Richard Carlyle (Capital Group): “No veo exagerado el interés por la inteligencia artificial”

El experto ve con optimismo la Bolsa ante el fin de las alzas de tipos y no aprecia riesgo en la alta concentración del S&P en valores tecnológicos

Richard Carlyle, director de inversiones y gestor de renta variable de Capital Group.Manuel Casamayón

Richard Carlyle es un veterano de la gestión de renta variable y, después de una racha agotadora de subidas de tipos, afronta la inversión con optimismo. Cree que los bancos centrales van a lograr la cuadratura del círculo de derrotar a la inflación sin provocar una recesión y pese a los elevados ratios a los que cotiza, sigue apostando por la tecnología. Aunque de forma selectiva y combinada con el otro gran sector del momento, e...

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte


Richard Carlyle es un veterano de la gestión de renta variable y, después de una racha agotadora de subidas de tipos, afronta la inversión con optimismo. Cree que los bancos centrales van a lograr la cuadratura del círculo de derrotar a la inflación sin provocar una recesión y pese a los elevados ratios a los que cotiza, sigue apostando por la tecnología. Aunque de forma selectiva y combinada con el otro gran sector del momento, el farmacéutico. El fondo New Perspective, de 50 años de andadura, es el más emblemático de Capital Group, que gestiona un patrimonio de 2,4 billones de euros. Su rentabilidad este año es del 13% y del 10,5% anual en la última década.

P. ¿El mercado está reaccionando con excesiva euforia al supuesto fin de las alzas de tipos?

R. Si preguntabas a la gente, incluida nuestra gestora, en marzo o abril del año pasado si los bancos centrales iban a poder controlar la inflación sin causar una recesión global, te habrían dicho que no. Y henos aquí ahora, cuando la inflación ya ha descendido mucho sin que haya habido una recesión, algo que cada vez parece menos probable. Los bancos centrales han hecho un trabajo impresionante y no creo que el mercado esté reaccionando en exceso. Si el dato de inflación de EE UU en octubre significa que, definitivamente, hemos visto ya el pico en los tipos de interés, no creo que sea una sobrerreacción.

P. ¿Es momento entonces de ser positivo en Bolsa?

R. Creo que hay noticias realmente positivas para el mercado. Podemos dejar de preocuparnos por los tipos de interés y poner el foco en los resultados, que esperamos sigan siendo bastante buenos el año que viene. Sí es cierto que la inflación no va a volver de forma inmediata al 2%, será elevada un tiempo. Pero desde el punto de vista del mercado, los tipos han tocado techo y sabemos que el movimiento más probable será a la baja, no al alza. Eso será una gran ayuda para la Bolsa, somos positivos. Estamos en el mejor momento del último año y medio.

P. ¿Qué atractivo puede tener ahora invertir en Bolsa por el dividendo ante las rentabilidades que paga la deuda?

R. No hay duda de que la deuda es competencia, un fondo monetario paga el 5% lo que puede animar a muchos inversores para tener su dinero en liquidez. En liquidez no se va a perder dinero. Pero también hay valor real en las compañías que pagan dividendo, está comprobado que es una buena disciplina para una empresa hacerlo en el largo plazo. Puede prevenir de hacer adquisiciones costosas y la diferencia entre las estrategias de inversión no centradas en los dividendos y las centradas en ellos es muy grande.

P. En su estrategia apuestan por compañías de gran capitalización, ¿cuáles son ahora sus principales posiciones?

R. Tenemos una mayor exposición al sector de salud, con Novo Nordisk y Eli Lilly, son compañías que están registrando años de fuerte crecimiento en ingresos. No tenemos al conjunto de los llamados siete magníficos, pero los que sí tenemos lo están haciendo muy bien este año. Meta sube el 170%, un alza extraordinaria.

P. ¿Qué opina del resto de magníficos? Apple, Microsoft, Alphabet, Amazon, Nvidia, Tesla...

R. Nunca hemos sido grandes inversores en Apple, podría discutirse si ha sido un error o no pero nos preocupa la rentabilidad del iPhone. Respecto a Amazon, hace cuatro años era una de nuestras principales posiciones pero la hemos reducido por la fuerte subida de la acción. Ahora no tenemos estos dos valores. Nos encanta Meta, está reduciendo costes e invirtiendo menos en el metaverso, que es muy interesante pero no está muy claro cómo se puede monetizar. Y vemos mucho valor en Microsoft y en su apuesta por la inteligencia artificial. Aunque si nuestro fondo va bien es porque está bien diversificado y no depende de una o dos compañías.

P. ¿Y Tesla? Era una de sus principales posiciones.

R. Ha sido una sorpresa cómo han evolucionado los precios en esa industria, incluso para Tesla. Las empresas chinas fabrican vehículos muy competitivos. Creo que Tesla es una buena marca. Pero será interesante ver cómo se enfrenta a un producto muy similar con un precio de 15.000 dólares.

P. ¿Ve peligroso el excesivo peso que tienen estos valores en el S&P 500?

R. Está claro que el mercado está muy concentrado en tecnología, es un riesgo. Pero si se analiza situaciones anteriores, no hay evidencias de que cuando hay una elevada concentración en el mercado, esto suponga un descenso en Bolsa. Los siete magníficos tienen modelos de negocio fabulosos y son a menudo los líderes indiscutibles de su negocio, con el mayor valor de mercado. Amazon es el mejor ejemplo y Microsoft, también. Tampoco creo que se haya exagerado el impacto de la inteligencia artificial. Se comenzará a comprender mejor. Se abaratará. Y creo que cada vez la utilizarán más empresas. Ya sea para ofrecer un mejor producto a sus clientes o para ahorrar costes.

P. Como inversor global, ¿qué opinión tiene de España’ ¿Le parece un país seguro para invertir?

R. Sí. Tras unas elecciones, la economía sigue su curso. Los políticos influyen en las empresas y en el crecimiento económico, pero nosotros nos dedicamos a encontrar empresas que lo hagan bien, sea cual sea la naturaleza del gobierno. Sólo estamos tratando de comprar buenas empresas a precios razonables. Es fascinante hablar de política, pero su impacto en los mercados de valores no es tan relevante. Un resultado electoral inesperado puede perturbar un mercado durante unas semanas. Pero al final, son los beneficios de las empresas y los dividendos los que impulsan los precios de las acciones.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Normas

Más información

Archivado En