_
_
_
_

El Ibex sube un 1,37%, su mejor semana desde marzo

El selectivo español retorna a los 9.300 puntos

Las principales Bolsas a 2 de junio de 2023
Carlos Cortinas Cano

Con el inicio del mes los inversores han empezado a dejar atrás la apatía y el pesimismo de las últimas semanas. El mayor apetito por el riesgo se ha visto favorecido por la certeza de que EE UU va a lograr esquivar el impago. Una semana después de que Fitch amenazara con quitar la triple A, la máxima calificación crediticia, republicanos y demócratas consiguieron superar sus diferencias y elevar el techo de deuda. El acuerdo en EE UU, unido a una mayor moderación de la inflación en la zona euro y la fortaleza de la actividad manufacturera en China aceleraron las subidas en la recta final de la semana. El Ibex subió un 1,63% el viernes. Después de firmar en junio su peor mes de lo que va de 2023, las dos primeras jornadas de junio fueron suficientes para salvar la semana con un alza del 1,37%, la mayor desde finales de marzo. El selectivo pasa de pelear por no perder la barrera de los 9.000 puntos a superar los 9.300.

La corriente compradora del viernes fue generalizada. Grifols, que con la ayuda del nuevo plan estratégico para reducir su deuda y los cambios regulatorios para remunerar a los donantes de plasma logró escapar a las caídas en mayo, prolonga la corriente alcista. Con un alza del 6,5%, la compañía de hemoderivados se erigió el viernes como la cotizada con mejor desempeño. No muy lejos se situaron ArcerlorMittal (4.66%), Sacyr (4,23%) e Inditex (2,23%). La capitalización del grupo textil logró retornar a los 100.000 millones.

Las noticias que apuntan a que Brookfield estaría en conversaciones con la inmobiliaria sueca SBB para comprar parte de su cartera y ahuyentar los temores de impago sirven de impulso al sector inmobiliario europeo que sube un 3,98%. Dentro del selectivo, Merlin y Colonia se suman a la ola y avanzan un 4,27% y un 4,15%. Solo dos valores del Ibex escaparon a las ganancias el viernes. Telefónica cedió un 0,77% y ACS, un 0,76%.

La fortaleza mostrada por el empleo de EE UU da margen a la Reserva Federal para realizar un ajuste adicional de los tipos. Las expectativas de tipos más altos no pasan factura a las Bolsas. Al igual que el Ibex, el resto de índices europeos registraron subidas contundentes el viernes, unas ganancias que se vieron favorecidas por la apertura alcista de Wall Street. El Dax alemán sumó un 1,25%; el Cac francés, un 1,87%; el FTSE británico, un 1,56% y el Mib italiano un 1,85%. Al cierre de los mercados europeos el Dow Jones subía un 1,78%; el S&P 500, un 1,29% y el Nasdaq, un 0,96%.

Aunque la creación de empleo en la economía estadounidense dificulta la posibilidad de que la Reserva Federal haga una pausa a la subida de tipos, en las últimas sesiones ha empezado a cobrar fuerza la idea de que los tipos están próximos a tocar techos. El presidente de la Fed de Philadelphia, Patrick Harker, considera que deberían dejar pasar la reunión de junio sin tocar los tipos. A ello se suma que James Bullard, una de las voces más agresivas del banco central estadounidense, afirmó que el ajuste monetario podría ser ya lo suficientemente restrictivo para doblegar la inflación. Unas declaraciones menos agresivas de lo que venía acostumbrando y que son interpretadas como una señal de que el final de la subida de tipos está próximo. El mercado descuenta un alza de 25 puntos básicos en julio.

Más recorrido tiene el ajuste monetario en la zona euro. No obstante, después de la última intervención de Christine Lagarde esta semana el mercado ha pasado de descontar dos subidas adicionales de 25 puntos básicos, frente a las tres anteriores. El primer incremento llegaría en la próxima cita y la siguiente en septiembre u octubre.

Disipado el temor a un impago en EE UU, en las próximas semanas el mercado vivirá pendiente de las decisiones de los bancos centrales. La fortaleza mostrada por el mercado laboral de EE UU y las expectativas de que el precio del dinero aún no haya tocado techo sirvió de impulso al bono con vencimiento en 2025. El viernes avanzó 15 puntos básicos, hasta el 4,49%. Más estables se mostró la deuda de la eurozona. Aunque el viernes los bonos no experimentaron movimientos, en la semana la deuda a 10 años de España no se inmuta por el adelanto electoral y baja 30 puntos básicos, hasta el 3,3%. Por su parte, la alemana al mismo plazo cede 23 puntos, hasta el 2,3%,


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_