_
_
_
_
_

Acciona encaja una avalancha de rebajas de valoraciones y pone rumbo a su peor mes en 11 años

Las acciones de la compañía caen a mínimos de noviembre de 2020

Evolución de Acciona en Bolsa
Gema Escribano

Acciona no consigue frenar la sangría en Bolsa. En la jornada previa a la publicación de las cuentas, la compañía ha cedido un 3,79% y sus acciones caen a mínimos desde noviembre de 2020, un periodo marcado por la pandemia. La caída de los precios energéticos y la persistencia de los tipos altos, dos factores que han motivado tanto la caída de la acción como una rebaja generalizada de los precios objetivos. En febrero, mes en el que la compañía va camino de firmar su peor balance en 11 años, hasta cinco firmas de análisis han revisado a la baja sus valoraciones. Esto ha contribuido a que Acciona baje un 16,59%, descensos que en el año se amplían al 24,8%.

Intermoney ha sido una de ellas. La semana pasada, la firma de análisis recortó la valoración un 12,2%, hasta los 215 euros por acción. Eso sí, aun con rebaja incluida, los expertos le otorgan un potencial de revalorización del 114,5%, superior al nada desdeñable 61% que le concede el consenso de Bloomberg, que fija como techo los 161,5 euros por título. Desde Intermoney consideran que el castigo que están recibiendo la matriz y su filial (Acciona Energía baja un 30% en el año) por el endurecimiento monetario es excesivo. Aunque en las últimas jornadas los inversores han empezado a poner en duda la capacidad de crecimiento de la división energética, los analistas de Intermoney señalan que las previsiones recogidas por la compañía eran demasiado optimistas. Los expertos daban por descontado que la empresa no cumpliría con los objetivos. Aunque la división energética no alcance las expectativas, los analistas destacan que otros negocios, en especial el de la construcción, ha continuado expandiendo ingresos y márgenes en los últimos trimestres.

Mirabaud ha sido otra de las firmas de análisis que han metido la tijera. Sus expertos rebajan de 202 euros a 150 el precio objetivo. A la debilidad del negocio energético, que aporta entre el 50-60% del ebitda del grupo, se suman las expectativas de un incremento de la deuda. Las previsiones que manejan desde la firma apuntan a un pasivo de 7.000 millones a cierre de 2023. Como ya han demostrado las últimas crisis, la disciplina financiera siempre es aplaudida por los inversores, pero cobra una mayor relevancia en momentos de tipos altos como el actual. Después de la euforia que recorrió los mercados en la recta final de 2023 y que ayudó a las renovables y firmas más endeudas a maquillar e incluso borrar las pérdidas de meses anteriores, en el arranque de año el reajuste de las expectativas ha sido un jarro de agua fría. La resistencia que siguen mostrando los precios y la solidez del mercado laboral crean las condiciones propicias para que los bancos centrales mantengan tipos altos durante más tiempo.

Junto a Mirabaud e Intermoney, Kepler Creuvreux y Alantra siguieron los pasos dados por Citi y Barclays que ya en la recta final de enero aprovecharon la incertidumbre para ajustar sus valoraciones. Los expertos de la entidad estadounidense son los que se muestran más escépticos con la cotizada y fijan como precio objetivo los 117 euros, una de las valoraciones más bajas del mercado. La entidad señala en su último informe que la caída de los precios de las materias primas se traduce en una rebaja significativa de las previsiones para Acciona Energía y la consiguiente caída del beneficio por acción de la matriz.

A la espera de que Acciona haga públicas sus cuentas mañana al cierre del mercado, Eduardo Imedio, analista de Renta 4, señala que el pobre desempeño de Acciona en Bolsa se debe al negativo comportamiento de la filial energética. Como apunta el experto, el precio del gas ha comenzado el año con fuertes descensos. Una caída que se origina en unos niveles de inventarios muy altos en Europa fruto del inverno suave, la caída de la demanda industrial, la recuperación de la producción hidroeléctrica y la generación récord de las energías solar y eólica. “La consecuencia de todo esto está siendo una fuerte reducción de precios de la electricidad. Normalización que antes se preveía no antes de 2027″, remarcan.

El pobre desempeño de la filial energética crea las condiciones propicias para que los bajistas redoblen su apuesta para sacar partida de las caídas. Esto es la razón por la que Millenium IM ha aflorado una posición corta sobre el 0,68% del capital de Acciona.

A pesar de este sombrío panorama, el 58,8% de las firmas de análisis que siguen al valor aconsejan comprar acciones de la firma, el 35,6% que recomienda mantener en cartera y solo el 5,9% opta por la venta.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_