_
_
_
_

La acción de Telefónica sube un 0,26% tras la entrada de STC en el capital

La compra por parte del grupo saudí se ha cerrado a precios en línea con la cotización de mercado

telefónica
Sede de Telefónica en Las Tablas.Pablo Monge Fernandez

La Bolsa aplaudió inicialmente el anuncio de la compra del 9,9% del capital de Telefónica por parte de la operadora saudí STC, si bien, las subidas iniciales perdieron fuerza a lo largo de la jornada. La acción de Telefónica llegó a subir casi el 3% en los primeros minutos de la sesión, hasta los 3,85 euros, pero, finalmente, cerró con un avance del 0,26%.

STC Group no ha desglosado el precio de compra, pero sí cifró la operación por el 9,9% en Telefónica en 2.100 millones de euros. La compañía cerró el martes en 3,75 euros por acción, tras caer un mínimo 0,05%, y finalizó con una capitalización en Bolsa de 21.269 millones de euros. Así, los 2.100 euros desembolsados por el grupo saudí se acercan al valor de mercado de la teleco que preside José María Álvarez-Pallete: a 3,75 euros el 9,9% de Telefónica vale 2.105 millones. La acción de Telefónica acumula una subida del 13% en lo que va de año. En 2022, la acción perdió un 12% de su valor. Y aún está lejos de los más de 6,5 euros que marcaba antes de la crisis del Covid.

La operación, con todo, ha contagiado tímidamente a otras empresas del sector. El índice Stoxx de telecomunicaciones cotiza esta mañana con una subida de menos del 0,5%, frente al descenso, también de en torno al medio punto porcentual, que registran el índice general Euro Stoxx 50.

Para los analistas de Renta 4, la noticia es “positiva” ya que “muestra la confianza de Saudí Telecom, compañía del sector, en el modelo de negocio y exposición geográfica de Telefónica”. La firma de análisis considera que esta entrada “podría marcar un suelo en la cotización de Telefónica en el corto plazo, a pesar de que Saudí Telecom ha confirmado que no tiene intención de adquirir el control ni podría mientras siga existiendo el escudo antiopas en España”. Renta 4 aconseja sobreponderar la acción de la teleco española y marca un precio objetivo de 4,6 euros por acción, un 22% por encima del precio de cierre del martes.

Desde Bankinter consideran que la operación es importante por tres motivos. Por un lado, “refuerza el objetivo de Telefónica de contar con una base de accionistas estables de largo plazo”. Además, STC “confirma al actual equipo gestor y particularmente a su consejero delegado (José María Álvarez-Pallete), por lo que no debería cambiar la línea de gestión”. Y, según los cálculos de Bankinter, el coste de adquisición ha sido 3,6887 euros, el cual, en su opinión, “representará un suelo informal para la cotización a partir de ahora”. Por ello, los analistas de la entidad creen que la operación “refuerza” la recomendación de comprar con un precio objetivo de 4,20 euros. Por su parte, Santander, Morgan Stanley, Alantra y Bestinver reiteran hoy sus recomendaciones sobre el valor y mantienen también los precios objetivos, de hasta 5 euros por acción en el caso de Santander y Bestinver, según Bloomberg. El 44,1% del consenso aconseja comprar, el 47,1% opta por mantener y el 8,8% recomienda vender.

La inversión saudí se ha realizado mediante la compra de acciones por un 4,9% del capital y de instrumentos financieros que le dan una exposición económica sobre otro 5%. STC obtendrá los derechos de voto “mediante la liquidación física de los referidos instrumentos financieros”, según señaló ayer al supervisor de los mercados financieros, la CNMV. Para ello esperará a la “obtención de las autorizaciones regulatorias necesarias”. Dentro de estos permisos se engloba el llamado blindaje antiopas, que permite a Gobierno vetar una operación sobre una empresa relacionada con la defensa en caso de que un comprador extranjero supere el 5% del capital. La operación sobre el 4,9% por tanto, estaría exenta, pero no así la subida al 9,9%. Dentro del Gobierno, la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz ya se ha manifestado “a favor de mantener nuestra autonomía estratégica”.

Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Gestión, opina que la operación sirve para aumentar la confianza de los inversores en la compañía, lo que se está reflejando en la revalorización de la acción en la sesión de hoy. Sin embargo, cree que “el hecho de que la compañía saudita haya dicho que no va a aumentar su participación y que el tema esté pendiente de aprobación por el Gobierno limita el potencial impacto positivo de la operación en el valor”.

Por su parte, Diego Morín, de IG, considera que este movimiento es “más estratégico para STC Group en su búsqueda de expansión a nivel global que para la propia Telefónica”, que pasa a tener como socio mayoritario a Saudi Telecom, por delante de BBVA, BlackRock o CaixaBank. Destaca que “el fondo soberano Saudí está detrás de la operación, en su objetivo de visión 2030 de desvincular la economía saudí del petróleo”. También que “Telefónica tiene toda la red de comunicación en España y presencia en países como Alemania, Brasil o Reino Unido, con un precio relativamente bajo para el potencial que podría tener en un futuro, así como una tecnología 5G y buenas infraestructuras en cartera”. Por ahora, Morin mantiene el precio objetivo de Telefónica en los 4,15-4,20 euros por título, a la espera de los resultados del tercer trimestre y las perspectivas para finales de año.

El grupo, con una presencia significativa también en países latinoamericanos, registró un crecimiento orgánico de los ingresos del 3,3% interanual en el segundo trimestre de 2023, mientras que la generación libre de caja del trimestre llegó a 842 millones de euros en el periodo. En términos de de dividendos, Telefónica tiene previsto pagar 0,30 euros por acción en 2023, con un segundo pago de 0,15 euros en diciembre de 2023.

Desde Goldman Sachs sostienen que el movimiento de STC está en consonancia con la estrategia de STC de aumentar sus inversiones. “La inversión se ajusta a la estrategia de crecimiento de STC de expandirse mediante la adquisición de participaciones en activos estratégicos con exposición a mercados en crecimiento, al tiempo que se beneficia de estas inversiones para apoyar el crecimiento, la expansión y los esfuerzos de reciclaje de capital de la empresa”. La firma mantiene una calificación neutral sobre STC mientras que su valoración sobre Telefónica es de compra, con riesgos a la baja como una competencia en el mercado español más fuerte de lo esperado ocostes de reestructuración superiores a lo previsto.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_