_
_
_
_
_

BlackRock llama a “ser selectivo” ante una temporada de resultados que podría estancarse en EE UU

Con el 10% de las empresas estadounidenses habiendo ya rendido cuentas, la mayor gestora de activos del mundo recomienda no perder de vista megatendencias como la IA y sectores como el de la salud

FILE PHOTO: Raindrops hang on a sign for Wall Street outside the New York Stock Exchange in New York
MIKE SEGAR (REUTERS)
Fernando Belinchón

Si los mercados están deseosos de tener buenas noticias tras los últimos sobresaltos geopolíticos y los tambores de todavía más subidas de tipos por parte de los bancos centrales, según indican los expertos de BlackRock, parece que tendrán que esperar o buscar en otra parte que no sea la presente temporada de resultados. “Aunque los mercados esperan un repunte en los beneficios corporativos en este tercer trimestre, somos cautelosos. Los beneficios de las empresas estadounidenses se están estancando junto con el conjunto de la economía. Pensamos que esto está pasando desapercibido”, comienzan explicando en su análisis de los mercados semanal los analistas de la mayor gestora del mundo.

Según los datos recopilados por Bloomberg, hasta el mediodía hora peninsular de este martes han presentado un total de 323 compañías estadounidenses de las 3.069 que están llamadas a hacerlo a lo largo de las próximas semanas. Es decir, aproximadamente un 10% del total. En la lectura trimestral, cerca de la mitad de estas empresas han superado las expectativas, mientras que la otra mitad ha defraudado. En conjunto, las ventas han sido un 3,21% mejores de lo que se esperaba y los beneficios, solo un 1,89%. Poniendo el foco en los números reales y dejando las expectativas a un lado, las ventas de las 323 son un 0,44% mayores que los del trimestre anterior y los beneficios un 6,58%.

Los expertos de BlackRock detectan tres elementos problemáticos distintos respecto a los resultados. De un lado, creen que el hecho de que el mercado espere un crecimiento interanual ligeramente positivo de los beneficios en el tercer trimestre enmascara en realidad una tendencia de crecimiento estancada. En segundo lugar, advierten que el centrarse en si los beneficios superan las expectativas o no también puede llevar a error y, bajo su punto de vista, no dejaría de ser la confirmación de que “se están cumpliendo unas bajas expectativas”. Por último, el consenso de analistas apunta a un nuevo crecimiento de los beneficios del S&P500 de alrededor del 10% de aquí a dentro de un año. “Nosotros somos más prudentes y selectivos. Aproximadamente la mitad del crecimiento previsto de los beneficios está ligado a las megacapitalizaciones. Si las excluimos, las expectativas para el conjunto de la renta variable son, en nuestra opinión, moderadas y excesivamente optimistas”, sostienen.

Bajo esta batería de razones para la cautela, se esconde una visión un tanto pesimista del entorno económico. La subida de los tipos y el estancamiento del crecimiento han lastrado los mercados, pero la bajada de las Bolsas de las últimas sesiones demuestra que se están adaptando al nuevo régimen macroeconómico.

BlackRock habla de un estancamiento encubierto de la economía en los últimos 18 meses -tomando la media del PIB y la renta interior bruta estadounidense, que suma los ingresos y beneficios de hogares y empresas- ha sido el periodo más débil jamás visto fuera de una recesión. “Creemos que esto ha pasado desapercibido porque el gasto de los consumidores, el crecimiento del empleo y el PIB se han mantenido. Vemos que el estancamiento persiste mientras la Reserva Federal mantiene altos los tipos de interés oficiales en su lucha contra la inflación”, opinan.

Con un entorno desafiante, los márgenes de beneficio se ven presionados desde distintos frentes. Tras este periodo de inflación elevada, la capacidad de fijación de precios se está desvaneciendo en algunas empresas. En el lado de la demografía, la bajada de la población activa significa que la tasa de crecimiento que la economía podrá mantener será probablemente inferior a la del pasado. En Estados Unidos, la resistencia del mercado laboral amenaza, según BlackRock, con erosionar los márgenes de la mano de una mayor presión salarial. También los tipos de interés elevados tienen el efecto de encarecer el precio de la deuda de las empresas. “Creemos que los mercados están infravalorando la presión sobre los márgenes de beneficio”, resumen.

Con todo, y a pesar de que las rentabilidades de los bonos son “más atractivas que las acciones en la balanza riesgo beneficio”, desde BlackRock piensan que todavía quedan oportunidades en Bolsa. “El desafiante entorno macro es una mala noticia para el conjunto de las cotizadas, pero seguimos viendo oportunidades abundantes. Seguimos de cerca megatendencias como la inteligencia artificial y estamos detectando propuestas interesantes en sectores como el de la salud”, concluyen.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Fernando Belinchón
Madrid. 1994. Máster en periodismo económico por la Universidad Rey Juan Carlos. Redactor de la Mesa Web de CincoDías. En el periódico desde 2016.

Más información

Archivado En

_
_