_
_
_
_

El Ibex firma su peor sesión desde la caída de First Republic

El selectivo español cede un 1,12% en la peor jornada en dos meses para las Bolsas europeas

La Bolsa y el Ibex 35
Parqué de la Bolsa de Madrid.Pablo Monge Fernandez

A medida que se acerca la fecha y los republicanos y demócratas siguen enfrascados en conversaciones sin llegar a ningún acuerdo, la tensión aumenta. Esto combinado con la debilidad que empieza a mostrar la recuperación de la economía China y una inflación resistente a bajar aceleró ayer las caídas de las Bolsas. Ante la incertidumbre imperante los inversores aprovechan los niveles de sobrecompra que empiezan a mostrar algunos índices y sectores para recoger beneficios. Esta fue la tendencia que imperó ayer en el Viejo Continente, una jornada en la que las Bolsas europeas firmaron su peor sesión en dos meses.

Algo más contenidas fueron las caídas del Ibex 35. El selectivo español cedió un 1,12% y se aleja de los 9.300 puntos que llegó a reconquistar a comienzos de semana. Es decir, se trata del mayor descenso desde comienzos de mayo coincidiendo con la caída de Frist Republic.

Pocos valores escaparon ayer al rojo. Aunque las mayores caídas las protagonizaron Grifols (-3,37%), Solaria (-3%) y Meliá (-2,59%), los que más puntos restaron al selectivo fueron las entidades BBVA (-2,34%) y Santander (-2,59%) en compañía de Inditex (-0,97%). Solo cinco valores se libraron del castigo. Rovi subió un 1%; Acciona Energía, un 1,26%; Bankinter, un 0,69%; Repsol, un 0,3% y Telefónica, que concluyó el tablas (0,05%).

Las Bolsas en la sesión

El Dax alemán se aleja progresivamente de los récords que marcó la semana pasada y ayer se convirtió en uno de los índices con peor comportamiento al caer un 1,92%, su peor jornada en dos meses. Al ruido de fondo que existe en el mercado se sumó un decepcionante dato de confianza empresarial. Después de cumular seis meses consecutivos al alza, en mayo la confianza empresarial alemán, el denominado Ifo, se situó en los 91,7 puntos, por debajo de los 93,4 de abril. En sintonía con lo reflejado un día antes por los PMI, son los empresarios del sector industrial los que se muestran más pesimista, unas perspectivas que si se cumplen podrían pasar factura a la fortaleza de la Bolsa alemana, un índice en el que el sector indutrial ocupa un peso destacado y que ha sido el gran aliado para los recientes máximos.

No muy lejos del Dax alemán se situaron el resto de índices. El Cac francés cedió un 1,7%; el Mib italiano, un 2,39% y Euro Stoxx 600, un 1,81%, los mayores recortes desde marzo, coincidiendo con las turbulencias financieras. El FTSE británico además de acusar las dudas que genera el techo de deuda en EE UU se vio perjudicado por las expectativas de tipos de interés más altos. Después de conocerse que la inflación cerró abril en el 8,7% frente al 8,1% estimado, los operadores del mercado han empezado a descontar una tasa final del 5,5%. lo que sugiere alzas de 100 puntos básicos hasta fin de año-

Aunque los inversores empiezan a inquietarse por la posibilidad de que EE UU incurra en impago el próximo 1 de junio, Libby Cantrill, jefa de políticas públicas de PIMCO, se muestra optimista sobre la posibilidad de que se logre un entendimiento, pero espera que continúe el drama a muy corto plazo. La experta, en sintonía con lo defendido por Link Gestión, señala que ninguna de las partes tiene incentivos políticos de que EE UU se vea abocado al incumplimiento. “Es probable que los negociadores tengan que llegar a un acuerdo de alto nivel a mediados de esta semana para poder redactar el texto legislativo y luego proceder con el procedimiento de la Cámara y el Senado. Además si el Congreso necesita más tiempo para negociar o escribir, es posible que veamos una prórroga a corto plazo de una o dos semanas como máximo”, remarca.

Aunque el consenso del mercado espera que republicanos y demócratas alcancen un acuerdo para evitar el impago, las dudas se dejan sentir en la deuda. La rentabilidad de las a un mes de EE UU se dispara al 5,6%, frente al 3,7% del bono 10 años o el 3,95% de la deuda a 30. Además de la incertidumbre que generan las negociaciones políticas, los inversores empieza a descontar una recesión. De hecho, Janet Mui jefe de mercado de RBC Brewin Dolphin señala en una entrevista a Bloomberg que espera que EE UU entre en recesión “Hemos retrasado la fecha a 2024, pero creemos que es inevitable. Las tasas de interés se mantendrán altas en EE UU, al contrario de lo que el mercado está fijando actualmente, por lo que creo que es negativo para la economía y las ganancias corporativas”, señala. En este contexto el experto ha aprovechado para ocasión para tomar posiciones más defensivas.

Con los mercados europeos cerrados se publicaron las actas de la pasada reunión de la Reserva Federal. Los funcionarios se mostraron divididos sobre si serían necesarios más aumentos de los tipos, en medio de una gran incertidumbre sobre el impacto de las tensiones del sector bancario. Varios funcionarios señalaron que podría no ser necesario un mayor endurecimiento mientras otros desconfían de esta idea ante resistencia que sigue mostrando la inflación. En lo que si hubo unanimidad es en el hecho de que el recorte de las es improbable. Acto seguido los operadores del mercado empezaron a descontar un alza de los tipos en julio, una vez se haya resuelto el techo de deuda. A la espera de que el comité actualice sus proyecciones los funcionarios esperan una recesión “leve” en el cuarto trimestre del año.

En el mercado de divisas el euro pierde los 1,08 dólares, mínimos de marzo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_