_
_
_
_
_

¿Es ilegal que sea tan complicado comprar el codiciado bolso Birkin de Hermès?

Dos clientes demandan a la marca de lujo por violar la ley antimonopolio de Estados Unidos

Hermès Birkin
El modelo Birkin de Hermés.Gettyimages (Getty Images)

El codiciado bolso Birkin, fabricado en Francia, es un símbolo de estatus para los ricos de todo el mundo y puede llegar a valer más de 100.000 dólares (91.200 euros). Tan exclusivo se ha vuelto, y tan difícil acceder a él, que dos compradores de California, Tina Cavalleri y Mark Glinoga, han demandado a Hermès, la marca de lujo que lo produce, porque consideran que está violando la ley antimonopolio de Estados Unidos.

Los demandantes aseguran que Hermés no vende el bolso a cualquier persona, y que requiere a los posibles compradores que gasten miles de dólares en otros productos de la marca para tener así la posibilidad de conseguir un Birkin. Glinoga y Cavalleri alegan en su demanda, presentada ante la Corte Federal de San Francisco, que los bolsos Birkin no están disponibles para comprar en la página web de Hermès, ni se muestran en sus tiendas, donde los dependientes solo los exhiben en salas privadas a compradores “elegidos” que son “considerados dignos”. Sostienen que eso constituye una práctica comercial injusta para una tienda pública y una violación de la ley antimonopolio. Hermès, por su parte, no ha respondido a la solicitud de algún comentario que le ha hecho Bloomberg.

Cavalleri alega que ha gastado miles de dólares en Hermès y fue coaccionada para comprar “productos accesorios para poder obtener acceso” a un bolso Birkin. Afirma, además, que no pudo comprar uno en septiembre de 2022 y que la firma le dijo que los bolsos se vendieron a “clientes que han sido consistentes en apoyar” su negocio. Glinoga, por su parte, asegura que hizo “varios intentos para comprar un bolso Birkin, pero en cada ocasión le dijeron que necesitaba comprar otros artículos y accesorios”.

La demanda acusa a Hermès de estructurar su compensación para los asociados de ventas de una manera que refuerza lo que describen como la “práctica ilegal de vincular la compra” del Birkin a otros productos. Según el escrito, los dependientes no ganan comisión por estos bolsos, pero sí por otros productos de la marca que son más baratos. Los demandantes buscan restitución y daños no especificados, así como una orden que obligue a Hermès a cambiar sus prácticas de venta.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_