_
_
_
_
_

La actividad en la eurozona acelera en febrero a su máximo en nueve meses

Los PMI apuntan a una expansión del PIB de la región del 0,3% en el primer trimestre de 2023

factoria Illinois
Empleados trabajan en una línea de montaje de una fábrica de vehículosKAMIL KRZACZYNSKI (REUTERS)

La actividad de las empresas de la zona euro se ha acelerado sustancialmente en el mes de febrero hasta su nivel más alto en nueve meses, debido principalmente a la creciente demanda, la recuperación en las cadenas de suministro, la reducción de los pedidos pendientes y la mejora de la confianza empresaria. Así, los datos apuntan a una expansión del PIB de la región de casi el 0,3% en el primer trimestre de 2023.

En concreto, el índice compuesto de gestores de compra PMI de S&P Global, que ahora integra a IHS Markit, ha subido hasta los 52,3 puntos desde los 50,3 de enero, superando de forma más holgada el umbral de 50 que seprara el crecimiento de la contracción. El repunte fue encabezado por el sector servicios. El índice preliminar PMI del sector servicios se ha situado en febrero en 53 puntos, frente a los 50,8 del mes anterior, su mejor lectura en ocho meses, mientras que el PMI manufacturero se ha colocado en 48,5 desde los 48,8 enteros de enero, su peor lectura de los dos últimos meses.

“El índice PMI de febrero prácticamente señala un crecimiento del PIB a una tasa trimestral de poco menos de 0,3%”, ha señalado el economista jefe de S&P Global Market Intelligence, Chris Williamson, para quien el crecimiento se ha visto alentado por la mejora de la confianza, ya que el temor a “la posibilidad de una recesión se desvanece y la inflación presenta indicios de que quizás ya ha pasado lo peor”.

En este sentido, el experto destaca que, a pesar de que las presiones inflacionistas se han seguido moderando en febrero, la encuesta sugiere que persisten las tendencias de precios elevados en el sector servicios, vinculadas en parte con un mayor crecimiento de los costes salariales, lo que preocupará al Banco Central Europeo (BCE).

“La combinación de un crecimiento cada vez más rápido y presiones de precios obstinadamente elevadas naturalmente alentará una inclinación a abogar por un nuevo endurecimiento de la política monetaria en los próximos meses”, añadió.

La expansión de la actividad del conjunto de la zona euro refleja la mejoría experimentada por Alemania y Francia, las dos mayores economías de la Unión Europea, que han regresado a territorio expansivo en el mes de febrero, después de ocho y siete meses, respectivamente.

En el caso de Alemania, el índice PMI compuesto de febrero se ha situado en 51,1 puntos desde los 49,9 de enero, su nivel más alto en ocho meses, gracias a la mejora del PMI de servicios, que ha subido a 51,3 desde 50,7, también en máximos de ocho meses, mientras que el PMI manufacturero ha tocado mínimos de tres meses al bajar a 46,5 desde 47,3.

De su lado, el PMI compuesto de Francia ha mejorado en febrero hasta los 51,6 puntos, frente a los 49,1 del mes anterior, gracias al impulso de los servicios, con un PMI de 52,8 desde los 49,4 puntos de enero, mientras que el PMI manufacturero se ha debilitado hasta los 47,9 puntos, frente a los 50,5 de enero, su peor lectura en cuatro meses.

Asimismo, el índice PMI compuesto para el resto de la zona euro también ha reflejado una sustancial mejoría en febrero al pasar de 51,4 puntos en enero a 53,9 en febrero, su máximo en nueve meses, gracias a un crecimiento generalizado de la actividad empresarial tanto en el sector manufacturero como en el sector servicios.

Asimismo, el índice PMI compuesto para el resto de la zona euro también ha reflejado una sustancial mejoría en febrero al pasar de 51,4 puntos en enero a 53,9 en febrero, su máximo en nueve meses, gracias a un crecimiento generalizado de la actividad empresarial tanto en el sector manufacturero como en el sector servicios.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Archivado En

_
_