_
_
_
_

Repsol negocia la venta de una parte de su negocio de renovables, afirma Reuters

La filial verde de la petrolera está valorada en 5.900 millones de euros, según UBS. La operación permitiría a la compañía financiar su plan estratégico hasta 2027

Gasolinera de Repsol con paneles solares.
Gasolinera de Repsol con paneles solares.Imagen facilitada por la empresa

Repsol negocia dar entrada a un nuevo socio en su negocio de renovables mediante la venta de otra participación minoritaria en su filial verde. Según informa la agencia Reuters, la energética ha recibido una propuesta no solicitada por parte de un inversor y habría contratado a Santander como asesor para estudiar la venta. La operación permitiría así ingresar unos fondos que le ayudarían a financiar el plan estratégico a 2027, lanzado al mercado por la compañía el pasado mes de febrero, y su crecimiento en renovables.

Fuentes del grupo dirigido por Josu Jon Imaz declinaron realizar ningún tipo de comentario al respecto de la información. La venta de esta nueva participación minoritaria en la filial de renovables permitiría a Repsol, en todo caso, mantener más del 50% del capital y el control en este negocio, consolidando así en las cuentas del grupo.

Hace casi dos años, Repsol ya cerró la venta de una participación del 25% en su filial de renovables al consorcio formado por Crédit Agricole Assurances y el fondo suizo Energy Infraestructure Partners (EIP) por un importe de 905 millones de euros, asumiendo además la parte correspondiente de la deuda. Esa operación supuso valorar el 100% del negocio ‘verde’ de la multienergética presidida por Antonio Brufau en 4.383 millones de euros, incluida deuda y minoritarios. En abril de este año, el banco suizo UBS valoró en 5.900 millones a Repsol Renovables.

La fórmula de incorporar socios figura en la estrategia de Repsol. Así ha ido atrayendo a inversores como Pontegadea, vehículo inversor de Amancio Ortega, fundador de Inditex y mayor fortuna de España, o el fondo TRIG, entre otros, en distintos proyectos renovables. También en su negocio de Exploración y Producción (Upstream) dio entrada con una participación minoritaria del 25% al inversor institucional estadounidense EIG.

En 2019, el propio consejero delegado de Repsol dio el pistoletazo de salida a estas operaciones. En su momento, la compañía valoraba tanto la venta a un fondo como una salida a Bolsa de su filial de energías renovables, todo con el objetivo de recabar el dinero suficiente para acometer su plan de crecimiento en energías verdes.

Nueva hoja de ruta

En su actividad de Generación Baja en Carbono, la nueva ‘hoja de ruta’ de Repsol para 2024-2027 prevé unas inversiones netas de entre 3.000 y 4.000 millones de euros para desarrollar la cartera de proyectos y alcanzar entre 9.000 megavatios (MW) y 10.000 MW de capacidad instalada al final del periodo. Lejos parecen haber quedado las intenciones de paralizar proyectos renovables en España que se dieron a conocer a finales del año pasado, cuando la compañía apuntó contra el Gobierno por el impuesto extraordinario a las energéticas.

La pasada semana, en su discurso con motivo de la junta general de accionistas, Imaz, indicó que, después de una primera etapa de crecimiento, con las compras inorgánicas como palanca, ahora llega una nueva fase en la que “la prioridad” en el negocio de renovables pasaría por centrarse en “acelerar el desarrollo orgánico de esta cartera de proyectos y en su optimización”. “La optimización tanto de la eólica, la solar, el almacenamiento, la hidráulica o los ciclos combinados. Y es una prioridad para nosotros en este negocio optimizar la estructura financiera y la búsqueda de la rentabilidad”, dijo.

Repsol, que se lanzó a este negocio en 2018, cuenta ya con unos 3.000 MW instalados en España, Estados Unidos, Chile, Italia y Portugal y una cartera de proyectos de 60.000 MW, tras la adquisición de varias plataformas de renovables en España (Asterion Energies) y Estados Unidos (Hecate y ConnectGen). Del objetivo de esos 9.000-10.000 MW de capacidad instalada en 2027 del grupo, el 50% estará en la Península Ibérica y un 30% en Estados Unidos, tras consolidar el ‘pipeline’ de Hecate y de ConnectGen. Asimismo, la energética prevé ampliar su presencia en Chile y en Italia, con una capacidad instalada conjunta de 1.500 MW en el año 2027.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_