_
_
_
_
_

Telefónica gana un juicio a Millicom por cancelar la compra de la filial de Costa Rica por 500 millones

La operadora española obtiene un triunfo judicial en Nueva York en un litigio que se inició en 2020. La indemnización podría rondar los 130 millones de euros

Santiago Millán Alonso
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.Juan Lázaro

Primer triunfo judicial de Telefónica frente a Millicom en su largo litigio por la paralización de la venta de su filial en Costa Rica en 2020, valorada en 570 millones de dólares (503 millones de euros en aquella época), pese a que ya se cumplían las condiciones y se habían recibido todos los permisos. La decisión de Millicom provocó un fuerte enfado en la cúpula de la teleco española, que decidió recurrir a los tribunales de EE UU.

Así, un juez de la Corte Suprema de Nueva York ha dictaminado que Telefónica tiene derecho a una indemnización por daños y perjuicios en la demanda que inició contra Millicom International, tras acusar a esta operadora de telefonía móvil de incumplir un acuerdo para comprar Telefónica Costa Rica.

El juez de esta corte, Andrew Borrok, emitió una orden el pasado martes indicando que, según las condiciones de cierre acordadas del acuerdo, la transacción entre las partes ya estaba cerrada cuando Millicom intentó retirarse en 2020 después de que el precio de sus acciones se desplomara en Bolsa por la crisis generada por la pandemia del Covid-19.

Se calcula que la indemnización, incluidos los intereses, podría rondar los 140 millones de dólares (unos 130 millones de euros). Millicom, no obstante, tiene la opción de recurrir esta sentencia.

Fuentes de Telefónica no han querido hacer comentarios.

Según la orden del juez, Millicom argumentó que una de las condiciones para el cierre del acuerdo era la recepción de un aval por parte de la Contraloría General de Costa Rica. Sin embargo, ese respaldo nunca llegó a concretarse y, por lo tanto, según Millicom, no incumplió el contrato. Sin embargo, el juez señaló que el argumento de Millicom es simplemente una posición de litigio y nada más. El juez añade que en el acuerdo de compra de la filial de Costa Rica no se menciona ningún aval.

El proceso se inició en febrero de 2019, Telefónica y Millicom firmaron un acuerdo para la compraventa de la totalidad del capital social de Telefónica de Costa Rica. La transacción estaba incluida en una operación más amplia que incluía otras filiales en Centroamérica, con las que el grupo español buscaba reducir deuda, en un momento de fuerte presión de los mercados.

Sin embargo, en marzo de 2020, pese a haber recibido las distintas autorizaciones regulatorias y completadas todas las condiciones fijadas, Millicom decidió no proceder al cierre de la transacción, con el argumento de que la citada autoridad administrativa costarricense competente no había emitido la autorización correspondiente. El movimiento de Millicom coincidía con el inicio de las fuertes restricciones provocadas por la pandemia del Covid-19, que generó una fuerte crisis en los mercados financieros.

Dos meses después, en mayo de 2020, Telefónica presentó una demanda contra Millicom ante la Corte Suprema de Nueva York, considerando que esta compañía había incumplido los términos y condiciones establecidos en el contrato de compraventa. La compañía que preside José María Álvarez-Pallete exigía el cumplimiento de las disposiciones del acuerdo y el resarcimiento de todos los daños y perjuicios que este incumplimiento injustificado pudiera causar a la propia empresa.

El 29 de junio de 2020, Millicom presentó una Moción de Desestimación, la cual fue respondida por Telefónica el 8 de julio de 2020. El 3 de agosto de ese año, la operadora española presentó una modificación sobre la demanda eliminando el requisito de cumplir con lo establecido en el contrato de compraventa y solicitando únicamente la indemnización de todos los daños y perjuicios que el incumplimiento injustificado de este pudiera ocasionar a Telefónica.

En su último informe financiero anual registrado, de 2022, Telefónica señaló que el 5 de enero de 2021 la Moción de Desestimación presentada por Millicom en junio de 2020 había sido desestimada por la Corte Suprema de Nueva York.

A su vez, Millicom afirmó en su última memoria anual que la demanda de Telefónica busca, entre otras cuestiones, una declaración de sus derechos, daños y perjuicios, además de costes y honorarios no especificados. “Creemos que la denuncia no tiene fundamento y que nuestra posición finalmente ser respaldada en el proceso judicial”, dijo la empresa.

En cualquier caso, en paralelo con las demandas, en el verano de 2020, Telefónica cerró un acuerdo con Liberty Latin America para la venta de la filial de Costa Rica.

En términos de operaciones, Telefónica y la propia Millicom han mantenido relaciones en otros ámbitos. Ambos grupos establecieron el pasado año una alianza en Colombia para compartir redes.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Santiago Millán Alonso
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_