_
_
_
_
_

El banco estadounidense NYCB se hunde un 25% en Bolsa al reformular cuentas y relevar al consejero delegado

La entidad admite deficiencias significativas en sus controles internos y rebajar el resultado 2.400 millones de dólares

El logo de New York Community Bancorp en una pantalla del parqué de la Bolsa de Nueva York.
El logo de New York Community Bancorp en una pantalla del parqué de la Bolsa de Nueva York.BRENDAN MCDERMID (REUTERS)
Miguel Jiménez

Nuevo sobresalto en New York Community Bank (NYCB). La entidad financiera se desploma un 25% en la Bolsa estadounidense después de admitir el jueves debilidades significativas en sus controles internos sobre los préstamos, reformular sus cuentas, retrasar su informe anual y relevar a su consejero delegado. El banco que absorbió el año pasado el negocio de Signature Bank en la crisis bancaria agrava su crisis tras unas semanas de aparente tregua. Sus sacudidas han encendido las alarmas sobre la exposición al crédito inmobiliario comercial.

La cotización de la entidad se hundió inmediatamente más de un 20% fuera del horario habitual de negociación después de comunicar las malas noticias a la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (la SEC, por sus siglas en inglés). Sin embargo, la debacle fue aún mayor tras la apertura de la sesión en Wall Street, con los títulos hundiéndose un 25%, lo que acumula una pérdida del 65% de su cotización desde comienzos de año.

La crisis del NYCB se desató el pasado 31 de enero cuando la entidad presentó sus cuentas del cuarto trimestre y del conjunto de 2023. En aquel momento, la entidad comunicó en realidad que sus beneficios anuales se habían disparado, desde los 617 millones de 2022, hasta los 2.341 millones de 2023. Sin embargo, esos resultados incluían una partida contable de unos 2.200 millones de dólares de fondo de comercio negativo por la compra de activos de Signature Bank, una de las entidades caídas en la crisis de hace un año. Una vez ajustados por esa y otras partidas, el beneficio neto de 2023 fue de 609 millones de dólares, un 4% menos que el año anterior. Además, en el último trimestre, el banco declaró unas pérdidas de 252 millones de dólares por el impacto de una mayor provisión para pérdidas crediticias por morosidad.

Ahora, la entidad anuncia un deterioro del fondo de comercio que implica una rebaja de 2.400 millones en los resultados trimestrales y anuales, según ha comunicado al supervisor. Es un apunte contable que no afecta al capital regulatorio ni implica salida de efectivo, pero que viene a reconocer que el valor contable de los fondos de comercio de operaciones históricas (2007 y anteriores) no se corresponde con el valor razonable al usar criterios de mercado.

La entidad también ha realizado un ajuste menor en relación con la adquisición de activos y pasivos de Signature Bank “en condiciones muy ventajosas”. A través de su filial Flagstar Bank, acordó asumir 38.000 millones de dólares de los activos de dicho banco, incluidos 25.000 millones en efectivo y unos 13.000 millones en préstamos, a la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC).

Deficiencias significativas

Además, como parte de la evaluación de los controles internos de la entidad por parte de la dirección, ha identificado “deficiencias significativas en los controles internos de la entidad relacionados con la revisión interna de los préstamos, derivadas de la ineficacia de las actividades de supervisión, evaluación de riesgos y control”, según ha comunicado. La evaluación no ha terminado y NYCB ha avisado al supervisor que no podrá registrar a tiempo su informe anual.

Tras detectarse las deficiencias en los controles y la necesidad del ajuste en las cuentas, Thomas Cangemi ha presentado su dimisión como presidente y consejero delegado. “Dicha decisión no fue el resultado, en todo o en parte, de ningún desacuerdo con la entidad sobre ningún asunto relacionado con las operaciones, políticas o prácticas de la entidad”, afirma el grupo. Cangemi sigue siendo miembro del consejo de administración.

NYCB ha decidido nombrar a Alessandro (Sandro) DiNello, de 69 años, que ya era presidente ejecutivo (executive chairman) para los cargos de presidente (president) y consejero delegado tanto del grupo como del banco Flagstar, nombramiento que se ha hecho efectivo este jueves. DiNello ocupaba el cargo de presidente no ejecutivo del consejo tras incorporarse a la entidad tras la finalización de la adquisición del banco Flagstar en diciembre de 2022. Anteriormente, fue presidente y consejero delegado de Flagstar Bank desde 2013.

Hace unas semanas, DiNello asumió ya funciones ejecutivas. Con su experiencia, trató de calmar a los inversores en una conferencia con analistas justo después de que Moody’s rebajase a la entidad la calificación a bono basura. La bajó de Baa3 a Ba2, dos escalones por debajo del grado de inversión, y además advirtió de que podía haber nuevos recortes si las condiciones se deterioraban.

Moody’s señalaba en su informe riesgos financieros y de gobernanza, incluidos los relativos a las funciones de riesgo y auditoría del banco y los hechos parecen darle la razón.

A raíz del estallido de la crisis de NYCB, un importante prestamista para los propietarios de pisos de Nueva York, los inversores en bancos regionales han estado en vilo, centrados en si los complejos residenciales multifamiliares pueden generar suficientes ingresos para mantener la financiación después de que Nueva York endureciera los controles de alquiler en 2019.

Aunque las torres de oficinas vacías también son motivo de preocupación para los accionistas del banco, la mayor exposición inmobiliaria del NYCB procede de unos 37.000 millones de dólares en préstamos para apartamentos, de los que casi la mitad están respaldados por complejos de alquiler regulado, informa Bloomberg.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_