más allá en el tiempo: desde 2010 solo otros tres debuts han tenido un apartado específico: Bankia, Banca Cívica y Enel Green Power, y ninguna de tales valores cotiza como tal en la actualidad. Bankia se fusionó con CaixaBank; Banca Cívica se acabó integrando también en CaixaBank después de cotizar solo entre 2011 y 2012, y la filial verde de Enel fue excluida de cotización en 2016, seis años después de su debut.

Desde el mercado justifican la ausencia de tramo minorista en las salidas a Bolsa por el aumento de costes y tiempo que supone en los procesos de colocación. Así, en el caso de Aena fueron precisas tres semanas desde que la CNMV aprobó el folleto de colocación hasta que comenzó a cotizar, mientras que Puig solo ha necesitado dos semanas. A ello se suman además las reticencias que viene mostrando la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En el caso de OPDE, los minoritarios que acudieron a la salida a Bolsa tuvieron que dejar constancia explícita que habían leído el folleto de la colocación y entendido los posibles riesgos.

En el gestor de la Bolsa española, BME, reconocen que la falta de tramo minorista está entre las causas de la baja participación de los hogares en la Bolsa española, junto con el creciente peso de los fondos de inversión y el auge entre los inversores de los activos no convencionales. Según un informe publicado el pasado mes de octubre, los inversores minoristas controlaban en 2022 el 16,2% de las acciones españolas, la segunda cifra más baja de la serie histórica.

Las salidas a Bolsa se han convertido en los últimos años en coto de inversores cualificados, una situación que se replica no solo en España sino en el resto de Europa, donde la última gran salida a Bolsa con tramo minorista fue la de Porsche, en septiembre de 2022, que destinó un 7,7% de la colocación a este tipo de inversores. Entre las colocaciones de este año la suiza Galderma y la alemana Douglas sí que han contado con un pequeño tramo dedicado a los pequeños inversores, mientras que CVC ha sido exclusiva para institucionales.

Con todo, la excepción hasta la fecha era el mercado francés, donde las empresas estaban obligadas a incorporar un tramo minorista, si bien una reciente modificación ha acabado con esta norma. La autoridad financiera francesa, AMF, decidió en marzo eliminar la obligación de incluir un tramo minorista de al menos el 10% para todas las empresas que solicitaran cotizar en el mercado regulador de Euronext París. Una condición que, según reconoció el supervisor, exigía a los emisores ofrecer al pequeño inversor durante al menos seis días hábiles los títulos, lo que hacía las operaciones más complejas y había impulsado las críticas de no pocas empresas con aspiración para debutar en la Bolsa francesa en los últimos años. En caso de que los inversores minoristas no cubrieran ese porcentaje mínimo, el emisor podía destinar esas acciones a los inversores institucionales.

Menos de un mes después de esta decisión se ha producido la colocación en Bolsa por parte de la firma de capital riesgo Ardian de la compañía de software Planisware, el primero sin tramo minorista en la Bolsa francesa. “Existe el riesgo de que los proyectos de salida a Bolsa previstos en París se ejecuten en Bolsas extranjeras, privando así a los inversores minoristas de oportunidades de inversión en el mercado Euronext París”, justificó AMF.

El supervisor galo se ha dado tres años para evaluar la retirada de la obligación del tramo minorista en las salidas a Bolsa y ha asegurado que realizará un estudio detallado para evaluar los efectos y consecuencias prácticas de la medida.

Se busca pequeño inversor

La crisis que azota a la Bolsa británica, afectada tanto por la caída de los volúmenes de negociación -mantra del resto de Bolsas europeas-, como por la fuga de empresas a cotizar en Estados Unidos, ha llevado al Gobierno de Reino Unido a replantear una estrategia para fomentar no solo las salidas a Bolsa en la City, sino también por aumentar la masa de inversores minoritarios. Para favorecer al inversor retail, se plantean eliminar parte de la herencia de la aplicación de Mifid 2, especialmente la que restringió el análisis de valores, y que afecta en especial a las pequeñas y medianas firmas. “Sin acceso a los mismos análisis que los inversores institucionales, demasiados inversores minoristas dependen de fuentes de información como los grupos de mensajería”, comenta un informe realizado a instancias del Ejecutivo londinense.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Laura Salces
Es jefa de sección de Mercados/Inversión de Cinco Días, donde ha ejercido la mayor parte de su trayectoria profesional. Entre 2017 y 2020 coordinó también la sección de Economía y previamente estuvo especializada en empresas turísticas.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_