_
_
_
_

Rally del bono español e italiano gracias al ala dura del BCE

Klaas Knot, uno de los halcones del Banco Central Europeo, enfría la expectativa de una subida de tipos en septiembre y da alas a la deuda periférica

Klaas Knot, presidente del Banco de los Países Bajos y miembro del Consejo de Gobierno del BCE
Klaas Knot, presidente del Banco de los Países Bajos y miembro del Consejo de Gobierno del BCEEva Plevier (Reuters)
CINCO DÍAS

El mercado de los bonos español e italiano a 10 años ha sufrido una sacudida este martes, con una intensa subida de precios en paralelo a la caída de sus rentabilidades, después de que Klaas Knot, uno de los halcones del Banco Central Europeo, pusiera en duda la posibilidad de una subida de tipos de interés en la eurozona en septiembre. “Para julio creo que es una necesidad, para cualquier cosa más allá de julio sería a lo sumo una posibilidad, pero de ninguna manera una certeza”, ha afirmado Knot, presidente del Banco de los Países Bajos y miembro del Consejo de Gobierno del BCE, en una entrevista en Bloomberg TV.

La posibilidad de que la institución pause la subida de tipos en septiembre estimuló a los inversores, que se han apresurado a asegurarse algunos de los rendimientos más altos en el área del euro. Como consecuencia, el rendimiento de los bonos de España bajó en 13 puntos básicos hasta el 3,38%, mientras el del bono italiano cayó hasta 15 puntos básicos, por debajo del 4% por primera vez este mes, recortando la diferencia con la rentabilidad de los bonos alemanes (2,38%), un indicador clave del apetito por el riesgo en la región. Aun así, y pese a las declaraciones de Knot, los futuros siguen dando una elevada probabilidad, del 60%, a un alza de tipos en septiembre en la zona euro.

Ignazio Visco, gobernador del Banco de Italia, considerado un representante de las palomas en el Consejo de Gobierno del BCE, afirmó en la cumbre de los responsables de finanzas y los banqueros centrales del G20 sobre la necesidad de que la institución actúe de manera equilibrada. “Existe el riesgo de hacer demasiado y creo que debemos tener cuidado con eso”, dijo Visco. Y añadió: “También existe el riesgo de que podamos hacer muy poco, por lo que debemos ser equilibrados y decidir sobre la base de la información entrante”. En este sentido, el banquero central italiano apuntó a la posibilidad de que la inflación acelere su corrección y supere las proyecciones del BCE del pasado junio, por la caída de los costes de la energía.

En las últimas semanas el BCE dio señales contrarias, abriendo a la posibilidad de dos subidas de tipos más este año. En el foro de los banqueros centrales de Sintra el pasado junio, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, advirtió de que que era muy improbable que el ciclo de subidas hubiera tocado techo, dando a entender la posibilidad de otro alza de tipos después del verano. Asimismo, en las actas de la institución publicadas la semana pasada, los funcionarios mostraban preocupación por la resistencia de la inflación subyacente. De hecho, aunque en la última reunión se acordó un alza de los tipos de 25 puntos básicos, el ala más dura de la institución optaba por incrementar el precio del dinero en 50 puntos básicos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_