_
_
_
_
_

Fondos ‘hater’: diseñados para apostar en Bolsa contra una estrategia detestada

Hacen lo opuesto de otra gestora e incluso invierten contra los vaticinios de un gurú

Miguel Moreno Mendieta
Jim Cramer, presentador de la CNBC.
Jim Cramer, presentador de la CNBC.

¿Cansado de escuchar hablar de inteligencia artificial? ¿Le parece que hay una burbuja en la inversión en semiconductores? ¿Le repatean los consejos de inversión de cierto analista? No se preocupe. Hay un fondo para usted. Varias gestoras estadounidenses llevan años lanzando fondos contrarian: vehículos de inversión que no se dedican a comprar las acciones que más se van a revalorizar, sino a apostar en contra de las compañías que han seleccionado otros.

Uno de los fondos hater más famosos es el SARK ETF, concebido para tomar posiciones contrarias a las adoptadas por Cathie Wood, la musa de la inversión en compañías innovadoras. Wood se hizo muy popular en 2020 con su fondo Ark Innovation, que rentó un 152% ese año gracias a su exposición a Tesla, Spotify, Shopify o Baidu (el equivalente chino de Google).

A la firma Tuttle Capital le pareció que estaba llegando demasiado dinero a este tipo de compañías. Que su precio estaba inflado. Así que, a finales de 2021, lanzó un fondo de inversión cotizado (ETF, por sus siglas en inglés), que permitía invertir contra esas apuestas supuestamente disruptivas. El SARK ETF, que en 2022 rentó un 75%, gracias al colapso de Tesla y compañía. En los últimos meses, en cambio, está en números rojos porque este tipo de empresas está recuperando terreno.

Matthew Tuttle, fundador de Tuttle Capital Management (ahora llamada AXS Investments), explicaba que “muchos inversores y asesores financieros, mostraban en 2020 muchas dudas por las valoraciones de empresas innovadoras no rentables, por lo que decidimos lanzar SARK, que vale tanto para apostar contra estas tesis como para cubrirse en las posiciones alcistas en Ark Innovation”.


El eterno debate sobre las posiciones cortas

  • Detractores. Para algunos reguladores, tomar posiciones cortas sobre una compañía roza lo inmoral. Permite beneficiarse del desplome de unas acciones. Aprovechar el mal ajeno. Cuando explotó la epidemia del Covid, la CNMV prohibió temporalmente este tipo de operativa. Uno de los argumentos que se utiliza es que quienes han tomado esas posiciones cortas tienen incentivos para divulgar información falsa que castigue el valor contra el que han apostado.
  • Defensores. Los fondos de inversión libre (hedge funds, en la jerga) que utilizan las posiciones cortas argumentan que estas herramientas permiten dar más liquidez a los mercados, además de que son una herramienta para destapar grandes fraudes, como ocurrió en España con Gowex o con está sucediendo ahora con el gigante indio Adani.

Ante el éxito de la estrategia, Tuttle ha llegado a sacar un vehículo ETF que permite apostar en corto contra ARK y además, apalancado. Si cae ARK un 10% el fondo hater sube un 20%.

Cathie Wood no es el único foco de los ataques de Tuttle. A finales del año pasado, su gestora ASX lanzó un vehículo que permite apostar en contra de los consejos de inversión del popular presentador estadounidense Jim Cramer.

El director del programa Mad Money, en la cadena CNBC, es muy popular por su histrionismo y por ofrecer constantemente claves sobre cómo invertir en Bolsa. En muchas ocasiones, sus recomendaciones han sido bastante fallidas. De hecho, en redes sociales se han hecho populares los análisis que muestran, en tono de mofa, el mal ojo inversor que tiene Cramer al seleccionar acciones.

Viendo esta oportunidad, Tuttle decidió lanzar un ETF que permite hacer justo lo contrario que recomienda Cramer. Se llama Inverse Cramer Tracker ETF. Como Cramer no solo tiene detractores, sino también muchos forofos, Tuttle también ha lanzado un fondo que replica la estrategia propuesta por el presentador, con el vehículo Long Cramer Tracker ETF.

La posibilidad de apostar en corto contra una estrategia no siempre está tan individualizada. Las gestoras de fondos cotizados ofrecen muchos vehículos que tratan de replicar el movimiento inverso de los grandes índices bursátiles.

Así, si alguien cree que el Nadaq, que agrupa al sector tecnológico estadounidense, lo va a hacer mal en los próximos meses, puede comprar títulos del ETF ProShares UltraPro Short QQQ, que toma posiciones cortas sobre las compañías de este selectivo.

También hay fondos cotizados fuertemente apalancados que se posicionan contra la evolución de un determinado sector. Es el caso del Direxion Daily Semiconductor Bear 3x Shares, que trata de triplicar las apuestas bajistas contra la industria de semiconductores. Que un mes estas compañías caen un 10%, los arriesgados inversores de ese ETF lograrían un 30% de retorno.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta
(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.

Archivado En

_
_