_
_
_
_
_

El absentismo y la falta de mano de obra, principales escollos para los directivos navarros

El Canal de Navarra, clave para la el negocio agroalimentario.  La transición energética y la digitalización son los grandes desafíos para las empresas

Mikel Irujo Amezaga, consejero de Industria, y Eduardo López, consejero delegado de The Real Green Food.
Mikel Irujo Amezaga, consejero de Industria, y Eduardo López, consejero delegado de The Real Green Food.PABLO LASAOSA
Begoña Barba de Alba

Un clima más calmado es la primera petición de los empresarios para hacer negocios. La falta de mano cualificada y el absentismo, la segunda gran reclamación, en un encuentro informal celebrado en Radio Pamplona, de la cadena SER.

El 95% del tejido industrial en la comunidad foral está formado por pymes. Hay 125 multinacionales implantadas y es la autonomía más exportadora, con ventas por valor de 10.700 millones de euros, cifra récord en 2022.

Como comunidad autónoma “tenemos los datos más altos de falta al puesto de trabajo, debido a nuestra mayor tasa de industrialización”, confirma Mikel Irujo, consejero de Industria y de Transición Ecológica y Digital Empresarial del Gobierno de Navarra. En automoción supera el 12%. “Tener 400 personas en una planta que están de baja genera inquietud”.

“Estamos sufriendo el doble de absentismo laboral en agroalimentario que hace cinco años”, remarca Eduardo López Milagro, CEO The Real Green Food, propietario, entre otras marcas, de Gutarra, “ha pasado de suponer el 5% al 15%”. Esto es muy difícil de gestionar por la indisponibilidad de gente para trabajar y dificulta la planificación de las plantillas. “Tendríamos que trabajar juntos, lo público y lo privado, para buscar una solución”, insiste. Irujo asegura que “se está avanzando en recortar las listas de espera de los especialistas, para que también se reduzcan los días de baja”.

De las peticiones al nuevo Gobierno, López Milagro –que da trabajo directo a 900 personas– reclama “que se flexibilice la ley de cadena alimentaria y que sea sensible al sector transformador vegetal (conservero, congelados), que tiene un ciclo largo”. También que pongan el foco en el largo plazo, apoyen al Canal de Navarra y al emprendimiento.

Para evitar que la situación geopolítica tensione los precios energéticos, Irujo reconoce el esfuerzo que las compañías están haciendo en transición energética. Y también en digitalización, robotización e inteligencia artificial. Tras la automoción, la industria agroalimentaria es la más potente. Seguida de la eólica, que genera 6.000 empleos directos. Biofarma es el cuarto sector, con un alza del 23% en cinco años y 1.500 millones de facturación. “Cinfa es nuestra empresa faro”, resalta Irujo.

Para aterrizar el nivel de digitalización de las empresas, el consejero de Industria pone dos ejemplos, uno de una empresa de automoción que fabrica embragues, completamente robotizada o la implantación de la inteligencia artificial para la selección de guisantes en una empresa de ultracongelados de Navarra.

Lopez avanza que “queda mucho por hacer en la selección de semillas, en el seguimiento del cultivo, recogida, trasporte, mantenimiento”. “Hay mucha tecnología incluida en el proceso control en seguridad alimentaria”, insiste.

Promover la marca Navarra permitiría elevar los precios de los productos y aumentar los ingresos públicos

Si se habla de cambio climático, Navarra tiene una situación privilegiada respecto al sur de España u otras zonas de Europa porque tiene un clima más protegido y más disponibilidad de agua. “Estamos utilizando una octava parte de la capacidad hídrica, si hacemos ciertas inversiones en canalización para regadío, en logística y ayudamos a las pymes a absorber ese producto, lo agroalimentario podría duplicar su peso en el PIB navarro”, pronostica López.

