_
_
_
_
_

La hotelera francesa de lujo Evok prepara su aterrizaje en Madrid con tarifas de 700 euros

El 25 de septiembre abre un hotel de cinco estrellas en Gran Vía tras invertir 70 millones

Carlos Molina
Cedida por RCCyP
Fachada del edificio situado en el número 20 de la Gran Vía madrileña, donde abrirá el nuevo hotel Brach

El enésimo proyecto hotelero de lujo está a punto de aterrizar en la Gran Vía madrileña. Si la socimi Milenium rescindió a principios de año de forma anticipada su contrato con Iberostar para firmar un nuevo proyecto con la mexicana Nomade en el antiguo Iberostar de Las Letras y si el fondo soberano de Abu Dabi (ADIA) ha pactado esta semana con Meliá y Rafa Nadal para abrir el primer hotel de la marca Zel en Madrid, ahora le toca el turno a la hotelera francesa de lujo Evok, que prepara su aterrizaje inminente en Madrid. La firma, a través de su family office Zaka Investment, adquirió un edificio de 1920 antes de que estallara la pandemia (noviembre de 2019) por 50 millones de euros y se encuentra inmersa en un proceso integral de reforma de 20 millones de euros. “Nos hemos marcado como objetivo abrirlo el próximo 25 de septiembre con una tarifa media de 700 euros”, remarca Emmanuel Savage, consejero delegado de Evok, en una entrevista con Cinco Días.

De este modo, el inmueble entrará a competir de forma directa con los grandes hoteles de lujo del centro de Madrid. El que cuenta con las tarifas más caras en la actualidad es el Four Seasons, que en 2022 cobró una media de 934,9 euros por noche, lo que representó un 30% más que en 2021, y que en 2023 (las cuentas no están cerradas todavía) prevé alcanzar los 962 euros. En un segundo escalón, el segmento en donde competirá Evok en tarifas, se encuentran el hotel Thomson, propiedad de Hyatt; la reforma del hotel Ritz en la que se invirtieron 200 millones de euros, o el rebranding del Villa Magna a la marca Rosewood y su posterior venta al fondo de inversión Sancus.

El inmueble del gigante hotelero francés, que llevará la marca Brach, copia la arquitectura y el concepto de su homónimo en París, también diseñado por Philippe Stark, y está compuesto de 55 habitaciones, que se verán acompañadas por un servicio completo de wellness, el principal servicio que ofrecer al margen del alojamiento. El tercer activo de la marca Brach abrirá en Roma en 2026. La otra gran marca de Evok es Nolinski, con dos hoteles de lujo en París y Venecia.

En su plan de expansión, la firma francesa contará con el apoyo financiero de un nuevo accionista de referencia. Hace tan solo siete días el family office Famille C, perteneciente a la familia Courtin, anunció que había adquirido una participación de 130 millones euros en Evok, convirtiéndose en accionista de referencia.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_