_
_
_
_
_

Reconquistar las ciudades a bordo de la nueva movilidad

La Fundación Cabfy arranca con proyectos de reforestación en España y Latinoamérica y este año se centrará en actuaciones sobre los medios urbanos

Voluntarias de la Fundación Cabify participan en una actividad de la organización.
Voluntarias de la Fundación Cabify participan en una actividad de la organización.

El espacio urbano, que con el tiempo fue configurando sus infraestructuras en beneficio de los coches, reclama ahora un giro a ese modelo de ciudad, con el fin de recuperar su ámbito para los viandantes. Se trata de reconquistar la ciudad con más espacios públicos y zonas peatonales y menos vehículos privados, porque la movilidad dentro de las áreas urbanas afecta tanto a la calidad de vida como al medio ambiente y a la economía. Junto a la columna vertebral que ha de ser un transporte público eficiente empiezan a consolidarse alternativas de transporte como el uso de vehículos compartidos, con coches, motos, bicicletas o patinetes. A afianzar este nuevo modelo quiere contribuir la compañía española de multimovilidad Cabify con la creación de la Fundación Cabify, la primera de una empresa ligada a este sector.

Con Fundación Cabify, la empresa busca reforzar su compromiso medioambiental, social y tecnológico, para tener impacto más allá de la movilidad. De tal manera que mientras Cabify explora mejorar la movilidad en las ciudades mediante diferentes modos de transporte sostenibles, la Fundación Cabify trata de impulsar el cambio en los espacios urbanos, mejorar la forma de habitar las ciudades y proteger el entorno.

Así, la fundación centrará su actividad en proteger zonas de especial valor medioambiental dentro y fuera de los espacios urbanos para, de esta manera, indirectamente, proteger la salud de sus habitantes y la de las ciudades. También promoverá la renovación de espacios comunes para impulsar la vida y las relaciones en las ciudades creando entornos de cercanía.

David Pérez, vicepresidente sénior de stakeholders relations de Cabify y patrono de la Fundación Cabify, señala el año 2018 como el de la formalización del propósito de la compañía, “desarrollando planes bastante potentes que nos posicionaban como punta de lanza dentro de la industria”, asegura. “Fuimos los primeros en esa época en realizar compensaciones de la huella de carbono de todos los trayectos de Cabify en los países donde operamos. Y nos pusimos unas metas, en 2025 Europa, y en 2030 en Latinoamérica para ser cero emisiones. Junto a esas metas, también acelerar en la electrificación y otros modelos más sostenibles para moverse, sin dejar a nadie fuera”.

Con este propósito de ciudad nació hace tres años la Fundación Cabify. “Lo que pretende la fundación es ver cómo somos capaces de tener un poco más de impacto, tanto en ciudad como en proyectos ambientales, sin necesidad de estar pensándolo con criterios puramente empresariales”, indica Pérez.

Bosques Cabify

Y ya el año pasado se pusieron en marcha las primeras iniciativas de la fundación, con los denominados bosques Cabify, la recuperación de áreas forestales en países en los que está presente: España, México, Colombia, Perú, Argentina, Chile y Uruguay. En España está actuando en colaboración con las fundaciones Tierra Pura y CO2 Revolution con una iniciativa de restauración forestal bajo estándares internacionales. Se trata de reforestar una superficie aproximada de 210 hectáreas en los términos municipales de Cerdedo-Cotobade (Pontevedra) y Avión (Ourense), con la plantación de unos 231.000 ejemplares arbóreos de especies autóctonas. La duración prevista es de 35 años durante los cuales se procederá a la emisión de bonos de compensación generados por la restauración y reforestación de los terrenos.

Para este año se quiere dar un paso más con la intervención dentro de ciudades. “Lo que estamos proponiendo es cómo podemos cambiar espacios infrautilizados en las ciudades. Imagínate un parking con poco uso, o una zona que la municipalidad de la ciudad no ha tocado e intervenimos en ellos. Y de la mano de la Administración, hacemos una cancha de baloncesto, un parque infantil... cosas similares”, ilustra el patrono de la fundación. “La intención de estos proyectos va muy en la línea de lo que queremos, que es pensar en ciudades con más espacios para el ciudadano, con menos espacios para coches aparcados y tan pensado en el vehículo”, remarca.

Además, la Fundación Cabify pretende impulsar espacios de colaboración y reflexión sobre las prioridades de las ciudades con los distintos actores de la sociedad, incluyendo Administraciones públicas, asociaciones ciudadanas y tercer sector. “Aquí nos aprovechamos mucho de lo que ya tenemos avanzado como empresa, cuando uno tiene la sensación de estar transformando una parte de la industria. Para nosotros, estar en lugares donde se habla de transformación de la mano de organizaciones y de la Administración es casi nuestro día a día. Entendemos que esto es una especie de laboratorio continuo de ideas donde probamos y testamos cosas”, comenta el representante de Cabify.

“Acabamos de nacer, pero me gusta entender que es una línea que va de menos a más. Y que, si sumamos clientes corporativos nuestros, cierta inversión de entidades que entiendan que esto está enganchado con su propósito, yo creo que puede ir funcionando”, destaca David Pérez.

Zona donde Fundación Cabify actuará en Galicia, junto a Tierra Pura y CO2 Revolution.
Zona donde Fundación Cabify actuará en Galicia, junto a Tierra Pura y CO2 Revolution.

Una apuesta por las alternativas en el transporte

Multimovilidad. Uno de los propósitos de Cabify es convertirse en una app de multimovilidad: “Cómo soy capaz de ofrecerle al ciudadano de una ciudad como, por ejemplo, Barcelona la posibilidad de tener varias opciones para moverse”, explica David Pérez, vicepresidente sénior de Cabify. “En este trayecto, hemos probado de todo. Actualmente, tenemos taxis, VTC, motos eléctricas y coches compartidos –­con la aplicación de Cabify puedes coger también un Wible, un coche para que alquiles todos los días o unas horas–. Y luego hemos ido y venido con alternativas de movilidad. Hemos probado bicicletas, pero no funcionaron, y hemos probado patinetes, a los que les queda mucho recorrido todavía por el tema de regulación, por lo que hemos tomado la decisión de hasta que no esté bien regulado y bien orientado, dar un paso para atrás y lo que teníamos retirarlo”, continúa Pérez. 

Avanzar. Ahora la compañía se propone avanzar en la propuesta de la multimodalidad. “Vamos a seguir avanzando alternativas. Donde entendemos que desde una aplicación como Cabify puedes enganchar con transporte público que debe ser evidentemente la columna vertebral de movilidad en cualquier ciudad. Y que puedes dar alternativas al ciudadano, hasta de caminar. Es primavera en Madrid, me estás diciendo que te lleve a 600 m. Yo te recomiendo que camines estos 7 minutos, no cojas un coche, no merece la pena”, ilustra Pérez. 

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Rafael Durán
Lleva más de una década a cargo de los temas de sostenibilidad en la sección de Buen Gobierno, tarea que compagina con la edición de CincoDías. Aterrizó en el periódico en el año 2000 y pasó una temporada en la sección de Opinión. Antes, en El Siglo de Europa y El Nuevo Lunes. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.

Archivado En

_
_