_
_
_
_
_

La remuneración del ahorro en España “se intensificará en los próximos meses”, según Funcas

Indica que la mejora de la rentabilidad de las cuentas y los depósitos se producirá conforme el BCE vaya retirando liquidez

Dinero euros

El crecimiento de la remuneración de las cuentas y los depósitos bancarios en España se está acelerando y “se intensificará en los próximos meses”, según la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), que indica que la mejora de la rentabilidad del ahorro se producirá conforme el Banco Central Europeo (BCE) siga retirando liquidez” y supondrá la reducción de la brecha con el resto de Europa.

La última edición de los ‘Cuadernos de Información Económica’ de Funcas, publicada este miércoles, constata que la velocidad a la que los bancos españoles han incrementado la retribución de los depósitos está por detrás de la de otros países, y explica que la mayor tardanza en España se debe, “al menos en parte”, a la abundancia de liquidez proporcionada por el propio BCE durante los años previos a la crisis de precios actual (cuando los tipos estaban por los suelos), que ha reducido los incentivos que tenía la banca para incrementar los intereses de los depósitos. Otros factores a tener en cuenta son la escasa competencia, la apuesta por otros productos como fondos de inversión o la desconfianza de los clientes a la hora de trasladar el dinero a bancos más pequeños, que son los que ofrecen mayores rentabilidades.

Según las estadísticas del BCE, la remuneración media de los depósitos a plazo en España era del 2,31% en agosto, frente al 3,03% de la media de la eurozona. No obstante, la brecha se estaría cerrando poco a poco. “Y este proceso se va a intensificar en los próximos meses conforme el BCE vaya retirando liquidez”, apunta Funcas.

De acuerdo con los últimos datos disponibles en el Banco de España, el tipo medio de las nuevas operaciones de depósito lleva tres meses por encima del 2,3% frente al 0,67% de comienzos de 2023. En las cuentas a la vista, el rendimiento ha pasado del 0,06% en enero al 0,13% actual. En países como Francia, Bélgica e Italia, los depósitos ya rinden más del 3%.

La diferencia actual entre la banca española y europea es consecuencia, “en parte”, de un entorno financiero particular, ya que la banca española ha reforzado “sustancialmente” sus colchones de liquidez tras las crisis financieras, lo que ha desincentivado que ofrezcan una mayor rentabilidad por los depósitos de su cliente.

En este sentido, Funcas explica que el incremento de la liquidez de la banca española ha hecho que los depósitos no hayan contribuido “en general” a aumentar los márgenes bancarios “y esta falta de rentabilidad se ha reflejado en su retribución”. “El incentivo de los bancos para captar depósitos en este entorno ha sido débil”, apostilla el artículo.

Al mismo tiempo, tras el intenso saneamiento y venta de activos deteriorados de la crisis financiera, las entidades españolas han tenido menor necesidad de financiación que sus competidores europeos, ante un crecimiento “significativamente más moderado” de su crédito y balance. Asimismo, en los últimos años los ahorradores españoles que buscaban una remuneración han apostado por otros productos como fondos de inversión o inversión directa, “en buena parte, ofrecidos por la propia banca”.

“En definitiva, el entorno monetario explica, al menos en parte, el comportamiento de la retribución de los depósitos, con independencia de las condiciones de competencia”, concluye Funcas, que señala que ahora “el escenario de liquidez abundante está dando paso a otro de escasez”. “La inflación que trajo la guerra de Ucrania, junto otros acontecimientos geopolíticos, y las tensiones pospandemias en las cadenas de suministro han obligado a los bancos centrales -aceleradamente- a cambiar su política de tipos de interés y a ir retirando los instrumentos de liquidez extraordinaria. En ese nuevo entorno cabe esperar, como consecuencia, una aceleración en la traslación de tipos. La evidencia sugiere que esa aceleración ya se está produciendo”, añade el artículo.

Financiación

Por otro lado, y también sobre la evolución reciente de los tipos de interés, la fundación recordó que no solo afecta al ahorro sino también a la financiación. En este sentido, indicó que las hipotecas son el reflejo más palpable del cambio en los costes de financiación y que, tras un año y medio de tensionamiento de tipos de interés y un repunte acumulado superior a 4%, su traslación ya se ha materializado en la práctica totalidad de las contratadas a tipo variable (dos tercios del total de hipotecas vivas).

En este contexto, la cancelación anticipada de deudas ha emergido como alternativa a la rentabilización del ahorro, sobre todo para las hipotecas a tipo de interés variable. En este contexto, Funcas estima que la magnitud de dichas cancelaciones anticipadas podría rondar la mitad de la inversión en Letras del Tesoro y en fondos de inversión registrada en el primer semestre del año.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_