_
_
_
_
_

Duro Felguera amplía pérdidas a 22 millones de euros y prepara la salida del consejero delegado

Los accionistas mayoritarios ultiman la entrada en el Consejo de Administración tras culminar la ampliación de capital y designarán a un nuevo primer ejecutivo

Carlos Molina
Jaime Argüelles, CEO de Duro Felguera.
Jaime Argüelles, CEO de Duro Felguera.ALFONSO SUAREZ

La tensión amenaza con regresar a Duro Felguera tras la publicación de los resultados del segundo semestre de 2023. La compañía de ingeniería y bienes de equipo volvió a pérdidas el pasado ejercicio, tras cerrar sus cuentas, aún sin auditar, con un resultado negativo de 21,8 millones de euros frente al beneficio neto de 5,1 millones de euros obtenido doce meses antes.

En la información remitida el sábado por la tarde a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Duro Felguera reconoce que las pérdidas, muy superiores a los 2,2 millones que preveía hace tan solo dos meses, fueron provocadas fundamentalmente por el proyecto con la india Tata en Países Bajos, que generó un saldo negativo de 17 millones de euros, el 78% del total de pérdidas comunicado a la CNMV.

El contrato, por un importe de 100 millones de euros, se firmó en 2022 in extremis y sirvió para cumplir con el plan de viabilidad impuesto por el equipo gestor pactado con la SEPI que entró en la compañía en la primavera de 2021, con Jaime Arguelles al frente como consejero delegado. La fecha de finalización del mismo ha ido sufriendo retrasos constantes, lo que ha supuesto un incremento de costes de 17 millones de euros. La firma, que rechaza cualquier responsabilidad en los retrasos, ha comunicado que está negociando una compensación con la filial holandesa de Tata y que tiene expectativas “que considera razonables” de recuperación de una parte de esos fondos.

Una indemnización de 27 meses

Ese deterioro económico va a tener implicaciones directas en el organigrama de la compañía, toda vez que José Miguel Bejos, propietario de la constructora mexicana Prodi, ya se ha convertido, gracias a su alianza con la empresa Mota Engil, en el máximo accionista de la compañía con el 54,6% de las acciones, tras la última ampliación de capital. Fuentes cercanas a la compañía avanzan a Cinco Días que los nuevos propietarios tomarán posesión de sus cargos en el Consejo de Administración (podrían tener cuatro de los nueve asientos) en la próxima reunión del citado organismo, prevista para dentro de dos semanas, y que en ese encuentro pedirán la cabeza de Jaime Arguelles, el actual consejero delegado, al que consideran responsable directo del contrato que ha derivado en pérdidas millonarias.

Esas mismas fuentes dan por hecha la salida de Arguelles y el nombramiento de un nuevo consejero delegado afín a los máximos accionistas para enderezar la situación económica de la compañía. En cualquier caso, el actual máximo directivo tiene fijado en su contrato una cláusula de indemnización por un importe de año y medio de salario fijo (percibió 475.000 euros por este concepto en 2022), a lo que hay que sumar otra cláusula de no competencia por lo que percibirá otros nueve meses de salario fijo. En total, si finalmente se produce su salida de la empresa de forma unilateral, percibirá 27 meses de su retribución fija.

El actual equipo directivo de la firma de ingeniería y bienes de equipo limita el impacto negativo de las cuentas a ese contrato y en las nuevas previsiones hasta 2028 anticipa un panorama mucho más optimista. En concreto augura que las ventas habrán superado por primera vez los 1.000 millones de euros en 2028 (cuatro veces más que los 281 millones alcanzados en 2023, a su vez un 140% más que en 2022), y que el resultado de explotación (ebitda) se multiplicará por cuatro hasta rozar los 95 millones de euros. De los 281 millones de euros facturados el pasado ejercicio, la compañía destacó en un comunicado el fuerte impulso experimentado por el área de servicios especializados, que se convirtió en la que más ingresos aportó a la firma, con 140,4 millones de euros, seguida de lejos por las plantas industriales, con 73,7 millones, y la energía, con 53,8 millones.

El nuevo calendario para devolver los 100 millones a la SEPI

Duro Felguera fue rescatada por la SEPI en 2021 a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de las Empresas Estratégicas mediante un préstamo participativo de 100 millones de euros y otro ordinario de 20 millones. Adicionalmente, la firma de ingeniería y bienes de equipo también recibió otro crédito participativo de 6 millones de euros de la Sociedad Regional de Promoción del Principado de Asturias (SPR).

En la información financiera que acompañaba al folleto de la última ampliación de capital, la firma actualizó el calendario de devolución de la deudas con la SEPI y con SPR, que se retrasa entre dos o tres años. En el primer caso amortizará 15 millones en 2026, 36 millones en 2027 y 49 millones en 2028 del préstamo participativo, mientras que en el caso del crédito del Gobierno asturiano, tendrá que devolver 750.000 euros en 2025, 1,05 millones en 2026 y 4,2 millones en 2027. 

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_