_
_
_
_
_

La economía española creció un 0,3% en verano impulsada por el consumo, con la inversión en negativo

La remuneración de los asalariados presenta un crecimiento interanual del 8,9% en el tercer trimestre, según confirma el INE

Contrato de Iberdrola con Haizea Wind
Un empleado de Haizea Wind trabaja sobre una pieza en la planta del Puerto de Bilbao.Miguel Toña (EFE)
CINCO DÍAS

La economía española creció entre julio y septiembre un 0,3% gracias al tirón del consumo, pues la inversión se situó en negativo, según los datos de Contabilidad Nacional publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que confirman las previsiones que lanzó Estadística a finales de octubre. Por su parte, el avance interanual del PIB se situó en el tercer trimestre en el 1,8%, dos décimas por debajo del registrado en el segundo trimestre, debido a la pérdida de fuelle del sector exterior. La economía española, por todo ello, sigue mostrando signos de robustez en un escenario complejo y difícil, aunque poco a poco se va evidenciando la pérdida de fuelle: el 0,3% del tercer trimestre está por debajo de los avances del 0,4% y el 0,6% registrados en el segundo y primer trimestre, respectivamente.

La actividad económica se vio impulsada este verano por un mayor crecimiento y fortaleza del consumo respecto al trimestre anterior, en tanto que la inversión registró un descenso del 0,6% tras dos periodos consecutivos en positivo. Y todo ello en un contexto que sigue marcado por la elevada inflación y que permite situar a los hogares como uno de los principales responsables del aguante económico. Las exportaciones e importaciones, por su parte, se contrajeron durante el verano en mayor medida que en el segundo trimestre, con caídas del 4,1% y del 2,9%, respectivamente.

El consumo de los hogares, de hecho, creció un 1,4% en el periodo analizado, seis décimas más que en el segundo trimestre, en tanto que el gasto público mantuvo su crecimiento en el 1,3%. El fortalecimiento del mercado laboral y la paulatina pero sostenida moderación de la inflación están detrás del aguante de los hogares. La inversión, por su parte, pisó el freno tras crecer un 2,8% y un 1,8% en los dos primeros trimestres del año, con la inversión en vivienda bajando al 2,5%, frente al incremento del 3,4% del trimestre precedente.

El Ministerio de Economía ha destacado en una valoración remitida a la prensa, recogida por Europa Press, que el crecimiento trimestral del 0,3% logrado en verano confirma “la positiva evolución de la economía española” y se debe a la “pujanza” de la demanda nacional, destacando la contribución del consumo privado, a su vez impulsado por las ganancias del poder adquisitivo y la evolución del empleo. “Este crecimiento diferencial es muy relevante en un contexto de elevada incertidumbre internacional, subida de los tipos de interés y estancamiento de la zona euro”, ha resaltado el Departamento que dirige Nadia Calviño, que ha añadido que los sectores que más contribuyeron al crecimiento fueron la industria manufacturera y los servicios.

En términos interanuales, el PIB creció en el tercer trimestre un 1,8%, frente al 2% del segundo trimestre. Es la tasa interanual más moderada desde el primer trimestre de 2021. Según Estadística, la demanda nacional aportó 1,8 puntos al crecimiento del PIB interanual en el tercer trimestre, cifra cinco décimas inferior a la del trimestre precedente, mientras que la demanda externa contribuyó con 0 puntos, dos décimas más que en el trimestre anterior.

La remuneración de los asalariados presenta un crecimiento interanual del 8,9% en el tercer trimestre, tres décimas superior al del trimestre anterior. Este resultado es consecuencia del aumento del 3,9% del número de asalariados, ocho décimas superior al del trimestre precedente, y de que la remuneración media por asalariado varía un 4,8%, frente al 5,3% del segundo trimestre.

La renta nacional disponible bruta, por su parte, aumenta un 0,6% respecto al trimestre anterior, nueve décimas más que en el segundo trimestre del año anterior. Los datos de Estadística publicados este viernes reflejan también que el número de horas efectivamente trabajadas aumenta un 0,1% respecto al segundo trimestre, lo que supone 1,4 puntos menos que el aumento estimado en el trimestre anterior. En términos interanuales, el número de horas efectivamente trabajadas aumenta ocho décimas, hasta el 1,9%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_