El Ibex salva la semana pese a la previsión de nuevas subidas de tipos

El selectivo español cierra con un alza del 0,15% hasta los 9.338,9 puntos; en los últimos cinco días sube un 0,77%

Mapa Bolsas Gráfico

Los inversores, que durante el último mes vaticinaban la posibilidad de que un fin en las subidas de tipos iba a estar cerca, en estos últimos días vieron esfumarse sus expectativas. En la cita más esperada de agosto, el simposio de banqueros centrales de Jackson Hole, el gobernador de la Reserva Federal, Jerome Powell, pronunció un discurso más firme de lo previsto, sugieriendo que todavía no está listo para soltar el acelerador. El mandatario afirmó que están atentos a las señales que llegan desde la economía. Los datos, que sugieren un crecimiento persistente y por encima de las expectativas, podrían animar la Fed a nuevas subidas de las tasas y a una política más restrictiva durante más tiempo hasta que la inflación alcance el nivel objetivo del 2%.

Tras escuchar las palabras de Powell, las Bolsas, que a lo largo de toda la semana se movieron de manera dudosa, ante el temor a nuevas subidas de tipos y mayor debilidad económica, moderaron las ganancias. Pese a esto, el balance de la semana ha sido moderadamente positivo para los índices europeos, que registraron subidas entre un 0,37% del Dax alemán y un 1,61% del Mib itaiano. El Ibex ha avanzado esta semana un 0,77%. No obstante, para todos los selectivos el saldo de lo que va de mes sigue siendo negativo, tal y como se esperaba de agosto, un mes con escasa actividad, y con caídas que varían del 1,9% al 5%.

A poco menos de una semana del cierre del mes, el Ibex cede un 1,89%. Ben Laidler, estratega de mercados globales de eToro, considera que esta consolidación era necesaria y que la volatilidad era demasiado baja. “Septiembre suele ser el mes más flojo para los mercados, debido a la tristeza del final del verano, la recogida de pérdidas fiscales de los fondos de inversión y los gastos de consumo de la vuelta al colegio. Es posible que el débil “efecto septiembre” se haya adelantado a agosto y se esté preparando para el típico rally de reposicionamiento del cuarto trimestre”, apunta.

Al otro lado del Atlántico, Wall Street abrió la sesión en positivo y tras el discurso de Powell, pese a registrar leves pérdidas, al cierre de los parqués europeos, cotizaba con signo positivo. En los últimos cinco días el escenario en Wall Street varía de una subida del 1,37% del Nasdaq a la caída del 0,76% del Dow Jones.

El Nasdaq consiguió así moderar sus caídas mensuales (cede ahora un 4,75%), también gracias a las expectativas por los resultados de Nvidia –los ingresos del segundo trimestre alcanzaron los 13.510 millones, por encima de lo esperado por los mercados– que provocaron cierta euforia en los mercados en las sesiones anteriores a la presentación de las cuentas, que en ningún caso defraudaron.

Eurobono Gráfico

Como explica Juan José Fernández Figares, de Link Gestión, se cumplió el dicho de “vender con la noticia”, puesto que los inversores anticiparon los buenos resultados de Nvidia, lo que provocó fuertes alzas en las cotizaciones de los valores tecnológicos con anterioridad. Sin embargo, la alegría se olvidó muy rápidamente y dejó espacio al pesimismo: los inversores empezaron a descontar un posible nuevo discurso “duro” del gobernador de la Reserva Federal, Jerome Powell, en Jackson Hole, que en parte se cumplió. Los inversores recordaron lo que ocurrió el año pasado, cuando el mandatario provocó una fuerte corrección en las Bolsas tras un discurso muy firme.

Los índices del Viejo Continente, en cambio, no tuvieron tiempo de reaccionar a las palabras de Christine Lagarde, que habló al cierre de los mercados europeos. Sin embargo, la publicación el miércoles de los datos del índice de gestores de compra (PMI) esta semana, reflejó una mayor debilidad económica de la zona euro, especialmente de Alemania. Este dato sugiere que la situación en la región podría ser algo diferente que en Estados Unidos. De hecho, los mercados lo interpretaron como una señal de que el Banco Central Europeo puede frenar la subida de tipos de interés en su próxima reunión de septiembre. En la zona euro, la probabilidad de un nuevo aumento de los tipos después de las vacaciones es del 33%, frente al 55% que se esperaba con anterioridad a la publicación de los PMI. Como consecuencia, la caída del rendimiento de los bonos fue ese día generalizada tanto en Estados Unidos como en Europa, con bajadas entre 10 y 13 puntos básicos.

El discurso de Powell en los índices bursátiles desinfló el viernes los avances y en el mercado de deuda, causó ligeros repuntes de rentabilidad. Al cierre de los mercados europeos, el rendimiento del bono español a 10 años subió unos cinco puntos básicos hasta el 3,59%, mientras el alemán aumentó en cuatro puntos básicos hasta el 2,56%. El rendimiento de la deuda estadounidense a una década, en cambio, quedó inmune en el 4,24%. Estas subidas moderadas reflejan que el mercado ya descontaba la posibilidad de una subida de tipos, aunque quizás no inmediata. De hecho, el mercado otorga una probabilidad del 21% de una subida de tipos en septiembre en EE UU, que aumenta al 41% en la reunión de noviembre. Una pausa por tanto antes de quizá el último aumento.

Cotizaciones

BOLSAS - DIVISAS - DEUDA - TIPOS DE INTERÉS - MATERIAS PRIMAS

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días


La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas

Archivado En