_
_
_
_
_

La inversión en capital riesgo cae a mínimos de cinco años con más de 6.000 millones de euros

El sector mantiene 7.200 millones en capital disponible para invertir con el que espera reactivar el mercado este año

Imagen de la Bolsa de Madrid.
Imagen de la Bolsa de Madrid.Ana Bornay Naranjo (EFE)

El capital riesgo cerró en 2023 su peor año de los últimos cinco ejercicios. La inversión del sector fue de 6.111 millones, un 34% menos que los más de 9.000 millones del año anterior, según los datos publicados por SpainCap, la patronal del sector. La cifra es la más baja desde 2018, que fue de 6.013 millones y fue ligeramente inferior a los 6.200 millones de 2020, un año atravesado por el Covid-19.

La caída en la actividad fue debido al parón de los grandes fondos. La inversión en operaciones de entre 50 y 100 millones se desplomó un 90% y la de transacciones de más de 100 millones cayó un 23%. Los grandes fondos internacionales supusieron el 80% de la inversión del sector. Aportaron 4.700 millones, un 23% menos que los 7.400 millones del año anterior. Las mayores operaciones fueron la toma de IVI por KKR o de la filial de servicios de FCC por CPPI. También destacaron adquisiciones como la de Amara por Cinven, SNFL por EQT o Windar por Bridgepoint.

El número de operaciones, en cambio, se resintió menos, un 26%. Las transacciones de menor cuantía mantuvieron el ritmo tanto en número como en volumen. Esto apunta a que los fondos españoles, que se orientan a compañías de un tamaño menor, mantuvieron el ritmo inversor en el ejercicio. El venture capital registró un descenso más acusado, del 56%, debido a la ausencia de las grandes rondas de financiación registradas en 2022 y 2021, lo que le hizo volver a las cifras de los años anteriores.

Los fondos españoles vivieron un año excepcional en la captación de fondos, que con 2.600 millones iguala el récord del año anterior. La cifra está respaldada por las convocatorias públicas para inyectar dinero al sector, como muestra la última convocatoria del Fond-ICO Global, que regará el sector con 900 millones. Esto contrasta con las complicaciones de muchos fondos por levantar sus vehículos, ante las alzas de los tipos de interés y las salidas de dinero en camino de otros tipos de activos, con rentabilidad más moderadas durante los años de los tipos cero.

Todo esto provoca que el capital disponible para invertir (el conocido en la jerga como drypowder) marque su nivel máx alto de la última década, con 7.200 millones de euros. Esto es una de las herramientas con las que el lobby espera que la actividad se recupere en 2024. El presidente de SpainCap, Oriol Pinya, apuntó a que observan una mayor actividad de asesores y mandatos de ventas que pueden cristalizar en mayor inversión en el sector. También señaló que el mercado necesita desinvertir

Este área precisamente registró 796 millones, su nivel más bajo en los últimos diez años y un 60% menos que la del año anterior. Además, la cifra de pérdidas asumidas por el sector se ha disparado hasta los 300 millones, la cifra más alta desde 2015. Esto se explica por las pérdidas acumuladas en compañías como Pronovias o Telepizza, donde sus accionistas —fondos de capital riesgo como BC Partners, KKR, Artá o Torreal— perdieron sus títulos en favor de los acreedores, que se hicieron con la empresa en sendos procesos de reestructuración.



Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Álvaro Bayón
Redactor de la sección de empresas especializado en operaciones corporativas, banca de inversión y capital riesgo. Graduado en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Periodismo UAM-El País, ha desarrollado toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde 2016.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_