_
_
_
_
_

Más del 70% de los ‘influencers’ españoles no avisa cuando difunde publicidad

La Dirección General de Consumo les asesorará para que su contenido se ajuste a la ley e informará a las empresas de la responsabilidad que tienen

Una 'influencer' enseña varios accesorios a sus seguidores.
Una 'influencer' enseña varios accesorios a sus seguidores.Tatiana Meteleva (Getty Images)

Más de un 70 % de los influencers españoles estaría incumpliendo la normativa europea sobre prácticas comerciales desleales, según ha podido detectar la Dirección General de Consumo, que informará a cada uno de ellos de sus incumplimientos y les asesorará para que su contenido se ajuste a la ley. Las empresas detrás de estas comunicaciones comerciales también serán informadas de estos incumplimientos y de su responsabilidad al efecto, pero las autoridades de Consumo se reservan la posibilidad de realizar otras acciones, que podrían desembocar en sanciones económicas.

Este es el resultado de la investigación que ha realizado la Dirección General de Consumo, integrada en el Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, junto con las autoridades competentes en materia de protección del consumidor de las comunidades autónomas de Cataluña, Islas Baleares y Madrid.

Han examinado el contenido que publican más de 40 influencers, que cuentan con un gran número de seguidores y están activos en diferentes redes sociales y sectores como moda, viajes o estilo de vida, y la investigación concluye que de ellos tres de cada cuatro incumplen uno o varios preceptos de las normas. La mayoría no utiliza las etiquetas que proporcionan las plataformas para indicar al lector que se trata de contenido publicitario, como por ejemplo “colaboración pagada”. Y por el contrario usan términos muy genéricos como “publi” o “ad” (abreviatura de la palabra inglesa advertisement), o simplemente incluyen un agradecimiento genérico a la marca asociada.

Así, según Consumo, dificultan al consumidor medio la posibilidad de identificar que se trata de contenido con carácter comercial o publicitario, pero además este tipo de mensajes van dirigidos en numerosas ocasiones a un grupo de consumidores especialmente vulnerables, como son los jóvenes. El Ministerio entiende que muchas de estas infracciones pueden deberse al desconocimiento u por ello en una primera fase realizará una labor pedagógica y de información para que los influencers puedan corregir esas conductas inadecuadas y respeten la legislación europea en esta materia.

La investigación ha estado coordinada por la Oficina de Enlace Única española de la Red Europea de Cooperación para la Protección de los Consumidores (Red CPC). Toda la actuación se enmarca en un barrido de la Red CPC en el que han participado 22 Estados miembros, Noruega e Islandia, coordinados por la Comisión Europea. Dicho organismo ha dado a conocer este miércoles que el 97% de las personas influyentes en redes sociales publican contenidos comerciales en sus perfiles, pero que solo el 20% informa a sus seguidores de esta publicidad, como requiere la legislación de la Unión Europea en materia de consumo. En total, se han revisado las publicaciones de 576 influencers de todos los estados participantes, de las que 358 pasarán a ser investigadas “más a fondo” por sus actividades.

Según las principales conclusiones del estudio, el 78% de los influencers verificados ejercen una actividad comercial, sin embargo, solo el 36% está registrado como comerciantes a nivel nacional. Bruselas detectó, asimismo, que el 40% de los perfiles analizados promocionan sus propios productos, servicios o marcas y que el 60% de ellos no revelan que estas publicaciones son publicitarias. Además, el 44% tiene su propio sitio web desde el que la mayoría puede vender directamente. Cuando colaboran con marcas, el 30% no facilita ningún dato de la empresa en sus contenidos, como la dirección de correo electrónico, el nombre de la compañía o el número de registro.

Los principales sectores de actividad son la moda, el estilo de vida, la belleza, la alimentación, los viajes y el deporte, y consideró que 119 influencers promocionaban actividades poco saludables o peligrosas, como la comida basura, las bebidas alcohólicas, los tratamientos médicos o estéticos, los juegos de azar o el comercio de criptomonedas. La Comisión analizará los resultados de la investigación a la luz de las obligaciones legales de las plataformas en virtud de la nueva Ley de Servicios Digitales, que entrará en vigor el próximo 17 de febrero para todas las plataformas digitales y que obligará a los influencers que suban contenidos a declarar si estos contienen comunicaciones comerciales.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_