Lagarde defiende que hará lo que sea preciso para mantener la estabilidad financiera en la zona euro

La presidenta del BCE incide en que los estándares europeos son muy distintos a los suizos y que seguirá muy de cerca la crisis

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, en la rueda de prensa del 16 de marzo
La presidenta del BCE, Christine Lagarde, en la rueda de prensa del 16 de marzopicture alliance (dpa/picture alliance via Getty I)

Christine Lagarde quiere evitar las dudas del mercado a toda costa. La presidenta del BCE ha aprovechado su comparecencia en la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo para insistir en que el banco central hará todo lo que sea preciso “para preservar la estabilidad de precios y la estabilidad financiera de la zona euro”. Horas después de conocerse la fusión entre UBS y Credit Suisse, que ha contado con el apoyo del gobierno suizo pero que ha sembrado de dudas el mercado de deuda bancario al laminar la inversión de los tenedores de bonos híbridos, Lagarde ha insistido en el mensaje lanzado el pasado jueves cuando el BCE subió tipos en 50 puntos básicos y ha recordado que “el conjunto de herramientas de política del BCE está plenamente equipado para proporcionar apoyo de liquidez al sistema financiero de la zona del euro si es necesario y para preservar la transmisión fluida de la política monetaria”.

Tanto el BCE como el Banco de Inglaterra han salido a defender el modelo de colchón anticrisis creado años atrás como fórmula ante hipotéticas resoluciones bancarias después de que la fusión entre UBS y Credit Suisse se saldara con una pérdida total para los tenedores de deuda anticrisis -con capacidad para absorber pérdidas- pero permitiera a los accionistas de Credit Suisse recuperar parte de su inversión.

En cualquier caso, tal y como ha venido defendiendo en los últimos días, para Lagarde el sector bancario de la zona del euro “es resistente”, con fuertes posiciones de capital y liquidez. Así, ha recordado que el conjunto de herramientas del BCE está completamente equipado para brindar apoyo de liquidez al sistema financiero de la eurozona si es necesario y para preservar la transmisión fluida de la política monetaria. Volviendo al caso concreto de Credit Suisse, ha señalado que “Suiza no establece estándares en Europa” y “así lo han dejado claro en un comunicado la EBA, el BCE como supervisor y la JUR”. “Las tres, EBA, el BCE como supervisor y la JUR han sido muy específicos en cuanto al orden (de prioridad) que aplica en Europa”, ha especificado.

Este lunes, el BCE, la JUR y la EBA han recordado que en una eventual intervención en caso de crisis serían los instrumentos de capital ordinario de las entidades los primeros en soportar las pérdidas, separándose así de la línea aplicada por las autoridades suizas en el caso de Credit Suisse. “En particular, los instrumentos de capital ordinario son los primeros en absorber pérdidas, y solo después de su pleno uso se requeriría la amortización del capital de nivel 1 adicional”, apuntan las instituciones en un comunicado conjunto.

Por el contrario, el conjunto de herramientas del BCE está completamente equipado para brindar apoyo de liquidez al sistema financiero de la eurozona si es necesario y para preservar la transmisión fluida de la política monetaria, ha insistido la máxima responsable de la banca europea. Tal y como indicó tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE el pasado jueves, Lagarde ha reconocido que la estabilidad financiera tiene un impacto en cómo la institución ve la situación, aunque ha defendido que no existe una compensación entre la estabilidad de precios y la estabilidad financiera.

“Son dos estabilidades diferentes abordadas por diferentes herramientas”, ha subrayado la presidenta del BCE, explicando que la estabilidad de precios se aborda con herramientas de política monetaria como los tipos de interés, mientras que respecto de la estabilidad financiera el BCE dispone de “todas las herramientas”, reiterando que “se utilizarán si es necesario”.

Lagarde ha aclarado además que la exposición de la banca europea a Credit Suisse es muy limitada “especialmente en lo que respecta a AT1”, “estamos hablando de millones”, ha comentado. Además, ha reconocido que las tensiones registradas en el sector financiero en los últimos días “no son triviales”.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas

Más información

Archivado En