La UEFA abre una investigación contra el Barcelona por el caso Negreira

El organismo habla de una “potencial violación de su marco legal”, ahora sus inspectores evaluarán si se ha cometido alguna irregularidad o no

Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA
Aleksander Ceferin, presidente de la UEFAAP

La UEFA ha anunciado este jueves que abrirá una investigación contra el FC Barcelona ante una posible violación del marco legal de la organización a raíz del caso Negreira. “Basándonos en el artículo 31.4 del régimen disciplinario de la UEFA, los inspectores de ética y acciones disciplinarias de la organización han acordado llevar a cabo una investigación ante la potencial violación del marco legal de la UEFA por parte del FC Barcelona en relación con el conocido como caso Negreira. Más detalles se harán públicos a lo largo de la investigación”, ha escrito en un breve comunicado la organización de fútbol. Si la UEFA detecta una brecha del código, dentro de su amplio rango de castigos, está contemplada la expulsión de competiciones.

Una vez abierto el proceso investigador, los inspectores de la UEFA pueden archivar el caso o abrir un expediente. Una vez activado un expediente, es cuando se puede proceder a una sanción. En el anteriormente aludido código disciplinario, se muestran los principios generales de conducta de la organización. “Los asociados, así como los jugadores, autoridades, miembros y personal de la UEFA deben respetar las Leyes del Juego, así como los estatutos de la UEFA, regulaciones, directivas y decisiones y cumplir con los principios éticos, de lealtad y deportividad”, exponen.

La UEFA enumera una serie de ejemplos en los que, de darse, se estaría incurriendo en una violación del código. “Alguien estaría saltándose los principios de la UEFA si se involucra o intenta cometer un fraude, activo o pasivo, si hace o percibe sobornos o es corrupto” es el primero de ellos. Mantener una “conducta decente”, no usar los eventos deportivos para manifestaciones de naturaleza no deportiva, no saltarse las decisiones de la UEFA, no interrumpir o abandonar un partido, entrar en el campo sin ser elegible para jugar o no cooperar en investigaciones completan la lista.

En el apartado de posibles sanciones a aplicar en el caso de constatarse una violación del código de la UEFA, se fija un amplio rango de castigos tanto deportivos como económicos y se diferencia entre clubes e individuos.

Para los clubes, se contempla desde emitir una advertencia o una reprimenda, establecer una multa, prohibir ventas de entradas a la afición cuando vayan de visitantes, anular el resultado de un partido, jugar a puerta cerrada, retener los ingresos procedentes de competiciones UEFA, la descalificación de competiciones en curso y la exclusión de futuras ediciones. También se puede llegar a retirar títulos. Las multas económicas nunca podrán ser inferiores a 100 euros ni superiores a 10 millones de euros para los clubes.

El escándalo por los pagos de 7,3 millones de euros realizados durante años por parte del Barcelona a José María Enríquez Negreira, exvicepresidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), está judicializado desde el pasado 15 de marzo. Entonces, el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona admitió a trámite la denuncia de la Fiscalía y la querella presentada por el árbitro del VAR Xavier Estrada Fernández.

En el lado económico, la sombra de la duda que pesa sobre el FC Barcelona está teniendo ya repercusiones. Los inversores han elevado el precio requerido para financiar este negocio, prueba de las dudas del mercado, y los rendimientos exigidos ya rondan el 10%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Normas

Más información

Archivado En