_
_
_
_
_

Duro Felguera buscará reducir el peso de la SEPI en el consejo, del que sale Jordi Sevilla

Los inversores mexicanos dueños del 54% de las acciones aceleran la búsqueda de consejeros para completar la toma de control

Oficinas de Duro Felguera en Gijón.
Oficinas de Duro Felguera en Gijón.jl cereijido (EFE)
Javier García Ropero

Los nuevos propietarios de la mayoría accionarial de Duro Felguera, los inversores mexicanos Prodi y Mota Engil, aceleran en la toma de decisiones para trasladar al consejo de administración su peso en el capital de la compañía, del 54,66% desde febrero pasado. Algo que pasará, por una parte, por el nombramiento de cuatro consejeros que representen sus intereses en el órgano de gobierno, y por otro, por reducir el peso que tiene en el mismo la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Un hueco se abrirá con la salida de Jordi Sevilla, que abandonará su puesto en las próximas semanas.

Los inversores, encabezados por el presidente de Prodi José Miguel Bejos, ya actúan en ambos flancos. Según explican fuentes cercanas a la compañía, estos mantienen conversaciones con la SEPI para suprimir uno de los dos asientos que el organismo estatal mantiene desde que saliese al rescate de Duro en 2021, con un préstamo de 120 millones de euros a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas (FASEE). A cambio de esa tabla de salvación, la compañía asturiana tuvo que aceptar, por un lado, la presencia de dos consejeros representantes de la empresa pública en calidad de externos, María Jesús Álvarez y César Hernández. Por otro, firmó un acuerdo de gestión por el que las grandes decisiones estratégicas del grupo deben contar, si o sí, con el visto bueno de la empresa pública.

Unas ataduras que los dueños mejicanos buscan reducir. Algunas ya han podido aliviarlas. Desde que tomaron el control de la empresa de forma efectiva en febrero, pueden ejecutar algunas decisiones a través de un procedimiento acelerado que permite agilizar la ejecución de las mismas, aunque la SEPI sigue teniendo la última palabra. El siguiente paso será que el ente público acepte tener uno y no dos consejeros.

Nombramientos en marcha

Los dueños de Duro Felguera, una vez aprobadas las cuentas del último ejercicio, saldado con unas pérdidas de 22 millones, ya se ha puesto manos a la obra para dar forma a un consejo a medida. Este está compuesto en la actualidad por siete miembros. Mientras que los estatutos marcan el límite en 12 consejeros, la junta de accionistas limitó en 2021 la cifra a 10, de los que en aquel momento se designaron nueve, pero solo se cubrieron las siete actuales.

Con la intención de nombrar cuatro consejeros dominicales, los dueños de Duro Felguera necesitan huecos, lo que explica la negociación con la SEPI. Pero un asiento que sí se liberará será el de Jordi Sevilla.

El exministro de Administraciones Públicas y expresidente de Redeia ya ha trasladado al consejo su decisión de abandonar el órgano de gobierno, tal y como ha podido saber este periódico, algo que formalizará en los próximos días. Sevilla se incorporó al mismo en 2020 y entiende que, una vez asegurado el futuro de Duro Felguera, su papel en la compañía se ha completado. Queda por ver qué ocurre con los otros tres consejeros independientes: Rosa Isabel Aza, presidenta del consejo; José Julián Massa, vicepresidente; y Valeriano Gómez.

En él se mantiene por ahora el actual consejero delegado, Jaime Argüelles. Como publicó este diario, los inversores mejicanos le consideran responsable del fallido contrato con la india Tata en Países Bajos, que generó un saldo negativo de 17 millones de euros en las últimas cuentas. La intención inicial de elevar su salida en la próxima reunión del consejo se ha decidido dejar en suspenso.

En paralelo, Prodi y Mota Engil han acelerado las conversaciones con potenciales consejeros, que serán nombrados por cooptación para ser ratificados en la junta de accionistas, que deberá celebrarse antes del 30 de junio. Las fuentes consultadas hablan de un perfil muy profesional y español. Quienes no tendrán representación serán los pequeños accionistas.

La Audiencia Nacional confirma el procesamiento de la empresa y su ex presidente

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional confirmó el procesamiento de Duro Felguera, de su expresidente Juan Carlos Torres y los ex viceministros venezolanos Nervis Villalobos y Javier Alvarado, al corroborar los indicios delictivos en torno a çpresuntos sobornos para la construcción de una central termoeléctrica en el país caribeño. En un auto, recogido por Europa Press, los magistrados de la sección segunda desestiman el recurso de apelación que la compañía interpuso después de que el juez Ismael Moreno rechazase frenar su decisión de acercar al banquillo a los investigados. El recurso de apelación argumentaba que la adjudicación del proyecto a Termocentro fue una adjudicación directa, por decisión del presidente de Venezuela, sin un proceso de licitación previa, argumento rechazado por el tribunal.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Javier García Ropero
Redactor de la sección de empresas, especializado en distribución, gran consumo y economía del deporte. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Especialista en información económica de la UIMP. Desarrolla su carrera en CincoDías desde 2011 tras haber pasado por El Mundo y Vocento.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_