_
_
_
_
_

Telefónica recorta un 63% la repatriación de fondos desde Latinoamérica, hasta mínimos históricos

El importe asciende a 247 millones. La teleco tuvo que acometer préstamos para las divisiones en el continente por 307 millones

Telefónica fondos Gráfico
Belén Trincado Aznar
Santiago Millán

Telefónica repatrió fondos desde sus filiales latinoamericanas durante 2023 por un importe de 247 millones de euros, un 63% menos que en el ejercicio previo. Es, además, el menor importe desde, al menos, 2011. Ya en 2022, la repatriación había descendido un 36%, hasta 652 millones de euros, lejos de los 1.087 millones registrados por esta vía en 2021. En el último año antes de la pandemia de la Covid, Telefónica repatrió 1.901 millones, mientras que el récord de repatriaciones se alcanzó mucho antes, en 2011, con 3.074 millones.

Durante el pasado 2023, según indica el grupo en su informe financiero anual, percibió un total de 544 millones de euros por el cobro de dividendos de estas filiales (652 millones en 2022), si bien tuvo que llevar a cabo préstamos para estas divisiones por un importe agregado de 307 millones de euros.

En los últimos años, Telefónica ha convertido a Brasil en uno de los principales generadores de caja, gracias a los generosos dividendos abonados por la división, aunque ha tenido que hacer frente a las recapitalizaciones de filiales como Telefónica del Perú, inmersa en una grave crisis financiera tras tener que afrontar la pérdida de un largo litigio con la hacienda local en 2022.

En cualquier caso, la repatriación de los fondos generados en Latinoamérica no necesarios para acometer nuevas oportunidades de desarrollo rentable del negocio en la región es una de las dos líneas estratégicas aplicadas por Telefónica para gestionar o mitigar el riesgo país, además de la propia gestión ordinaria de los negocios. La segunda línea de trabajo, que se ha acelerado durante los últimos años con el agravamiento de las crisis financieras, es la compensación parcial de los activos con pasivos, no garantizados por la matriz, en las compañías latinoamericanas del grupo, de modo que una eventual pérdida de los activos fuera acompañada de una reducción de los pasivos.

En este sentido, a 31 de diciembre de 2023, las compañías latinoamericanas de Telefónica tenían un volumen de deuda financiera neta (no garantizada por la matriz) de 2.420 millones de euros, un 8,8% sobre la deuda financiera neta del grupo, que a final de año ascendía a 27.349 millones, un 2,5% más que a final de 2022. En global, esta cifra crece debido al aumento de la participación en Telefónica Deutschland derivada de la opa y la reversión del efecto temporal de bonos híbridos en septiembre de 2023.

A final de 2022, las filiales latinoamericanas de la operadora tenían un volumen de deuda financiera neta, no garantizada por la matriz, de 2.462 millones de euros, un 9,2% sobre el total del grupo. No obstante, en algunos países, como Venezuela, existe una posición neta de caja, en lugar de un pasivo neto. La posición monetaria del grupo en el país sudamericano a final de 2023 era una posición activa neta por importe de 19.900 millones de bolívares digitales equivalentes a 113 millones de euros. En 2022 era de 4.206 millones de bolívares digitales, equivalentes a 87 millones de euros.

Tipos de cambio

Con respecto al riesgo de los tipos de cambio, el objetivo fundamental de esta gestión es que, en el caso de depreciación en las divisas frente al euro, cualquier pérdida potencial en el valor del beneficio bruto generado por los negocios en esas divisas se compense, al menos parcialmente, con los ahorros por menor valor en euros de la deuda en divisas. A 31 de diciembre de 2023, la deuda financiera neta en divisas latinoamericanas era equivalente a 6.535 millones de euros, un 2,3% más que en 2022.

La compañía indica que este objetivo también se refleja en la disminución de la sensibilidad de la ratio de deuda financiera frente a variaciones del tipo de cambio, para protección de la solvencia del grupo. La operadora también recurre en ocasiones al endeudamiento en dólares, para cubrir el componente euro-dólar intermedio en la relación euro-divisas latinoamericanas, tanto en España como en los propios países con mercado de financiación o de coberturas en divisa local inadecuado o inexistente. A la conclusión de 2023, la deuda financiera neta en dólares de Telefónica para cubrir dicho componente ascendía al equivalente de 657 millones de euros de posición activa, un 32% menos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Santiago Millán
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_