_
_
_
_
_

Nestlé, Unilever, Danone y Pepsi echan el freno a las subidas de precios tras dos años de escalada

Las ventas de las multinacionales de gran consumo se resienten, mientras la marca blanca gana peso

Un cliente en un supermercado de Londres.
Un cliente en un supermercado de Londres.ANDY RAIN (EFE)
Cristina Galindo

Los grandes fabricantes de productos de gran consumo, desde alimentación a bebidas e higiene, han acometido en los dos últimos años considerables subidas de precios para trasladar al consumidor el incremento de sus costes y proteger sus márgenes. Pero las presiones inflacionistas tienden a remitir, los volúmenes de ventas han comenzado a resentirse mientras las marcas blancas ganan peso y el ritmo de los aumentos de precios ha comenzado a ralentizarse. Multinacionales como Nestlé, Danone, Unilever o Pepsi llevan meses moderando las subidas o prevén hacerlo durante 2024, una tendencia que anticipa una probable relajación generalizada de los precios en los supermercados a lo largo del año.

No es que los precios bajen, pero suben de forma más suave. “Las materias primas y los gastos operativos se van normalizando, con lo que veremos menos aumentos de precios fuera de los niveles normales de incrementos de entre el 2% y el 3%”, adelantó hace unos días el presidente y consejero delegado de Pepsico, Ramón Laguarta, en la presentación de los resultados anuales a los analistas. La compañía prevé un mayor equilibrio en los precios este año después de cerrar en el cuarto trimestre de 2023 con la primera caída de las ventas desde 2020: el volumen retrocedió un 6% tras un largo periodo de subida sistemática de precios. En enero, el grupo francés Carrefour anunció a sus clientes que dejaba de vender los productos de Pepsico (Lay’s, Doritos, Pepsi...) por el “incremento inaceptable de sus precios”.

En el conjunto de la industria de alimentación, los incrementos de precios comenzaron a mediados de 2021, alimentados por el encarecimiento de las materias primas y los costes del transporte, y se intensificaron tras la invasión de Ucrania por Rusia, en febrero de 2022. Así, hasta mediados de 2023, las alzas llegaron a los dos dígitos, con un impacto sin precedentes en los bolsillos de los consumidores, y se han ido relajando a finales del año pasado.

En el caso de Unilever, fabricante de marcas como Dove, Knorr, Rexona y Hellmans, las subidas comenzaron a moderarse a principios del año pasado, tras un 2022 con varias alzas consecutivas de dos dígitos (el máximo fue del 13,3% en el cuarto trimestre). En el conjunto de 2023, la empresa incrementó los precios un 7% de media, con una notable desaceleración del 2,8% en los últimos tres meses del año. El volumen de ventas del fabricante de los helados Magnum se vio resentido durante buena parte del periodo, aunque logró remontar dos décimas el año pasado (primera subida desde 2021) gracias a la moderación de los precios.

También ha subido precios Nestlé, el mayor fabricante de alimentos envasados de Europa. De media, el alza fue del 7,5% en 2023 con Europa al frente de los aumentos (10,6%). Los volúmenes de venta se resintieron el año pasado, con una caída del 0,3%. Los precios habían subido otro 8,2% en 2022 (las ventas en volumen resistieron con una alza del 0,1%), tras incrementarse un 2% en 2021. “La inflación sin precedentes de los últimos dos años ha incrementado la presión sobre muchos consumidores y ha tenido un impacto en la demanda de productos de alimentación y bebidas”, explicó a finales de febrero su consejero delegado, Mark Schneider, en un comunicado. “Los precios subirán mucho menos esté año que el pasado”, añadió en un encuentro con periodistas. “En 2024 vamos a priorizar el volumen”, según dijo el ejecutivo de la empresa fabricante de Nescafé, Nesquik, Chocapic o Aquarel.

Una tendencia que se extiende por la industria. Danone, grupo con marcas como Actimel, Activia y Alpro, subió los precios de media un 7% el año pasado (el volumen cayó un 0,4%), con una creciente desaceleración en la segunda mitad del ejercicio. En 2022 se incrementaron un 8,7%. En la presentación de resultados, el consejero delegado, Antoine de Saint-Affrique, indicó: “Norteamérica es el lugar en el que realizamos los primeros incrementos, y es donde vemos que la normalización es más rápida”. Y añadió que todos los mercados, incluidos los europeos, van a ir volviendo a la normalidad.

También presentó resultados anuales recientemente Coca-Cola, que parece ajena a la tendencia generalizada en el gran consumo de menores ventas y precios moderándose. En 2023 las ventas crecieron en volumen a pesar de una subida de precios media 10% y el volumen mejoró un 2%. Pero la moderación general de la inflación en todos los mercados apunta a una vuelta a subidas de precios más habituales a lo largo de 2024.

Avance de marcas propias

El avance de la marca blanca, que en algunos países de Europa, como España, Reino Unido o Suiza, supone ya la mitad de la cesta de la compra gracias a sus precios competitivos, también ha afectado a las marcas de fabricante. Es el caso de Kraft Heinz, que ha sufrido un retroceso en las ventas en el último año (un 5,5% menos en volumen) por la escalada de precios media del 8,9% que ha hecho que más consumidores opten por las marcas propias de la distribución. Por ejemplo, un bote de 460 gramos de kétchup de esta marca cuesta en la web española de supermercados Dia 3,99 euros, mientras un bote de 560 gramos de la marca propia de esta empresa de distribución sale por 1,21 euros.

Fabricantes como Mondelez, McCormick y Hershey también han publicado retrocesos de sus volúmenes de venta en los últimos resultados. Y empresas como Procter & Gamble (P&G) y General Mills, han señalado también en los informes del primer semestre fiscal, publicados en invierno pasado, una desaceleración en el incremento de los precios. Así, los precios de P&G crecieron un 7% en su primer trimestre (julio-septiembre) y un 4% en el segundo. En la misma línea está sucediendo con General Mills, cuyo consejero delegado, Jeff Harmening, indicó en diciembre que los consumidores siguen buscando buenos precios, “y esto está retrasando la recuperación de los volúmenes”, aunque muchos factores están evolucionando según lo previsto, entre ellos la vuelta a niveles de precios más contenidos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Cristina Galindo
Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_