_
_
_
_

El sector servicios de España frena su expansión ante la incertidumbre electoral

El índice PMI bajó a 53,4 puntos desde los 56,7 de mayo, lo que representa la peor lectura del dato desde enero

sector servicios
Una empleada de una panadería.

El crecimiento de la actividad del sector servicios de España mantuvo en junio un ritmo de expansión sólido, aunque sustancialmente inferior al de meses anteriores, según el índice PMI, que bajó a 53,4 puntos desde los 56,7 de mayo, lo que representa la peor lectura del dato desde enero ante la incertidumbre de la cita electoral del próximo 23 de julio y las presiones salariales.

“El sector servicios español, que ha mostrado un ritmo de expansión muy robusto en los últimos meses, está perdiendo impulso gradualmente”, ha expuesto Cyrus de la Rubia, economista jefe de Hamburg Commercial Bank, quien señala que algunas empresas encuestadas han citado las recientes elecciones autonómicas, así como las elecciones generales que se celebrarán a finales de julio “como una de las razones por las que se ha frenado el ritmo de expansión”.

En cuanto a la evolución de los precios, la encuesta refleja que las tasas de inflación de los precios de compra y de los precios de venta se mantuvieron históricamente elevadas, aunque continuaron atenuándose, subrayando que las fuertes presiones salariales siguieron siendo el principal impulsor de la última ronda de inflación.

De su lado, la continua resiliencia de la demanda respaldó un nuevo repunte de los nuevos pedidos, que aumentó por octavo mes consecutivo, aunque el ritmo de expansión fue el menos pronunciado en cinco meses. Este nuevo aumento de la demanda animó a las empresas en sus esfuerzos de contratación al final del segundo trimestre del año.

Por otro lado, el índice PMI compuesto, que además del dato del sector servicios también tiene en cuenta el dato manufacturero, que en junio empeoró a 48 puntos desde los 48,4 de mayo, se sittuó en los 52,6 enteros, frente a los 55,2 del mes anterior, lo que supone el menor ritmo de expansión desde el pasado enero.

Contracción en la zona euro

Por su parte, la actividad del sector privado de la zona euro experimentó en junio una leve contracción, después de que el índice compuesto PMI bajara a 49,9 puntos desde los 52,8 de mayo, su nivel más bajo en seis meses. El dato obedece a la desaceleración del crecimiento del sector servicios, cuyo PMI retrocedió a 52 puntos desde los 55,1 de mayo, su peor lectura en cinco meses, después de que el PMI manufacturero cayera a mínimos de 37 meses, con una lectura en junio de 43,4 puntos, frente a los 44,8 de mayo.

El debilitamiento de la demanda influyó en el resultado, con una caída especialmente pronunciada de los nuevos pedidos en el sector manufacturero, explican los responsables de la encuesta.

No obstante, el empleo en el sector privado siguió aumentando en junio, gracias al impulso del sector servicios, ya que la dotación de personal de las fábricas disminuyó por primera vez desde enero de 2021.

De su lado, las presiones inflacionistas continuaron disminuyendo en junio, cuando una caída más pronunciada en los costes de fabricaciónestuvo acompañada por el aumento más lento en 25 meses de los costes de las empresas de servicios, mientras que los precios de venta continuaron aumentando, pero al ritmo más débil desde marzo de 2021.

Entre los países analizados, España (52,6) y Alemania (50,6) fueron las dos únicas grandes economías que registraron expansión de la actividad privada en junio, mientras que Italia (49,7) y Francia (47,2) experimentaron una contracción de la actividad.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_