Respecto a la elevada fiscalidad, Irujo comenta que “tenemos saldo negativo en domiciliación empresarial, igual que la práctica totalidad de comunidades, salvo Madrid”. “No evadimos el aspecto más mediático, hay una mesa de industria para hablarlo”. López asegura que “no me marcharía por la fiscalidad, si quiero alimentar un proyecto navarro, la tierra está aquí”. “Si el Gobierno foral carga más la fiscalidad, te ayuda por otro sitio”.

“Tenemos un problema como continente, las reglas de comercio mundial son de hace 18 años. Exportar un coche a China tiene un arancel del 25% e importar uno de allí solo el 10%”, recalca Irujo. “Promover la marca Navarra haría que nuestro producto se pudiera vender a precios más altos, aumentaría los volúmenes, lo que serviría para alimentar el ecosistema y la infraestructura pública necesaria”, concluye López Milagro.

Viscofan: “Hemos subido precios para contrarrestar el IPC”

José Antonio Canales, CEO de Viscofan, considera que, a medio plazo, la compañía ha de afrontar el reto de “recuperar márgenes, consolidar nuestro liderazgo, apostar por la transformación del mercado a través del colágeno sostenible frente a la tripa animal y el crecimiento en los nuevos negocios, donde tenemos oportunidades muy interesantes más allá de las tradicionales envolturas, como ingredientes funcionales, usos médicos y propuestas de valor añadido”.

José Antonio Canales, CEO de Viscofan.
José Antonio Canales, CEO de Viscofan.PABLO LASAOSA

La subida de la inflación de materias primas, energía y salarios ha erosionado la rentabilidad de Viscofan, reconoce Canales, “y es necesario contrarrestarla con subidas de precios de nuestros propios productos, pero también con ajustes que nos permitan ser competitivos”, explica y aclara también que “gracias a la fortaleza de nuestro balance y nuestro bajo endeudamiento, la subida de tipos no está teniendo un impacto significativo en nuestra estructura de costes”. La guerra de Ucrania ha interrumpido sus ventas a Rusia por las sanciones.

Al nuevo Gobierno le pide, entre otras cuestiones, “políticas que favorezcan el crecimiento y un marco jurídico estable”.

Cinfa: “Se debería reflexionar sobre la presión fiscal”

“Navarra es una comunidad con presencia de varias compañías farmacéuticas, casi todas ellas de una manera u otra relacionadas con nosotros”, expone Enrique Ordieres, presidente del Grupo Cinfa grupo navarro líder en el mercado farmacéutico nacional. Como desafíos de esta industria en la región, no duda en señalar el pequeño tamaño de las empresas, “lo que hace compleja la competitividad” y la necesaria mejora de los medios de transporte, además de que “se debería hacer una reflexión sobre la presión fiscal, sobre las empresas y muy especialmente sobre los trabajadores”. “Navarra ha perdido mucha competitividad respecto a otras comunidades”, concluye.

Enrique Ordieres, presidente de Cinfa.
Enrique Ordieres, presidente de Cinfa.Estudio Pujol

En relación a Cinfa, el presidente afirma que “queremos seguir aumentando nuestra posición de liderazgo. Para ello, hemos finalizado una nueva planta de fabricación 4.0 con la que esperamos hasta duplicar nuestra capacidad de fabricación”. Ordieres quiere destacar “el gran esfuerzo en I+D+i” que realizan. La inflación “está teniendo muchísimo impacto, teniendo en cuenta que los precios de la mayor parte de los medicamentos están regulados”.

Le pide al nuevo Gobierno que considere los medicamentos como “una inversión y no un gasto”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Sobre la firma

Begoña Barba de Alba
Periodista por vocación. Coordino la información no diaria de Cinco Días desde 2012: monográfico Aniversario, Pymes, Entorno, Fondos, Infraestructuras, Formación, Ciencia y Salud y muchos más. Con más de 38 años de experiencia en periodismo económico. Fundadora de La Gaceta de los Negocios y del Boletín de Bolsa e Inversión 16.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_