Telefónica demanda a Millicom por no cerrar la compra de la filial de Costa Rica

La denuncia se ha presentado en Nueva York

El precio de la operación es de 503 millones de euros

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica ha notificado hoy a Millicom International Cellular que va a interponer las correspondientes acciones legales ante los Tribunales del Estado de Nueva York (EE UU), en defensa de sus derechos, para exigir el cumplimiento de lo pactado en el acuerdo para la compra venta de Telefónica Costa Rica. La operación se encuadraba en la estrategia de la teleco para reducir deuda.

En un hecho relevante remitido a la CNMV, la teleco explica que la demanda será interpuesta tan pronto como dichos Tribunales permitan el inicio de nuevas acciones que no sean de emergencia. A este respecto, Telefónica informa que una vez obtenidas las pertinentes autorizaciones regulatorias y completadas todas las restantes condiciones establecidas en el referido acuerdo para la ejecución de dicha compraventa, solicitó formalmente a Millicom International Cellular llevar a cabo la ejecución del contrato y el cierre de la transacción, habiendo manifestado dicha sociedad su decisión negativa a proceder con el cierre.

Según Telefónica, esta decisión constituye un incumplimiento de los términos y condiciones establecidos en el referido contrato. En dichas acciones legales, Telefónica exige el cumplimiento de lo pactado en el mencionado acuerdo, y el resarcimiento de todos los daños y perjuicios que este incumplimiento injustificado pudiera ocasionar a la compañía.

La operadora recuerda que el precio acordado para su venta fue de 570 millones de dólares (sujeto a ajustes), aproximadamente 503 millones de euros al tipo de cambio aplicable a la fecha del acuerdo.

Según fuentes del mercado, Millicom justifica su decisión en que no ha recibido todavía el visto bueno de la Contraloría de Costa Rica. No obstante, estas fuentes indican que el dictamen de este organismo apenas supone un refrendo, sin tener capacidad de decisión sobre la transacción. En su opinión, Millicom ha frenado la operación porque estaría tratando de evitar salida de caja en un momento complicado como el actual por la crisis económica y financiera derivada del contagio del coronavirus Covid-19. 

En este sentido, Millicom, que opera en distintos países de Latinoamérica bajo la marca Tigo, acumula este año una caída en Wall Street superior al 42%. Millicom, además, era uno de los candidados a la posible adquisición de activos de Telefónica en la región, agrupados ahora en la nueva división Hispam.

La transacción acumula ya una larga trayectoria. En febrero de 2019, Telefónica alcanzó un acuerdo con Millicom International Cellular para la venta de la totalidad del capital social de su filial de Costa Rica, así como de la participación de Telefónica, un 60% (el 40% estaba en manos de Corporación Multi Inversiones) de las divisiones en Panamá y Nicaragua. La operación se encuadraba en la estrategia de Telefónica de venta de activos no estratégicos para reducir deuda. "Esta operación se enmarca dentro de la política de gestión de cartera de activos del grupo Telefónica, basada en una estrategia de creación de valor, optimización del retorno sobre el capital y posicionamiento estratégico. Asimismo, complementa el objetivo de reducción de deuda y fortalecimiento de balance por la vía orgánica", dijo el grupo español.

El importe agregado de la transacción (enterprise value) para dichas compañías rondaba entonces los 1.455 millones de euros al tipo de cambio de aquel momento, correspondiendo 503 millones de euros a Telefónica Costa Rica, 573 millones de euros a Telefónica Panamá y 379 millones de euros a Telefónica Nicaragua.

Según ha señalado ahora Telefónica, la filial de Costa Rica ha continuado durante este periodo teniendo un desempeño muy positivo; ascendiendo sus ingresos operativos hasta 235 millones de euros en 2019 (+7,0% interanual orgánico) y el OIBDA hasta 88 millones de euros (+21,3% interanual orgánico) apalancado en el "excelente desempeño comercial", que ha permitido que los accesos totales asciendan a 2,3 millones, incrementándose un 5% interanual (+33% en el caso de los accesos de contrato.

Millicom asegura que se defenderá

En un comunicado posterior, Millicom aseguró que “se defenderá de forma vigorosa ante cualquier acción iniciada por Telefónica en esta cuestión”.

La compañía señaló que en el caso de que las aprobaciones regulatorias pendientes para la transacción no se produzcan antes de este viernes 1 de mayo, tiene intención de dar por concluido el acuerdo en los términos establecidos.

Según Millicom, el acuerdo establecido estaba sujeto a una serie de aprobaciones regulatorias, de las cuales algunas no se han recibido. Y añadió que el pacto con Telefónica establece como fecha límite el 1 de mayo de 2020, después del cual, cualquiera de las partes puede dar por terminado el acuerdo.

Normas
Entra en El País para participar